Continúa la discriminación de personas con VIH

Juanse Hernandez / Joan Tallada -desde el IX Congreso Nacional del SIDA en Barcelona
Ver otras noticias

Especialistas debaten en Barcelona la situación actual de la infección por VIH en un congreso multidisciplinar

Hoy se inaugura en Barcelona el IX Congreso Nacional sobre el SIDA, un encuentro organizado por la Sociedad Española Interdisciplinaria del SIDA (SEISIDA), y que hasta el próximo viernes reunirá en la Ciudad Condal a especialistas nacionales e internacionales que trabajan en el campo del VIH/SIDA.

El lema de esta convocatoria, SIDA: una epidemia, dos mundos, resume el enfoque que han querido dar a esta conferencia sus organizadores: un análisis de la situación actual de la infección por VIH en España y en el mundo desarrollado, en contraposición a lo que sucede en los países en vías de desarrollo, con un acceso muy limitado a los tratamientos antirretrovirales.

SEISIDA, de acuerdo con sus representantes, intenta ofrecer un estado de la cuestión de la infección por VIH/SIDA desde un punto de vista multidisciplinar, es decir, que la voz de todos los agentes implicados aparezca representada en este foro. Durante tres días, se ha invitado a la industria farmacéutica, médicos, administración y ONG a debatir sobre la situación de la infección cuando se cumplen 25 años de la identificación de los primeros casos de SIDA en EE UU. Sin embargo, la realidad es desigual: mientras hay sesiones multitudinarias, como las dedicadas a aspectos sociales, las de carácter científico adolecen de asistencia. A mes y medio del congreso de la SEIMC, el encuentro médico especializado que incluye destacadamente el VIH, los facultativos no parecen acudir en masa a la llamada de SEISIDA.

En una multitudinaria rueda de prensa, tanto por el número de ponentes como por el número de periodistas acreditados, se ha presentado esta mañana a los medios el congreso y se han ido desgranado los temas clave que según explican se abordarán en su transcurso.

Deborah Landey, en representación de ONUSIDA y a la que los organizadores han confiado la ponencia inaugural de esta tarde, ha señalado que pese a los progresos alcanzados en estos años, todavía hay una serie de retos considerables que deben abordarse: un mayor liderazgo mundial, una mayor calidad de los servicios, la feminización de la epidemia, y la discriminación y el estigma asociado a la infección.

Respecto al creciente aumento de nuevas infecciones por VIH en mujeres, Landey ha señalado que la ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha mostrado su preocupación y su interés en colaborar con una iniciativa reciente puesta en marcha por ONUSIDA, la Coalición Mundial de Mujeres y VIH, una alianza internacional que centra sus esfuerzos en paliar los efectos de la infección entre las mujeres.

Lourdes Chamarro, la secretaria del Plan Nacional sobre el SIDA (PNS), ha confirmado las palabras de Landey y ha añadido que aunque en España la infección afecta principalmente a hombres, en los próximos años se prevé que la proporción de mujeres infectadas aumente notablemente, lo que requerirá un abordaje específico para mujeres en situación de vulnerabilidad. Por otro lado, Lourdes Chamarro ha repasado las distintas situaciones en las que todavía hoy en día en España se está produciendo discriminación de las personas con VIH: solicitar un crédito bancario o acceder a una casa de acogida son ejemplo de situaciones que pueden resultar muy difíciles a una persona que vive con VIH, pese a que la legislación ampare sus derechos. Lo que no ha dicho es que piensa hacer el gobierno español para acabar con esta situación.

Daniel Zulaika, presidente de la Junta Directiva de SEISIDA, ha ofrecido un análisis de la evolución de la infección en España y ha señalado que probablemente se esté produciendo en la actualidad una crisis de salud sexual, de ámbito mundial, a la luz del aumento de nuevas infecciones por VIH y otras infecciones de transmisión sexual, y del abandono del uso del preservativo. Tampoco Zulaika ha explicado qué responsabilidades asume la sociedad que preside frente a esta evolución.

Preguntado sobre si entre las cifras de muerte de SIDA en España, aproximadamente 1.500 personas en 2005, se incluyen también las muertes por otras causas o enfermedades concomitantes, como podría ser la coinfección por el virus de la hepatitis C, Zulaika ha respondido que no: sólo se incluyen las muertes directamente relacionadas con SIDA o sus tratamientos. De lo que se desprende, que si se contemplasen también las muertes que se producen por fallo hepático en personas coinfectadas por VIH y VHC en España, la cifra de muertes por SIDA aumentaría sensiblemente.

David Dalmau, presidente del Comité Científico y Organizador, a petición de la prensa, ha intentado resumir la situación de las personas que llevan ya 25 años en tratamiento antirretroviral. En su opinión, estas personas tienen una calidad de vida aceptable y hacen una vida normal, aunque se enfrentan a ciertos retos: complicaciones o efectos secundarios de los tratamientos, toxicidad, alteraciones de los niveles de lípidos, etc.

Dalmau parece sentirse suficientemente capacitado para hablar en nombre de esas personas. Sin embargo, probablemente esta explicación hubiese sido diferente si la hubiera ofrecido una persona con VIH y con años de experiencia tomando tratamiento antirretroviral. Los organizadores han decidido no incluir entre los ponentes de la rueda de prensa a una persona con VIH (como ya lo hicieron hace dos años en Madrid al no incluirla en la sesión inaugural) que habría podido dar su testimonio en primera persona. Lo cual no deja de sorprendernos, sobre todo porque los responsables de SEISIDA no cesan en insistir en el carácter multidisciplinar de este congreso en el que se presente dar visibilidad “a las diferentes personas y colectivos, que desde ámbitos distintos, están implicados de una forma u otra en la lucha contra la epidemia causada por el VIH en sus diferentes facetas”.

Pero ya se sabe que una cosa son las palabras, y otra los hechos.

Fuente: Elaboración propia.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD