La decoformulación de un régimen antirretroviral completo a un régimen de múltiples comprimidos no siempre se traduce en un ahorro para el sistema sanitario

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Dos estudios apuntan a que dicha estrategia encaminada al ahorro con el uso de versiones genéricas de medicamentos antirretrovirales funciona si se implementa de forma voluntaria y fracasa si se impone de forma obligatoria

La decoformulación de un régimen antirretroviral completo en un único comprimido a dosis fijas a un régimen de varios comprimidos diarios para abaratar costes incluyendo versiones genéricas es una estrategia bien aceptada por las personas con el VIH si se hace de forma voluntaria. Sin embargo, dos estudios neerlandeses han concluido que hacerlo de forma obligatoria no tiene la misma aceptación y, paradójicamente, acaba repercutiendo en mayores gastos para el sistema sanitario. Los resultados de estos estudios han sido publicados en las revistas HIV Medicine y AIDS.

En los últimos 15 años, en el contexto del desarrollo de los fármacos antirretrovirales, las compañías farmacéuticas han priorizado las coformulaciones a dosis fijas en un único comprimido de una toma diaria (también conocidas como STR por sus siglas en inglés single treatment regimen). Se trata de una estrategia que potencia la adherencia al tratamiento antirretroviral y la comodidad para las personas con el VIH, quienes tienen que tomar un tratamiento de forma crónica. Sin embargo, a medida que las patentes de los fármacos han ido venciendo, la llegada de versiones genéricas de los medicamentos inicialmente bajo patente ha llevado a la necesidad de explorar decoformulaciones de comprimidos que contenían un régimen antirretroviral completo a dosis fijas, pasando a separar los componentes en comprimidos diferentes para poder incluir alguna o algunas versiones genéricas (también conocidas como MTR por sus siglas en inglés multiple tablet regimen).

Aunque algunas experiencias en Canadá y Francia han arrojado buenos resultados en términos farmacoeconómicos, no está claro si la decoformulación obligatoria es positiva para el sistema sanitario en cualquier entorno.

Ya en el contexto neerlandés, un primer estudio exploró la aceptabilidad y el ahorro para el sistema sanitario cuando la decoformulación se ofreció a las personas con el VIH de forma voluntaria en 5 grandes clínicas especializadas en el VIH en el año 2019.

En dicho estudio se ofreció a personas que tomaban Triumeq® (abacavir/lamivudina/dolutegravir), Eviplera® (tenofovir disoproxilo fumarato (TDF)/emtricitabina/rilpivirina) o Atripla® (TDF/emtricitabina/efavirenz) cambiar sus tratamientos coformulados por la toma por separado de inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido o nucleótido (ITIN/ITINt) en su versión genérica y el tercer fármaco en su versión de marca.

Un total de 283 personas (el 89% de las cuales eran hombres), con una mediana de la edad de 52 años, participaron en el estudio. Los participantes llevaban una mediana de 9 años en tratamiento antirretroviral. El 55% de las personas incluidas aceptó el cambio propuesto.

Quienes aceptaron el cambio eran de mayor edad y llevaban más años diagnosticadas y también hacía más años que tomaban tratamientos frente a comorbilidades. No se observaron diferencias entre quienes aceptaron o rechazaron el cambio en los niveles de adherencia, en el tratamiento antirretroviral previo a la propuesta o en el tiempo que llevaban en tratamiento antirretroviral.

Por otro lado, la voluntad de cambio difirió ostensiblemente entre los centros, ya que dos clínicas presentaron resultados que difirieron notablemente del promedio de aceptación del 55%: en un caso la aceptabilidad fue del 41% y en la otra del 74%. Los investigadores concluyeron que dichas diferencias podrían ser producto de la estrategia comunicativa de la propuesta de decoformulación seguida por cada centro. Al evaluar con cuestionarios validados el estatus de salud mental de los participantes, tras los ajustes pertinentes, no se observaron diferencias entre quienes aceptaron o rechazaron el cambio de tratamiento. El ahorro en costes para el sistema sanitario por la estrategia evaluada fue de algo menos del 18%.

El mismo equipo de investigadores realizó en 2021 un estudio en el que evaluó las consecuencias de una aseguradora neerlandesa de salud que requirió obligatoriamente a sus asegurados el cambio de Eviplera® por la combinación genérica TDF/emtricitabina (especialidad farmacéutica genérica [EFG]) y rilpivirina (Edurant®).

La estrategia preveía ahorrar 368€ al mes por paciente, pero desde un inicio contó con una fuerte oposición por parte de médicos, farmacéuticos y asociaciones de pacientes. Solo se permitió mantener el tratamiento coformulado en casos en los que la decoformulación estuviera contraindicada.

La decisión afectó a 128 usuarios de dicha aseguradora. El 46% vieron como su tratamiento fue decoformulado, aunque solo 17 de estas 59 personas seguían tomando el tratamiento decoformulado 18 meses después. Veintisiete personas cambiaron de tratamiento tras menos de 3 meses de la decoformulación y mayoritariamente cambiaron a tratamientos coformulados. De forma paradójica, el cambio obligatorio de tratamiento se tradujo en un aumento de algo más de un 4% en los costes asociados al tratamiento antirretroviral entre los usuarios de la aseguradora obligados a cambiar de tratamiento. Es decir: la intervención, puesta en marcha con el fin de abaratar costes, los acabó incrementando.

Hallazgos como los presentes ya se dieron en los albores de la comercialización de antirretrovirales genéricos, cuando un estudio similar al presente ya apuntó a la paradoja de que decoformulaciones encaminadas a abaratar costes los acababan incrementando (véase La Noticia del Día 14/11/2011).

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencias: Oosterhof P et al. De-simplifying antiretroviral therapy from a single-tablet to a two-tablet regimen: acceptance, patient-reported outcomes, and cost savings in a multicentre study. HIV Medicine, published online 24 April 2024.

Oosterhof P et al. Negative impact of a health insurer-mandated de-simplification from a single-tablet regimen to a two-tablet regimen. AIDS, published online 10 April 2024.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD