Profilaxis pre-exposición con antirretrovirales

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Un estudio investiga en monos la prevención de la trasmisión rectal del VIH

La expansión del VIH constituye un problema a nivel mundial debido, entre otros factores, a la ausencia de un mecanismo profiláctico adecuado. Los sucesivos fracasos en el desarrollo de una vacuna han llevado a los investigadores a estudiar la profilaxis pre-exposición (PPrE). Una posible vía en la investigación de esta profilaxis consiste en el desarrollo de microbicidas, que en la actualidad están siendo ampliamente examinados. Por otra parte, también se están estudiando terapias antirretrovirales adaptadas a un modelo profiláctico para que puedan ser utilizadas por personas que mantienen prácticas que conllevan riesgo de infección por VIH.

Un estudio llevado a cabo en EE UU ha investigado la transmisión por vía rectal en macacos y su prevención mediante el uso de diferentes combinaciones de antirretrovirales. Para el estudio se empleó un virus propio de los macacos estudiados, con un mecanismo de transmisión similar al del VIH en humanos, al que se le realizaron unas modificaciones para que expresara proteínas del VIH y fuera susceptible a los antirretrovirales. Se compararon cuatro grupos con terapias diferentes, además de un grupo sin terapia (control):

  • Grupo 1: Recibió emtricitabina (Emtriva®) en dosis diarias equivalentes a las humanas.
  • Grupo 2: Tomó emtricitabina y tenofovir (Emtriva® + Viread®) en dosis diarias equivalentes a las humanas.
  • Grupo 3: Recibió emtricitabina en dosis diaria equivalente a la humana y tenofovir en dosis mayores.
  • Grupo 4: Tomó la terapia del grupo 3 pero sólo dos horas antes y 24 después de cada inoculación de virus.

En los tres primeros grupos, el tratamiento se administró, de forma ininterrumpida, desde 7-9 días antes del periodo de inoculación hasta 28 días después de éste. De esta manera, se estudiaron terapias tanto de toma diaria como intermitente enfocadas al momento de la práctica de riesgo. Cada grupo estuvo integrado por 6 macacos, además de los 18 que no recibieron medicación (grupo control). Las inoculaciones rectales de virus se llevaron a cabo durante una semana, siguiendo una pauta de dos dosis diarias.

El riesgo de infección en el grupo 1 fue 3,8 veces menor que en el grupo control (p = 0,02), mientras que en el grupo 2 fue 7,8 veces menor (p = 0,008). Ninguno de los integrantes de los grupos 3 y 4 fueron infectados.

Los expertos concluyeron que una terapia diaria con un solo fármaco tiene una función preventiva; no obstante, consideraron que la protección es mayor combinando antirretrovirales. La terapia intermitente a dosis altas proporcionó, en este estudio, una protección comparable a la de la administración diaria.

Investigaciones como ésta pueden ayudar a orientar el diseño de posteriores terapias de PPrE, teniendo en cuenta, claro está, las consideraciones con las que hay que tomar estudios desarrollados con animales, ya que no siempre tienen validez al trasponerlos a humanos.

Fuentes: Elaboración propia.
Referencia:  García-Lerma JG, et al. Prevention of rectal SHIV transmission in macaques by daily or intermittent prophylaxis with emtricitabine and tenofovir. PLoS Med. 2008 (Feb); 5(2): e28.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD