Tomar nucleósidos durante el embarazo no aumenta el riesgo de cáncer en el niño

Pedro Pérez
Ver otras noticias

El uso de este tipo de antirretrovirales para prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo ha mostrado que no aumenta el riesgo de cáncer en niños de hasta 5 años de edad

En los últimos años, se ha producido una gran reducción de la transmisión vertical del VIH en los países desarrollados gracias al acceso a la información, el control obstétrico y la terapia antirretroviral (TARV).

En España, la incidencia de la transmisión de madre a hijo ha caído por debajo del 1%. De hecho, como recogen las Recomendaciones de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida (SPNS), el Grupo de Estudio de Sida (GeSida/SEIMC), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) para el seguimiento de la infección por VIH con relación a la reproducción, el embarazo y la prevención de la transmisión vertical, es posible prevenir la práctica totalidad de la transmisión perinatal del VIH si se identifica precozmente la infección en la mujer embarazada.

La posibilidad de minimizar el riesgo de transmisión ha reavivado el interés de muchas mujeres con VIH y parejas, serodiscordantes o no, por tener niños. Sin embargo, esto no quita para que aún exista cierta preocupación por los efectos que, a largo plazo, podría tener la TARV de la madre en los hijos.

En particular, la posible genotoxicidad de algunos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN) ha suscitado dudas acerca de su potencial carcinogénico en los hijos de mujeres que toman estos fármacos para tratar la infección por VIH y prevenir la transmisión vertical.

En este sentido, un estudio francés, liderado por la doctora Benhammou, acaba de ofrecer una buena noticia. Los investigadores no encontraron ningún indicio de que la exposición a ITIN durante el embarazo aumentase el riesgo de cáncer en niños seronegativos de hasta cinco años de edad.

Para llegar a esta conclusión, y con el propósito de calcular la incidencia de cánceres en niños sin VIH expuestos en el útero a la terapia antirretroviral, Benhammou y sus colaboradores emplearon un cuestionario estandarizado durante dos años de seguimiento de una cohorte prospectiva francesa de niños nacidos de madres infectadas por VIH. Esta cohorte, conocida como Cohorte Perinatal Francesa (EPF, en sus siglas en francés), ha incluido a más de 11.000 parejas formadas por una madre y su hijo desde 1984 (el 80% de las cuales ha estado expuesta a ITIN durante el embarazo). Transcurrido este tiempo, la detección de cánceres se realizó mediante declaración epidemiológica espontánea, cruzando los datos con los registros nacionales de cáncer infantil y comparándolos con las tasas en la población general.

El estudio arrojó diez casos de cáncer entre 9.127 niños sin VIH expuestos a nucleósidos (mediana de edad: 5,4 años; 53.052 persona-años de seguimiento). La incidencia total no fue significativamente diferente de la esperada para la población general: diez casos frente a 8,9 y 9,6 en función de si se tomaba como referencia el periodo de 1990 a 1999 o el de 2000 a 2004 –tasa de incidencia estandarizada [TIE]: 1,1 (0,3-1,5) y 1,0 (0,5-1,9)–. Se observaron cinco casos de cáncer del sistema nervioso central [TIE: 3,1 (1,0-7,2), p=0,05 y 2,4 (0,8-5,6), p=0,12].

No obstante, el riesgo relativo de cáncer para los niños expuestos a la combinación de didanosina (ddI, Videx®) con lamivudina (3TC, Epivir®; y coformulado en Combivir® y Kivexa® y Trizivir®) fue más elevado que el de aquéllos que estuvieron expuestos a monoterapia con zidovudina (AZT, Retrovir®) [cociente de riesgo (CR): 13,6 (2,5-73,9)]. Según los autores, estas diferencias justifican futuras investigaciones.

Asimismo, los responsables del estudio consideran que debe efectuarse una vigilancia más prolongada en el tiempo, que incluya un análisis diferencial de los distintos tipos de cáncer, así como de los diferentes ITIN utilizados.

Fuente: AIDS / Elaboración propia.
Referencia: Benhammou V, Warszawski J, et al. Incidence of cancer in children perinatally exposed to nucleoside reverse transcriptase inhibitors. AIDS. 2008 Oct 18;22(16):2.165-2.177.

Recomendaciones de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida (SPNS), el Grupo de Estudio de Sida (GeSida/SEIMC), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) para el seguimiento de la infección por el VIH con relación a la reproducción, el embarazo y la prevención de la transmisión vertical. Diciembre 2007.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD