En un pozo y sin fuerzas para salir

Mauro

Hola, mi nombre es Mauro y nunca tuve las agallas de hablar de esto porque me daba miedo contarlo. Tengo 25 años y fui diagnosticado cuando tenía 21. Yo era un chico normal, secretario de un estudio jurídico y estaba de novio y comprometido. Tenía la vida que siempre quise y por lograr una meta que era casarme y formar una familia.

Sin embargo, mi vida después del diagnóstico dio un giro de 180 grados y perdí todo: mi relación, mi trabajo, mis amigos… Hasta hoy en día me cuesta conseguir un trabajo y poder ayudar a mi madre con quien ahora vivo y la única que no me dio la espalda.

La verdad es que nadie sabe cómo me infecté de este virus porque nunca lo conté, me da miedo y me siento sucio todo el tiempo. Cuando tenía 20 años fui a un lugar después de una salida con amigos donde me dijeron que podía tener sexo gratis. Era un lugar oscuro y no sé cómo, pero al rato de estar ahí un hombre me puso una navaja en el cuello y me violó sin protección. Siempre fui un chico que siempre se cuidó en las relaciones íntimas pero esa vez no, fue la única vez que no me cuidé.

Nunca se lo conté a nadie porque me de asco, porque fue mi culpa que yo fuera a ese lugar, por ese error estoy pagando todo.

Trato de seguir adelante pero cada vez es más difícil. Vivo recordando todo y me siento una porquería, me cuesta hasta verme en el espejo, siempre triste.

No sé si seguir adelante o para acá mi vida esta arruinada y siento que estoy en un pozo. Me falta fuerza para salir. Intenté ir a un psicólogo pero me da miedo enfrentar lo que viví y lo que me martiriza todo el tiempo.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD