Diferencias en los niveles de algunos antirretrovirales en función del género

Francesc Martínez
Ver otras noticias

En algunos casos, estas podrían ser favorables a las mujeres

Un estudio presentado en el I Taller Internacional sobre VIH y Mujeres, celebrado entre el 10 y el 11 de este mes en Washington DC (EE UU), sugiere que las mujeres podrían obtener concentraciones más adecuadas que los hombres de, al menos, dos fármacos antirretrovirales de amplio uso.

Diversos ensayos han mostrado que, en ocasiones, las mujeres presentan una incidencia de efectos adversos superior a la de los hombres. Así, se ha señalado que este hecho puede ser debido a la diferente constitución física femenina, con menor peso y otros niveles hormonales, lo cual podría afectar al procesado de los antirretrovirales y comportar mayores niveles de estos fármacos en sangre.

Para esclarecer las diferencias de género en cuanto a la farmacocinética de los antirretrovirales, un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto monitorizó los niveles de cuatro antirretrovirales en 18 mujeres con VIH durante tres semanas, en las cuales se midieron las concentraciones de fármacos cada semana. Los cuatro fármacos seleccionados fueron: nevirapina (Viramune®), efavirenz (Sustiva®, también en Atripla®), atazanavir (Reyataz®) y lopinavir/ritonavir (Kaletra®). En algunas participantes, atazanavir fue potenciado con ritonavir (Norvir®).

Los autores del estudio hallaron que, en el caso de nevirapina y de lopinavir/ritonavir, la concentración mínima (Cmin) media en mujeres era significativamente superior a la de la población general (en un 62% y un 23%, de forma respectiva). En cambio, con efavirenz, atazanavir o atazanavir/ritonavir, la Cmin media en las mujeres era inferior a la de la población general (en los tres casos en un 5%, sin alcanzar valores significativos).

La principal preocupación respecto a los niveles de los fármacos en sangre es que se muevan en el conocido como margen terapéutico, de manera que no se alcancen concentraciones excesivas -que podrían incrementar la aparición de efectos adversos- o menores de las deseadas -que reducirían la eficacia del fármaco y podrían desencadenar un fracaso virológico-. Los investigadores indicaron que, dadas las concentraciones observadas en el presente estudio, los niveles más elevados de Cmin encontrados en las participantes podrían ser ventajosos.

Por otro lado, el estudio también mostró que las concentraciones máximas (Cmax) apreciadas en mujeres con los cuatro fármacos eran inferiores a las de la población general, lo que podría conllevar una menor incidencia de efectos adversos, si bien las diferencias solo alcanzaron valores significativos en el caso de atazanavir/ritonavir (p <0,001).

No obstante, los autores apuntaron que la interpretación de los resultados del presente ensayo debe realizarse con precaución, ya que, aparte del reducido tamaño de la muestra, el estudio no incluyó a hombres y basó las comparaciones en resultados de otros estudios.

Fuente: Aidsmeds / NATAP.
Referencia: Loutfy M, la Porte C, Walmsley S, et al. Antiretroviral pharmacokinetics in HIV-positive women with full virologic suppression on current regimens. 1st International Workshop on HIV and Women. January 10-11, 2011. Washington, DC. Abstract O_22.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD