Cosas que conviene saber sobre el desarrollo de las vacunas contra el sida

El equipo de IAVI

Imagen: Desarrollo de la Vacuna contra el sidaLa necesidad de contar con una vacuna contra el sida segura y eficaz sigue siendo tan apremiante como siempre. Las estadísticas revelan que aún no hemos podido controlar la propagación del VIH. Cada día se producen casi 7.000 nuevas infecciones y el número de muertes debidas al sida ronda las 6.000 diarias. Por cada dos personas que reciben terapia antirretroviral, otras cinco se infectan por VIH.

IMAGEN: Cosas que conviene saber sobre el desarrollo de las vacunas contra el sida

La pandemia del VIH/sida continúa

Imagen: La pandemia del VIH/sida continúa La necesidad de contar con una vacuna contra el sida segura y eficaz sigue siendo tan apremiante como siempre. Las estadísticas revelan que aún no hemos podido controlar la propagación del VIH. Cada día se producen casi 7.000 nuevas infecciones y el número de muertes debidas al sida ronda las 6.000 diarias. Por cada dos personas que reciben terapia antirretroviral, otras cinco se infectan por VIH.

La respuesta adecuada es la respuesta integral

Para montar una respuesta integral frente al VIH y el sida es necesario aumentar los esfuerzos de prevención, tratamiento, atención y apoyo al paciente, mientras se invierte también en el desarrollo de nuevas y mejores herramientas.

La mejora de los esfuerzos de prevención supone:

  • Incluir la prevención de la transmisión sexual del VIH en los programas de salud sexual y reproductiva tanto para hombres como para mujeres, modificar las normas de género y combatir la coerción y violencia sexuales, aumentar el acceso a los preservativos masculinos y femeninos, promover el retraso de la iniciación sexual en la medida de lo posible, aumentar el acceso a la realización de counselling y pruebas del VIH voluntarios junto con la derivación del paciente a un tratamiento, atención y apoyo adecuados, aumentar los servicios de circuncisión segura, promover la reducción de daños, incluir el acceso a agujas limpias y prevenir la transmisión de madre a hijo.
  • Desarrollar nuevas herramientas de prevención, como una vacuna preventiva para el sida, que pueda ayudar a reducir la propagación del VIH y el sida, así como aumentar el acceso universal a los servicios de prevención, tratamiento y atención de forma asequible y sostenible.

¿Por qué una vacuna preventiva contra el sida?

La mayor esperanza del mundo para poner fin a la pandemia del sida es contar con una vacuna.

  • Las vacunas constituyen una de las intervenciones de salud pública más eficaces conocidas.
  • La historia de las enfermedades infecciosas (como por ejemplo la viruela, la polio o la varicela) nos ofrece pruebas de la promesa que suponen las vacunas contra el sida. Ninguna epidemia viral de relevancia ha podido atajarse sin una vacuna.
  • Las vacunas constituyen unas poderosas herramientas para la igualdad; las mujeres adultas y adolescentes podrían acceder a ellas y usarlas sin depender de la autorización de su pareja.

Cualquier vacuna futura tendrá que formar parte de una estrategia de prevención integral, utilizarse en combinación con otras intervenciones de prevención y tratamiento y, especialmente, estar disponible en los países en vías de desarrollo, que albergan el 95% de todas las infecciones por VIH.

¿Qué es una vacuna preventiva contra el sida?

Imagen: Vacuna preventiva VIH/sida

Una vacuna preventiva contra sida protegerá a las personas no infectadas por VIH de la infección o la enfermedad en caso de una futura exposición al virus.

La vacuna enseñará al organismo a reconocer el VIH e inducirá una respuesta inmunitaria frente al mismo en caso de que penetre en el organismo. La información respecto a cómo defenderse del virus pasará a formar parte de la memoria del sistema inmunitario, que estará preparado para rechazar el VIH cada vez que se lo encuentre.

Una vacuna contra el sida es posible

El proceso de desarrollo de una vacuna para el sida es complejo pero posible, y hay sólidas razones científicas para creerlo:

  • Algunas personas controlan el virus durante muchos años antes de desarrollar sida.
  • En raras ocasiones algunas personas han sido capaces de evitar la infección a pesar de exponerse al VIH repetidamente.
  • Algunas personas generan una respuesta inmunitaria capaz de neutralizar un amplio rango de cepas del VIH.
  • Los estudios de vacunas en animales muestran que la infección puede prevenirse completamente.

Ante unas pruebas tan contundentes, los expertos creen que es posible desarrollar una vacuna.
Imagen: Imagina un mundo sin sida, multilingüe

Mantener un esfuerzo mundial a largo plazo

Desarrollar una vacuna es un proceso que requiere mucho tiempo. En el caso de la vacuna de la polio, fueron necesarios 40 años para producirla. La investigación en vacunas para el sida es una ciencia relativamente joven, ya que si bien el VIH se descubrió hace 25 años, los esfuerzos más serios por desarrollar una vacuna contra el virus sólo comenzaron a mediados de la década de los 90. A lo largo de los últimos años, se han realizado importantes progresos y ahora sabemos más sobre el VIH que sobre cualquier otro virus.

Los científicos están trabajando duramente para resolver las cuestiones científicas presentes y, en todo el mundo, se están estudiando diferentes conceptos y candidatas a vacunas. Es necesario probar muchas vacunas antes de encontrar una o varias que sean eficaces.

Este esfuerzo es algo más que una búsqueda científica; requiere una implicación activa y un compromiso duradero de todos los agentes sociales mundiales: comunidades, gobiernos, diseñadores de políticas, sociedad civil, industria, mundo académico y medios de comunicación. Esto es especialmente cierto en los países donde más se necesita la vacuna contra el sida.

Imagen: Vacuna contra el vih/sida

Puedes apoyar el desarrollo de una vacuna contra el sida

Educación – A ti mismo y a otras personas. Procura averiguar más sobre las vacunas contra el sida.

 Activismo – Difunde el mensaje e insta a tu gobierno a que respalde este esfuerzo.

 Voluntariado – Averigua las opciones existentes para participar en la investigación clínica en tu región.

Donaciones – A organizaciones patrocinadoras que realizan o respaldan la investigación en vacunas contra el sida.

La misión de IAVI es asegurar el desarrollo de vacunas preventivas contra el VIH seguras, eficaces y accesibles para su uso en todo el mundo.

Imagen: Oficinas y programas de colaboración de IAVI en el mundo

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD