CROI 2024: Nuevos datos sobre el uso de anticuerpos ampliamente neutralizantes para controlar la infección por el VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

La estrategia logra el control a largo plazo en un tercio de los participantes al utilizar tres anticuerpos diferentes, pero resultados más modestos al seguir otras estrategias

En el marco de la 31 Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2024), que está siendo celebrada en Denver (EE UU), se han presentado en una sesión los últimos datos relativos al uso en personas con el VIH de anticuerpos ampliamente neutralizantes, con resultados prometedores. Dicha estrategia de combinar este tipo de anticuerpos ya había sido utilizada previamente en estudios preclínicos (véase La Noticia del Día 01/02/2017) e incluso en humanos (véase La Noticia del Día 18/07/2023).

El primero de los estudios utilizó 3 anticuerpos que se unen a partes distintas de la proteína gp120 de la cubierta del VIH: PGDM1400, PGT121 y VRC07-523.

Los 12 participantes vivían con el VIH, tomaban tratamiento antirretroviral y tenían carga viral indetectable. Todos ellos interrumpieron el tratamiento antirretroviral al iniciar el estudio y recibieron inyecciones intravenosas de los 3 anticuerpos cada cuatro semanas hasta la semana 20. Tras dicho periodo se inició un seguimiento de 20 semanas de seguimiento sin tratamiento. Durante todo el estudio, de producirse un rebote virológico, se volvía a iniciar el tratamiento antirretroviral.

Las semividas en sangre de los anticuerpos indicaron que el régimen era suficiente para el control del virus siempre y cuando no se desarrollaran resistencias.

Dos de los participantes experimentaron un rápido rebote virológico (en las semanas 4 y 8, respectivamente). Ambos tenían mutaciones de alta resistencia preexistentes a 2 de los anticuerpos utilizados. En otras 5 personas también se produjo rebote virológico, pero mucho después y ello se vinculo mayoritariamente a niveles de resistencia moderados.

En las 5 personas restantes, la supresión virológica se mantuvo durante las 20 semanas de seguimiento publicadas en la presente conferencia. En una de estas personas se detectaron mutaciones de resistencia a los 3 anticuerpos. Curiosamente se observó que los niveles de anticuerpos al final del seguimiento eran cercanos a 0. Por ello, no se puede descartar algún otro efecto inmunológico o virológico diferente a su mecanismo de acción conocido vinculado a los anticuerpos utilizados.

En este sentido, se observó que las respuestas inmunitarias hacia la proteína Gag y la proteína Env del VIH eran más potentes en quienes habían obtenido mejores resultados con los anticuerpos. También se observó que en los que obtuvieron un rebote virológico más tardío los anticuerpos indujeron una respuesta basada en  células T de memoria memoria central (más duradera y similar a las respuestas a vacunas), mientras que en quienes experimentaron un rápido rebote virológico se potenciaron las respuestas de células T de memoria efectora (con auge y caída más rápidos). 

Otros dos estudios presentados en la presente CROI evaluaron el uso de anticuerpos ampliamente neutralizantes. El primero de ellos se centró en el uso de un único anticuerpo, pero que teóricamente era activo frente a 3 partes de la cubierta VIH. A pesar de ser teóricamente prometedor, los resultados fueron inesperadamente de muy poca eficacia, con descensos de solo 0,38log copias/mL.

El último estudio, conocido como BANNER, utilizó una dosis de un único anticuerpo ampliamente neutralizante, N6LS, que indujo descensos de hasta 1,5log copias/mL hacia el día 9 tras su administración. Sin embargo, dicho descenso fue efímero y la carga viral volvió a aumentar rápidamente.

En las preguntas del público de la sesión se criticaron los diseños de los estudios por el poco cribado de mutaciones de resistencia preexistentes, probablemente por ser pruebas caras, lo cual podría conllevar problemas éticos. Otra crítica vertida fue que su condición de fármacos de administración intravenosa y conservación en frío podrían dificultar un uso extenso en las regiones con mayores tasas de prevalencia de la infección por el VIH.

En todo caso, los presentes resultados evidencian que aún estamos muy lejos de que los anticuerpos ampliamente neutralizantes como estrategia terapéutica rutinaria frente al VIH. En todo caso, la combinación de tres anticuerpos logró buenos resultados en un tercio de los participantes y debería seguir siendo estudiada en futuros estudios.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt).

Referencias: Juelg B et al. Therapeutic efficacy of a triple combination of HIV-1 broadly neutralizing antibodies. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, Denver, abstract 121, 2024.

Tsibris A et al. A first in-human study of the trispecific HIV-1 broadly neutralising antibody, SAR441236. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, Denver, abstract 118, 2024.

Leone P et al. (Presenter Losos J) VH3810109 (N6LS) in adults with HIV-1 who are ART-naïve: phase IIa BANNER efficacy data. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, Denver, abstract 117, 2024.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD