Los efectos de la polifarmacia sobre el tratamiento contra la hepatitis C

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Las interacciones farmacológicas pueden comprometer la respuesta a boceprevir y telaprevir

Se define polifarmacia o polimedicación como la administración de varios medicamentos durante un tiempo prolongado. Para algunos pacientes, esto podría implicar la toma de 5 o menos medicamentos durante, como mínimo, seis meses, mientras que para otros el número de fármacos podría oscilar entre 5 y 10, a lo que habría que añadir, en ciertos pacientes, el uso de remedios de herbolario sin receta, algunos de los cuales podrían tener actividad biológica significativa.

Si bien es cierto que, en muchas ocasiones, es difícil justificar la necesidad de tomar un elevado número de medicamentos de manera crónica, a veces resulta imprescindible administrar incluso más de seis medicamentos a un mismo paciente, sobre todo cuando padece múltiples enfermedades o tiene una afección grave que requiere varios fármacos para su control. Uno de los principales inconvenientes derivados de la polifarmacia son las interacciones medicamentosas y/o el empleo inapropiado de algunos medicamentos, por lo que se trata de un problema de seguridad que preocupa a las autoridades sanitarias.

Un estudio cuyos resultados fueron presentados en la Semana de Enfermedades Digestivas (DDW 2013), que tuvo lugar el mes de mayo en Orlando (EE UU), puso de manifiesto que el uso al mismo tiempo de medicamentos que alteran las concentraciones de boceprevir (Victrelis®) o telaprevir (Incivo®) en el organismo podría contribuir a una respuesta subóptima a la terapia triple basada en interferón pegilado en el tratamiento de la infección crónica por el virus de la hepatitis C (VHC).

Es bien sabido que ambos inhibidores de la proteasa del VHC se metabolizan por el sistema enzimático del citocromo P450 en el hígado. Muchos tipos diferentes de medicamentos –desde las estatinas hasta los fármacos antirretrovirales– se procesan por la enzima CYP3A4. Los agentes que inhiben o retrasan el procesamiento pueden elevar los niveles de otros fármacos, mientras que los agentes que inducen o aceleran el procesamiento pueden disminuir los niveles de otros medicamentos.

Por consiguiente, los fármacos que interfieren con el sistema enzimático del citocromo P450 pueden tener efectos contradictorios. Mientras que de los inhibidores de la enzima CYP3A4 se podría esperar un incremento de la eficacia al aumentar los niveles de boceprevir o telaprevir, también podrían provocar, por el mismo motivo, un aumento de los efectos secundarios que podrían llevar a muchas personas a la interrupción del tratamiento. Por fortuna, muchos de los nuevos agentes antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés) actualmente en desarrollo –entre los que se incluyen nuevas generaciones de inhibidores de la proteasa– parecen tener menos interacciones farmacológicas y provocar menos efectos secundarios que los dos primeros DAA comercializados.

El estudio realizado por investigadores del Hospital Universitario de Georgetown quiso evaluar los efectos de la polifarmacia sobre los resultados del tratamiento contra la hepatitis C con boceprevir o telaprevir en combinación con interferón pegilado y ribavirina. Este análisis retrospectivo incluyó a 74 personas (46 hombres y 28 mujeres) monoinfectadas por hepatitis C tratadas en una unidad de hepatitis. A la mayoría de los pacientes (85%) se les administró telaprevir; alrededor de un 60% habían recibido con anterioridad tratamiento basado en interferón pegilado. El análisis usó como criterio de valoración las tasas de respuesta virológica rápida (RVR), o carga viral del VHC indetectable a la semana cuatro del tratamiento, de acuerdo con el empleo de medicamentos concomitantes.

A cerca de una tercera parte de los participantes se les clasificó como pacientes ‘polimedicados menores’, para referirse al uso concomitante de 3 a 5 medicamentos, mientras que a un 70% se les clasificó como pacientes ‘polimedicados mayores’, para referirse al empleo al mismo tiempo de 6 o más fármacos. El promedio de medicamentos utilizados por los pacientes que recibieron terapia triple contra la hepatitis C en este estudio fue de 7,35 fármacos.

Aproximadamente la mitad de los participantes estaban tomando medicamentos inhibidores de la enzima CYP3A4 –sobre todo estatinas para reducir los niveles de lípidos en sangre y antidepresivos de la clase de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina– y tres pacientes estaban recibiendo inductores de la enzima CYP3A4. Un 8% de los participantes estaban tomando medicamentos contraindicados con el tratamiento contra la hepatitis C, por lo que fueron interrumpidos. Además, seis pacientes estaban tomando cardo mariano o silimarina.

En general, un 44% de los participantes del estudio lograron una respuesta virológica rápida, entre los que se incluyeron un 47% de los pacientes naive y un 43% de los que no habían respondido a un tratamiento previo.

Las personas que consiguieron una respuesta virológica rápida estaban tomando un promedio de cinco medicamentos en comparación con los 9,24 fármacos que estaban tomando los pacientes que no alcanzaron tal respuesta.

Un 86% de los participantes clasificados como polimedicados menores lograron respuesta virológica rápida en comparación con solo un 27% de los pacientes clasificados como polimedicados mayores, una diferencia que fue estadísticamente significativa.

Un 22% de los pacientes que estaban usando inhibidores de la enzima CYP3A4 consiguieron respuesta virológica rápida en comparación con un 66% de los que no estaban tomando inhibidores del CYP3A4. De nuevo, la diferencia fue significativa desde el punto de vista estadístico.

En sus conclusiones, los investigadores señalan: “Un gran número de pacientes que reciben terapia triple están tomando medicamentos que pueden interferir con la enzima CYP3A4”. Y añaden: “La polifarmacia parece desempeñar un papel importante en los resultados del tratamiento según los resultados de la respuesta virológica rápida. Se requieren más estudios que definan con precisión los efectos de la polifarmacia sobre las terapias contra el VHC”.

Fuente: Infohep / Elaboración propia.
Referencia: Juneja M, et al. Polypharmacy is a risk factor for lower rapid virological response rates using first generation protease inhibitor triple therapy regimens for chronic hepatitis C. Digestive Disease Week, Orlando, abstract Sa1043, May 18-21, 2013.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD