AASLD 2015: Buen resultado de un tratamiento experimental para la coinfección por la hepatitis B y delta

Miguel Vázquez
Ver otras noticias

El fármaco, denominado REP 2139, fue en general seguro y bien tolerado, aunque la respuesta varió mucho de una persona a otra y serán necesarios estudios con un número mayor de participantes

El uso de REP 2139 (un polímero basado en ácido nucleico) en un régimen en el que primero se administró como monoterapia y posteriormente combinado con interferón pegilado, consiguió reducir los niveles de antígeno de superficie del virus de la hepatitis B (HBsAg), disminuir la carga viral del virus de la hepatitis delta y aumentar los títulos de anticuerpo de superficie de la hepatitis B (anti-HBs). Esta es la principal conclusión a que ha llegado un pequeño estudio de fase 2 que fue presentado en el 65 Encuentro Anual de la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AASLD, en sus siglas en inglés), celebrado recientemente en la ciudad de San Francisco (EE UU). No obstante, se observó que la mitad de las personas participantes respondieron de forma parcial, mientras que la otra mitad, lo hizo de forma total.

El pilar central del tratamiento de la hepatitis B crónica consiste en el uso de fármacos de la familia de los análogos del nucleósido/nucleótido como entecavir (Braclude®) o tenofovir (Viread®). No obstante, aunque estos fármacos son capaces de suprimir la replicación del virus, por lo general no suelen conducir a una cura (determinada a partir de la pérdida del antígeno de superficie y el desarrollo de anticuerpos de superficie).

La hepatitis delta está provocada por un pequeño virus que solo puede replicarse en presencia del VHB. A su vez, el VHD parece influir sobre la replicación del VHB, haciéndola más difícil. No existe un tratamiento estándar contra el VHD, aunque el interferón induce una respuesta inmunitaria contra ambos virus. Las personas coinfectadas por VHB y VHD experimentan una progresión más rápida de la enfermedad hepática y es más probable que sufran complicaciones, en comparación con las personas que sólo tienen hepatitis B.

Una empresa farmacéutica está desarrollando polímeros de ácido nucleico que interfieren con el proceso de ensamblaje y liberación de las partículas subvirales del VHB, reduciendo así los niveles de HBsAg en sangre. Como el HBsAg es necesario para el ensamblaje del virus de la hepatitis delta, su disminución trae consigo un descenso de los niveles del VHD. Los resultados de estudios anteriores con REP 2139 evidenciaron que redujo los niveles de HBsAg en suero, así como la carga viral del VHD.

En el ensayo presentado en el encuentro de San Francisco participaron doce personas con coinfección crónica por hepatitis B y delta de etnia caucásica con unos niveles basales de HBsAg por encima de 1.000 UI/mL, con un resultado negativo en la prueba del antígeno ‘e’ del VHB (HBeAg) y con un nivel de leve a moderado de fibrosis hepática, pero no cirrosis.

Al principio los participantes recibieron una infusión intravenosa semanal de 500mg de REP 2139-Ca (un complejo quelado con calcio) durante 15 semanas. Posteriormente, recibieron una dosis semanal de 250mg del medicamento durante otras quince semanas junto con 180µg de interferón pegilado alfa 2a, que se siguió administrando de forma aislada hasta la semana 48 (es decir, interferón pegilado se administró durante 48 semanas en total, 15 acompañado de la dosis reducida del fármaco y 33 de forma aislada).

Durante la primera fase de monoterapia con REP 2139-Ca, las personas experimentaron un descenso de los niveles de HBsAg, aunque las respuestas fueron muy variables. La mitad de las personas fueron consideradas respondedoras parciales, mientras que la otra mitad fueron respondedoras totales, con unos descensos de HBsAg por debajo de 1 UI/mL.

En la segunda fase de tratamiento (tras reducir el fármaco y añadir el interferón), los niveles de HBsAg se mantuvieron estables o disminuyeron tras interrumpir el uso de REP-2139. Las personas respondedoras parciales experimentaron un aumento de los niveles de HBsAg en suero, mientras que las respondedoras totales siguieron manteniendo unos niveles bajos de este antígeno.

Todas las personas experimentaron un descenso de los niveles de ARN del VHD, aunque también hubo variaciones, y diez personas alcanzaron niveles indetectables. En la mayor parte de las personas, al descender la carga viral de VHD se produjo un repunte de los niveles de carga viral de VHB. Sin embargo, la cantidad de ADN del VHB volvió a bajar tras añadir interferón e interrumpir la toma de REP 2139.

La mayor parte de los participantes presentaron unos niveles más elevados de anti-HBs durante la monoterapia con el fármaco experimental, pero las personas respondedoras completas experimentaron un mayor aumento de dichos anticuerpos de superficie al añadir el interferón pegilado, a diferencia de las personas respondedoras parciales.

Las respondedoras totales experimentaron aumentos de los niveles de enzimas ALT y AST al empezar a tomar el interferón perfilado, a diferencia de las personas respondendoras parciales.

El uso del fármaco experimental resultó en general seguro y fue bien tolerado, los acontecimientos adversos fueron leves o moderados y los más habituales fueron las reacciones pasajeras a las infusiones intravenosas (fiebre, dolor de cabeza enrojecimiento o picor en el punto de inyección).

Según los autores, los hallazgos implican que el fármaco parece tener una actividad antiviral distintiva contra el virus de la hepatitis delta, y que su efecto no se debe únicamente al bloqueo de las partículas subvirales del VHB.

También sugieren que prolongar el tratamiento con la inmunoterapia probablemente permita conseguir que un mayor número de pacientes alcancen una respuesta total de HBsAg (<1 UI/mL), por lo que consideran que la terapia antiviral con polímeros basados en ácido nucleico puede convertirse en una importante opción de tratamiento para las personas coinfectadas por hepatitis B y hepatitis delta.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Bazinet M et al. Update on the safety and efficacy of REP 2139 monotherapy and subsequent combination therapy with pegylated interferon alpha-2a in chronic HBV/HDV co-infection in Caucasian patients. AASLD Liver Meeting, abstract 31, 2015.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD