Mínimo impacto de TARGA sobre el desarrollo de anomalías congénitas en niños

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Se observan tasas más elevadas de hipospadias por la exposición durante el primer trimestre de embarazo

Desde hace ya una década mujeres con VIH toman tratamiento antirretroviral con seguridad durante el embarazo. Un régimen antirretroviral eficaz tiene un efecto importante sobre la salud tanto de las futuras madres como la sus bebés, por lo que esta experiencia positiva ha animado a muchas mujeres a considerar la posibilidad de tener (o volver a tener) hijos.

Sin embargo, existe la preocupación de que los medicamentos antirretrovirales pudieran tener un efecto potencialmente tóxico sobre el feto, y es por ello que muchos estudios intentan evaluar las tasas y los tipos de defectos congénitos en los niños nacidos de madres con VIH en función del tiempo que éstas han estado tomando terapia antirretroviral.

Según un estudio publicado en la edición del 1 de marzo del Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, la tasa de defectos congénitos en niños nacidos de madres con VIH tratadas con fármacos antirretrovirales durante el embarazo parece ser similar, en general, a las observadas en niños no expuestos a medicamentos antirretrovirales. Sin embargo, sí que existen algunos indicios de que las hipospadias podrían ser más frecuentes como consecuencia de la exposición a los antirretrovirales durante el primer trimestre de embarazo, lo que coincide con los resultados observados en otros estudios anteriores (véase La Noticia del Día 23/01/07). La hipospadia es una anomalía genital masculina por la que la desembocadura de la uretra (canal que conecta la vejiga con el exterior del cuerpo a través de un orificio situado en el glande) se desarrolla en otros puntos del eje del pene, en el escroto o incluso cerca del ano.

El Dr. Heather Watts, del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano en Bethesda (EE UU), y sus colegas evaluaron los datos procedentes del Grupo de Estudio sobre Transmisión en Mujeres e Hijos (WITS, en sus siglas en inglés), un estudio prospectivo, observacional y multicéntrico de mujeres embarazadas con VIH y sus bebés, llevado a cabo entre 1989 y 2004.

En general, en un total de 90 niños se observaron defectos congénitos, lo que supone una tasa de 3,56 por cada 100 bebés nacidos vivos. No se observaron diferencias significativas en las tasas de defectos congénitos entre las mujeres que tomaron antirretrovirales durante el primer trimestre (3,19 por cada 100 nacidos vivos), las que los tomaron más tarde (3,54 por cada 100 nacidos vivos) y las que no tomaron antirretrovirales (4,05 por cada 100 nacidos vivos).

El único hallazgo notable fue un aumento de hipospadias en los niños nacidos de mujeres que habían tomado medicación antirretroviral durante el primer trimestre: 7 casos de 382 varones nacidos vivos en comparación con 2 casos de 829 varones nacidos vivos en los otros dos grupos.

Según el Dr. Watts y sus colaboradores, “este hallazgo tiene que ser interpretado con cautela” y añade que requiere confirmación, dado que las cifras son bajas, no coinciden con las observadas en otros estudios y existen otras explicaciones alternativas plausibles.

No obstante, el equipo concluye que los datos son tranquilizadores: “Como consecuencia de los evidentes beneficios de la medicación antirretroviral para la salud de la madre y la prevención de la transmisión perinatal del VIH, sobre la base de estos datos, no se requiere ningún cambio en la prescripción de antirretrovirales para mujeres embarazadas”.

Los investigadores subrayan, sin embargo, la necesidad de una vigilancia continuada, dado que los regímenes son cada vez más complejos y hay nuevos fármacos disponibles. Sobre todo recomiendan con insistencia que los médicos informen de los casos de exposición a los antirretrovirales en el embarazo al Registro de uso de antirretrovirales durante el embarazo, en una fase de la gestación lo más pronto posible.

Fuente: Medscape / Elaboración propia.
Referencia: Watts, D. et alii, “Assessment of Birth Defects According to Maternal Therapy Among Infants in the Women and Infants Transmission Study”, en J Acquir Immune Defic Syndr 2007; 44:299-305.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD