La prueba de la hemoglobina glicosilada sería altamente sensible para diagnosticar la diabetes en personas con el VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Diversos cambios en el microbioma intestinal serían factores de predicción de dicha patología metabólica

Un estudio llevado a cabo por investigadores israelíes, publicado en Journal of Infectious Diseases, ha evaluado pruebas diagnósticas para diagnosticar la diabetes en personas con el VIH y diversos factores de riesgo de padecerla relacionados con el microbioma intestinal. La prueba de la hemoglobina glicosilada, también llamada hemoglobina A1C (HbA1C), tendría una sensibilidad, junto con los niveles de glucosa en ayunas, del 96,8% para detectar diabetes ya establecida o prediabetes en personas con el VIH, por lo que constituiría una excelente prueba de cribado. Por otro lado, diversos cambios en el microbioma intestinal favorecerían –a la luz del presente estudio– el desarrollo de diabetes en personas con el VIH.

La terapia antirretroviral (TAR) ha alargado de manera significativa la esperanza de vida de las personas con el VIH. Aun así, esta población experimenta tasas elevadas de comorbilidades relacionadas con la inflamación. Dicha inflamación asociada al VIH ha sido relacionada en algunos estudios con un microbioma alterado (véase La Noticia del Día 31/03/2016).

Si los cambios en el microbioma preceden a las comorbilidades relacionadas con la inflamación o si ocurren como consecuencia de las mismas, aún es un tema controvertido dada la falta de estudios llevados a cabo al respecto. Aun así, un estudio reciente halló una relación entre las alteraciones en el microbioma en personas con el VIH y el desarrollo de comorbilidades, así como una relación entre dichas alteraciones y una mayor mortalidad (véase La Noticia del Día 08/11/2023).

Para arrojar un poco más de luz a este asunto, los autores del presente estudio de tipo multicéntrico realizado con personas con el VIH. Los participantes fueron divididos en dos grupos: uno (grupo A) estaba formado por personas sin diagnóstico de diabetes que realizaron el test de tolerancia oral a la glucosa y el otro (grupo B) estaba formado por personas cuyo diagnóstico de diabetes había sido posterior al del VIH.

Los investigadores recopilaron diversos datos de los registros médicos y analizaron muestras fecales para establecer la composición del microbioma intestinal de cada participante.

Un total del 341 personas participaron en el estudio. De ellas, 248 estaban en el grupo A, que tenía una mediana de la edad de 47,6 años; el 59,7% eran hombres; el 34,7% de origen etíope y el índice de masa corporal era de 26,5 Kg/m2. Los integrantes del grupo B tenía una mediana de la edad de 52,5 años; el 53,8% eran hombres; el 58,1% de origen etíope y el índice de masa corporal era de 29,2 Kg/m2.

Un total de 127 de las 248 personas del grupo A tenían disglicemia (niveles anómalos de glucosa en sangre), de las que finalmente 110 tenían prediabetes y 17 diabetes ya establecida.

La combinación de los niveles de glucosa en ayunas y los de HbA1c presentaron una sensibilidad del 96,8% para predecir diabetes y prediabetes.

En el análisis multivariable, la disglicemia se asoció significativamente a una mayor edad, un mayor índice de masa corporal y un estadio más avanzado de la infección por el VIH en el momento del diagnóstico. La diabetes se asoció significativamente a una mayor edad, un mayor índice de masa corporal, tener origen etíope, una mayor duración de la infección por el VIH y un menor recuento de CD4 nadir.

A nivel microbioma, la abundancia de bacterias del filo Firmicutes AF25-I3AC o de la especie Phocaeicola plebeius mostraron correlaciones significativas con los niveles de insulina a las 2 horas; los niveles de glucosa a los 30 y 120 minutos y con los niveles de HbA1C a las 2 horas. Las especies del género Eubacterium también se asociaron a mayores niveles de glucosa y HbA1c a las dos horas.

Las diferencias en el microbioma asociadas a diabetes o prediabetes en las personas con el VIH del estudio fueron mediadas por 7 especies: Dialister massiliensis, Gardnerella vaginali, Phocaeicola plebeius, Prevotella bivia, Prevotella corporis, Prevotella timonensis y Ruminococcus JE7A12.

Las principales limitaciones del estudio fueron las bajas tasas de diabetes identificadas y las pocas muestras fecales tomadas en proporción al número de participantes, hecho que evitó establecer de forma consistente las relaciones observadas. En todo caso, se trata de un estudio que podría ser una primera piedra para otros de mayor calado.

Fuente: Infectious Diseases Advisor / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Ziv OB, Cahn A, Jansen T, et al. Diagnosis and risk factors of prediabetes and diabetes in people living with HIV- evaluation of clinical and microbiome parameters. J Infect Dis. Published online April 1, 2024. doi:10.1093/infdis/jiae167

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD