ICAAC 2010: Efectos de la terapia contra el VHC en personas coinfectadas que no logran una respuesta virológica sostenida

Juanse Hernández
Ver otras noticias

La respuesta al final del tratamiento reduce la tasa de fracaso hepático y mortalidad incluso en pacientes en los que el virus hepático vuelve a ser detectable

Según un estudio español, cuyos resultados fueron presentados en la 50 Conferencia Interciencias sobre Agentes Antimicrobianos y Quimioterapia [ICAAC, en sus siglas en inglés], las personas coinfectadas por el VIH y el virus de la hepatitis C (VHC) que consiguen responder a la medicación con interferón pegilado y ribavirina justo al final del tratamiento tienen un riesgo más reducido de desarrollar descompensación hepática y muerte asociada al hígado, incluso si no alcanzan una respuesta virológica sostenida (RVS) a la terapia.

Los resultados de investigaciones previas han mostrado que, en el contexto de la coinfección por VIH y VHC, obtener una RVS, es decir, que el virus hepático no sea detectable en sangre seis meses después de completar el tratamiento -lo que se considera una curación-, reduce las complicaciones relacionadas con el hígado, como por ejemplo, el riesgo de descompensación hepática o de muerte. Sin embargo, hasta la fecha, no se conocían demasiado bien los efectos del tratamiento contra el VHC en los pacientes coinfectados que consiguen responder a la terapia justo al terminarla -lo que se conoce como respuesta de fin de tratamiento [RFT]-, pero que no lograban mantener esa respuesta durante 24 semanas, alcanzando así la respuesta virológica sostenida.

Con el fin de examinar el impacto de conseguir una RFT sobre los resultados hepáticos en personas coinfectadas que no obtuvieron una respuesta virológica sostenida al tratamiento, los investigadores de la cohorte 3603 del Grupo de Estudio del Sida (GESIDA) analizaron a 1.428 pacientes coinfectados que habían recibido tratamiento anti-VHC en nueve centros hospitalarios españoles. La observación se inició justo en el momento en que los participantes finalizaron el tratamiento con interferón pegilado y ribavirina, y se prolongó hasta la última visita del seguimiento clínico o hasta la muerte del paciente. La mediana de seguimiento fue, aproximadamente, de cuatro años.

Entre los 1.428 participantes coinfectados incluidos en el análisis, 697 (48,9%) eran no respondedores (mediana de 49 meses de seguimiento); 211 (14,8%) consiguieron una RFT, pero no una RVS (mediana de 47 meses de seguimiento); y 520 (36,4%) obtuvieron una RVS al tratamiento contra el VHC (mediana de 47 meses de seguimiento).

De acuerdo con los investigadores, los pacientes con una RFT y aquéllos con una RVS tuvieron un riesgo similar de muerte asociada al hígado, que fue significativamente más bajo que el observado en las personas no respondedoras: una muerte en pacientes con RFT (0,5%); 2 muertes en pacientes con RVS (0,4%), y 35 muertes en los no respondedores (5,0%).  

En comparación con las personas que lograron una respuesta virológica sostenida, las que alcanzaron sólo respuesta al final del tratamiento tuvieron una tasa significativamente mayor de descompensación hepática, aunque dicho porcentaje fue más bajo, desde el punto de vista significativo, que el apreciado en los participantes que no consiguieron responder al tratamiento: 2 casos en pacientes con RVS (0,4%); 9 casos en pacientes con RFT (4,3%), y 35 casos en los no respondedores (11,0%).

En un análisis multivariable, tras ajustar los resultados en función de la edad, el sexo, la práctica de riesgo, el estadio de la infección por VIH, el recuento nadir de CD4, el genotipo y la carga viral del VHC, así como el estadio de fibrosis, los investigadores hallaron que tanto la respuesta al final del tratamiento como la respuesta virológica sostenida se asociaron de forma significativa con una disminución del riesgo de complicaciones hepáticas, entre las cuales se incluyen: descompensación, cáncer, trasplante y muerte (con RFT, cociente de riesgo ajustado: 0,4 respecto a los no respondedores; y con RVS, cociente de riesgo ajustado: 0,8 respecto a los no respondedores).

Los autores concluyen que en su estudio, aunque los mejores resultados se hallaron en personas coinfectadas que alcanzaron una respuesta virológica sostenida a la terapia contra el VHC, obtener sólo una respuesta al final del tratamiento se asoció con una tasa inferior de descompensación y muerte que la observada en aquellos pacientes que no lograron responder a la terapia.

Fuente: Hivandhepatitis.com.
Referencia: Berenguer J, Álvarez Pellicer J, Miralles P, et al. (Gesida 3603 Cohort Study Group). Clinical Consequences of Achieving End of Treatment Response (ETR) but not Sustained Virologic Response (SVR) to Interferon Plus Ribavirin (IF-RB) in HIV/HCV-Coinfected Patients. 50th Interscience Conference on Antimicrobial Agents and Chemotherapy (ICAAC 2010). Boston, September 12-15, 2010.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD