Mayores niveles de interleucina-10 podrían dificultar la infección por VIH y ralentizar su progresión

Francesc Martínez
Ver otras noticias

En la fase aguda de la infección, no obstante, esta característica puede implicar cargas virales más elevadas

Las personas con predisposición genética a tener niveles más elevados de interleucina-10 (IL-10), una proteína reguladora del sistema inmunitario, pueden presentar un riesgo inferior de adquirir la infección por VIH o de que, si la misma tiene lugar, su progresión sea más lenta. Éstas son las conclusiones de un estudio retrospectivo sudafricano presentado en la edición online de 17 de junio de The Journal of Infectious Diseases.

Las interleucinas, también conocidas como citocinas, impulsan a las células del sistema inmunitario a comunicarse entre ellas, provocando múltiples efectos en el organismo. Una de las citocinas más estudiadas ha sido la interleucina-2 (IL-2), de la que se ha demostrado su capacidad de espolear la producción de CD4.

En cambio, pocos estudios se han centrado en la IL-10, y además, cuando se han llevado a cabo, han arrojado resultados contradictorios. Así, para explorar el impacto real de la IL-10, investigadores de la Universidad de KwaZulu-Natal en Durban (Sudáfrica) examinaron análisis de sangre y los registros médicos de 259 mujeres con o sin VIH que formaban parte del estudio de cohortes sobre infección aguda del Centro para el Programa de Investigación del Sida en Sudáfrica (CAPRISA, en sus siglas en inglés). En el transcurso del estudio, un total de 64 mujeres adquirieron la infección por VIH.

Las mujeres con predisposición genética a tener niveles elevados de IL-10 mostraron un riesgo de contraer la infección por VIH mucho inferior al de aquéllas con predisposición genética a presentar niveles reducidos de esta interleucina.

En el caso de mujeres ya infectadas por VIH, los resultados no fueron tan evidentes. Durante la fase aguda de la infección, las mujeres con mayor tendencia a mostrar niveles elevados de IL-10 tenían cargas virales superiores a las de aquéllas con niveles reducidos de dicha interleucina. Esta tendencia, sin embargo, se invirtió al observar a mujeres en la fase crónica de la infección, ya que, en dicha fase, mayores niveles de IL-10 estuvieron asociados a cargas virales menores y niveles más bajos de esta interleucina, a cargas virales más elevadas.

De este modo, pese a que se trata de un pequeño estudio de tipo retrospectivo y de que serán necesarios estudios prospectivos de mayor tamaño para confirmar los hallazgos, la tendencia apuntada por la IL-10 -como la que ya mostró la IL-2 en otros estudios- puede ser interesante como uno de los factores que permitan entender por qué la infección por VIH no progresa de la misma manera en todas las personas.

Fuente: Aidsmeds.com.
Referencia: Naicker DD, Werner L, Kormuth E, Passmore JA, Mlisana K, Karim SA, Ndung’u T; CAPRISA Acute Infection Study Team. Interleukin-10 Promoter Polymorphisms Influence HIV-1 Susceptibility and Primary HIV-1 Pathogenesis. J Infect Dis. 2009 (Jun 17). [Epub ahead of print].

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD