Optimizar los resultados obtenidos con New Fill® para la lipoatrofia facial

Marion Zibelli
Ver otras noticias

Un equipo francés detecta algunas dificultades técnicas superables

La lipoatrofia es un efecto secundario asociado con la terapia antirretroviral, en particular el uso de algunos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido. Una de sus manifestaciones más frecuentes es la atrofia facial, o pérdida de grasa en la zona de las mejillas. Esta situación puede llevar a dañar de forma significativa la autoestima de las personas que la experimentan.

Para paliar los efectos estéticos de la pérdida de grasa se puede recurrir a la inyección de ácido poliláctico (comercializado en Europa bajo el nombre de New Fill®), una técnica que permite rellenar las zonas de las mejillas afectadas. Los resultados que hasta ahora se han observado con esta técnica son satisfactorios, con muy pocas o ninguna complicación relacionada con las inyecciones.

En Francia, donde esta técnica se usa ampliamente desde hace muchos años y su coste está cubierto por la seguridad social, un equipo de médicos ha decidido realizar un estudio para optimizar estos resultados. El estudio, retrospectivo, se llevó a cabo en la Unidad de Dermatología del Hospital Central de Cannes en la misma ciudad francesa. Incluyó a 83 personas con VIH que experimentaban lipoatrofia facial y habían sido tratadas con inyecciones de ácido poliláctico entre 1999 y 2004.

Los investigadores evaluaron los métodos empleados para realizar el tratamiento, el número de inyecciones realizadas en cada caso, la eficacia de la terapia y los efectos indeseados. Los resultados revelan que cada persona recibió una media de 3 a 4 sesiones de tratamiento consistentes en inyecciones subdérmicas de una ampolla de ácido poliláctico en cada mejilla. Se efectuaron evaluaciones de la piel por ultrasonidos en la parte superior de la mejilla en 45 personas, que mostraron un aumento del grosor de la piel de entre 3 y 7mm.

Los investigadores observaron la aparición de tumefacciones después de las inyecciones en todas las personas incluidas en la investigación, que duraron de uno a dos días. En un total de 5 personas aparecieron hematomas en los lugares de inyección. Dos personas presentaron asimetría en las mejillas tratadas que duraron 4 meses y requirieron intervenciones correctivas. Cuatro personas experimentaron granulomas no inflamatorios (bultos o nódulos), que eran palpables aunque no visibles en 2 de los casos. Todos los nódulos desaparecieron al cabo de 4 meses.

Según los autores de esta investigación, algunas dificultades de orden técnico llevaron a introducir algunos cambios en los métodos de tratamiento. Éstos consistieron en adoptar de forma rutinaria el uso de una máscara y de gafas protectoras; usar jeringuillas de tipo Luer-lock debido a los problemas de obstrucción que aparecieron en el 20% de los casos con las otras jeringuillas y provocaron salpicaduras; aumentar el volumen de dilución de 3 a 5ml; utilizar una centrifugadora para asegurar una mejor homogeneidad de la solución; y sustituir el agua por la lidocaína en la solución para reducir el dolor en el momento de la inyección.

Los investigadores franceses concluyeron que el tratamiento de la lipoatrofia facial por inyección de ácido poliláctico es una técnica eficaz en la mayoría de los casos. No obstante, es necesario la adopción de estas cuantas medidas y una buena formación en la administración del tratamiento para asegurar una eficacia y seguridad óptimas.

En España, New Fill® se utiliza generalmente en ensayos clínicos. Sin embargo, también hay en curso algunos programas pilotos en varios centros clínicos para dar acceso a esta técnica de forma gratuita.

Fuente: www.hivandhepatitis.com
Referencia: I Bodokh and P Simonet. Polylactic acid injections (Newfill) in the treatment of facial lipoatrophy in HIV-positive patients [Article in French]. Annals of Dermatology and Venereal Diseases 133(5), Pt 1: 429-432. May 2006.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD