La vacuna frente al virus del papiloma humano reduce el riesgo de cáncer tanto en mujeres como en hombres

Juli Amadeu Àrias
Ver otras noticias

Un nuevo estudio relaciona la vacunación con menores tasas de cáncer de cuello uterino entre las mujeres jóvenes y de cáncer de boca y garganta entre los hombres jóvenes

La vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) redujo el riesgo de cáncer tanto en hombres como en mujeres, de acuerdo con un estudio presentado en el congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés), celebrado del 31 de mayo al 4 de junio de 2024 en Chicago. Según sugieren los resultados de dicho estudio, publicado también en Journal of Clinical Oncology, habría evidencia temprana de eficacia de la vacuna en la prevención del desarrollo de varios tipos de neoplasia maligna y displasia premaligna causadas por el VPH (entre otros, el cáncer cervical o de cuello uterino entre las mujeres jóvenes y el cáncer de boca y garganta entre los hombres jóvenes).

El VPH causa una de las más frecuentes infecciones de transmisión sexual (ITS) y produce cambios celulares que pueden provocar cáncer de cuello de útero, anal, genital y orofaríngeo. Las citologías rutinarias han logrado reducir notablemente el cáncer cervical y están en camino de lograr lo mismo en el cáncer anal (véase La Noticia del Día 11/10/2021), pero actualmente no existen muchas intervenciones de salud pública dirigidas a la prevención y detección precoz del cáncer orofaríngeo.

En un estudio anterior se evidenció que más de una cuarta parte de las personas estadounidenses desconocen que el VPH causa cáncer de cuello uterino, y aún menos saben que el virus también provoca neoplasias anales, de pene y orales. Esta evidencia sugiere la necesidad de realizar campañas de educación y concienciación para fomentar la vacunación frente al VPH (véase La Noticia del Día 27/04/2023).

La investigación presentada en el congreso 2024 de ASCO se basa en un estudio observacional sobre las tasas de cáncer relacionadas con el VPH entre más de 3,4 millones de personas de 9 a 39 años, entre 2010 y 2023, de la base de datos TriNetX (una red de investigación médica colaborativa de EE UU). Se dividieron en dos cohortes: personas vacunadas frente el VPH al menos cinco años antes y aquellas que no tenían antecedentes de vacunación frente el VPH. En total, 945.999 mujeres y 760.540 hombres fueron vacunados frente al VPH, y un número similar no se pudo vacunar. Cerca de la mitad de las personas eran blancas, alrededor del 20% eran negras, el 5% eran asiáticas y alrededor del 20% eran de otra raza o sin identificación racial.

La vacunación frente el VPH se asoció con la disminución de las tasas de cáncer relacionado con el VPH, incluido el cáncer de cuello uterino en mujeres y cáncer de cabeza y cuello (una categoría amplia que incluye cáncer de boca y garganta) en hombres. Como el tabaquismo ha disminuido, el VPH es ahora un importante foco de cánceres de cabeza y cuello.

En comparación con las mujeres no vacunadas, las que recibieron la vacuna presentaron un 27% menos de probabilidades de desarrollar cualquier cáncer relacionado con el VPH y, de forma específica, significativamente menos probabilidades de desarrollar cáncer cervical. El riesgo de desarrollar cáncer de cabeza y cuello también fue menor, pero la diferencia no alcanzó significación estadística. Además, las mujeres vacunadas fueron menos propensas a desarrollar lesiones cervicales precancerosas avanzadas y someterse a procedimientos invasivos para tratarlas.

Los hombres vacunados vieron una reducción de riesgo aún mayor, con un 54% menos de probabilidades que los no vacunados de desarrollar algún cáncer relacionado con el VPH (3,4 frente a 7,5 casos por cada 100.000 personas). Para el cáncer de cabeza y cuello, específicamente, hubo una reducción del riesgo del 56% (2,8 frente a 6,3 casos por cada 100.000 personas). No hubo suficientes casos de cáncer anal o cáncer de pene para hacer una comparación estadísticamente significativa.

Por otra parte, los resultados actualizados de un estudio en el Reino Unido siguen mostrando que la vacunación frente el VPH reduce drásticamente el riesgo de cáncer de cuello uterino, y esto se extiende a las mujeres de todos los grupos socioeconómicos, reduciendo así la disparidad entre comunidades. Los grupos de población más vulnerables, de hecho, pueden beneficiarse de la vacuna frente al VPH a pesar de los peores condicionantes sociales para la salud o de una mayor prevalencia de factores de riesgo como el tabaquismo o el consumo de alcohol, entre otros.

Al cumplirse casi dos décadas de disponibilidad de las vacunas frente al VPH, los investigadores se plantean ahora estudiar los resultados entre las personas vacunadas mayores de 39 años. Así, esperan que los beneficios aumenten a medida que las personas vacunadas alcancen una edad más avanzada, cuando es más probable que se produzca cáncer.

Este estudio refuerza la tendencia investigadora que demuestra una disminución de las tasas de cáncer relacionado con el VPH entre las personas que recibieron la vacunación frente a dicho virus. En este sentido, el cribado cervical o anal puede detectar cambios celulares anormales antes de progresar a cáncer invasivo, pero las vacunas frente al VPH pueden tener también un efecto preventivo frente el cáncer. La vacuna Gardasil 9, aprobada en 2014, protege contra los dos principales tipos de VPH que causan cáncer (16 y 18), otros cinco tipos de alto riesgo y dos tipos (6 y 11) que causan verrugas genitales y anales. La vacuna Gardasil original, que se dirige a cuatro tipos de VPH, fue aprobada en 2006; la vacuna Cervarix, aprobada en 2009, se dirige solo a dos tipos.

Actualmente, la vacuna frente al VPH está incluida en el calendario vacunal de diversos países. El año 2022, la Organización Mundial de la Salud actualizó su guía de vacunación frente el VPH para recomendar una o dos dosis para niñas, niños y jóvenes de 9 a 20 años y dos dosis para mayores de 21 años.

En España la vacunación frente al VPH está financiada por el Sistema Nacional de Salud y se incluye en el calendario común para niños y niñas a los 12 años y también en el calendario para niños y niñas, adolescentes y personas adultas con condicionantes de riesgo, entre los que se incluiría la infección por el VIH. En cuanto a la vacuna específica, en España se recomienda el uso de la vacuna nonavalente, que protege frente a 9 subtipos de VPH de los 200 existentes, en niñas y niños a los 12 años y en personas con condiciones de riesgo, como la infección por el VIH, o en situación de riesgo, como los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH), así como personas que ejercen el trabajo sexual.

Fuente: POZ/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: DeKloe J, David Z, Martinez U et al. Effects of HPV vaccination on the development of HPV-related cancers: A retrospective analysis of a United States-based cohort. (2024, ASCO) Journal of Clinical Oncology (suppl 16; abstr 10507) https://doi.org/10.1200/JCO.2024.42.16_suppl.10507

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD