Interacciones entre el antifúngico voriconazol y los antirretrovirales

Francesc Martínez
Ver otras noticias

La dosis de efavirenz debe reducirse para evitar un aumento de la toxicidad

Las interacciones entre los antirretrovirales y otros medicamentos son de especial interés en personas en las que la infección por VIH se encuentra en estado avanzado. Estas personas pueden presentar inmunosupresión grave, de manera que las infecciones oportunistas y su tratamiento adquieren una especial relevancia.

Unos de los microorganismos más frecuentemente implicados en las infecciones oportunistas son los hongos. Así pues, los antifúngicos son un grupo de medicamentos en el que se deben valorar las interacciones y contraindicaciones que puedan presentar con los antirretrovirales. Uno de los medicamentos más importantes en el tratamiento de las infecciones fúngicas es el voriconazol (Vfend®).

Se utiliza en el tratamiento de la aspergilosis invasiva, una infección que se inicia en los pulmones y que puede extenderse a otros órganos a través del torrente sanguíneo, pudiendo poner en peligro la vida del paciente. Voriconazol se emplea, asimismo,  para el tratamiento de la candidiasis esofágica, que también aparece frecuentemente en personas con infección por VIH avanzada.

Un estudio publicado en la edición de mayo de la revista estadounidense Annals of Pharmacotherapy ha evaluado la literatura médica disponible para recopilar las diferentes interacciones descritas entre voriconazol y diferentes antirretrovirales. Las interacciones descritas son complejas, por lo que los autores recomiendan a los médicos tenerlas en cuenta para establecer los tratamientos correspondientes.

La interacción entre voriconazol y ritonavir (Norvir®) fue descrita como dosis- y tiempodependiente. Ritonavir inhibe inicialmente el metabolismo de voriconazol, potenciando su efecto, pero si la administración conjunta es prolongada, acaba induciendo su metabolismo y reduciendo su acción. Esta interacción es más destacada con dosis elevadas de ritonavir, mayores a las utilizadas para potenciar la acción de los inhibidores de la proteasa (IP).

Se desaconseja la coadministración de voriconazol y efavirenz (Sustiva®, Atripla®) a dosis normales pues la misma incrementa la toxicidad de efavirenz -al aumentar sus concentraciones en sangre- y disminuye el efecto de voriconazol –al disminuir sus concentraciones-, por lo que las dosis de ambos medicamentos deben ajustarse para poder ser usados de forma conjunta.

Aunque no han sido descritas interacciones entre voriconazol y otros IP, u otros inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN) como nevirapina o el experimental etravirina, o el nuevo inhibidor de la entrada maraviroc (Celsentri®), son probables debido a su perfil farmacocinético.

Por otra parte, las interacciones con inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido/nucleótido (ITIN/ITINt) o raltegravir (Isentress®) no se han referido pues no se prevén.

El estudio concluye que existe la necesidad de más estudios que evalúen las interacciones entre voriconazol y aquellos antirretrovirales en los que no están suficientemente descritas. Esta investigación sobre las interacciones debería hacerse extensible a todos aquellos medicamentos necesarios para el tratamiento de las infecciones oportunistas, fármacos de gran importancia para aquellas personas con infección por VIH que desarrollan inmunosupresión grave.

Fuente: www.hivandhepatitis.com / Elaboración propia.
Referencia: Yakiwchuk EM, Foisy MM and Hughes CA. Complexity of Interactions Between Voriconazole and Antiretroviral Agents. Annals of Pharmacotherapy. May 2008; 42(5): 698-703.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD