El uso de terapias alternativas puede comprometer el manejo del VIH

Núria Rodríguez
Ver otras noticias

Un estudio pone de manifiesto la necesidad de que médicos y pacientes conozcan los riesgos potenciales de estas terapias

Según un estudio presentado en la XVI Conferencia Internacional del Sida celebrada en agosto en Toronto, una de cada diez personas tratadas en varias clínicas de VIH en Londres está tomando tratamientos complementarios o alternativos que pueden ser potencialmente peligrosos para la salud de estos pacientes. La mayoría de ellos está tomando tratamientos alternativos que pueden provocar efectos secundarios indeseados a personas con un sistema inmunológico debilitado y además algunos de estos pacientes están tomando terapias de las que se sabe que interactúan con los tratamientos del VIH.

Las medicinas complementarias y alternativas se usan ampliamente por personas con VIH. Se trata de un hecho que requiere que se le preste atención no sólo porque muchos de estos tratamientos interaccionan con la terapia antirretroviral, sino también porque a menudo, los pacientes no cuentan a sus médicos o farmacéuticos qué terapias complementarias están tomando por su cuenta.

Un grupo de investigadores de hospitales de Londres quisieron determinar si las terapias complementarias y alternativas de uso más generalizado eran también utilizadas por personas que están tomando terapia anti-VIH. Para ello, se pidió a los pacientes que respondieran a un completo y detallado cuestionario sobre el uso de tales productos.

Se obtuvieron respuestas de 293 personas, de las cuales casi dos terceras partes estaban tomando remedios alternativos o herbales y alrededor de un tercio estaba usando terapias físicas como el masaje.

A un 11% de los pacientes se le aconsejó interrumpir el uso de terapias complementarias y alternativas: un 8% a causa de los efectos secundarios potencialmente peligrosos (que provoca por ejemplo la equinácea) y un 3% porque estas personas estaban tomando productos que pueden hacer disminuir las concentraciones de los antirretrovirales en la sangre (suplementos de ajo, kava y hierba de San Juan). Además, a un 14% de los pacientes se le aconsejó hacer uso de estas terapias con precaución: el 2% por los potenciales efectos secundarios y el 12% por el riesgo de una interacción con sus terapias para el VIH.

De los pacientes que estaban usando terapias complementarias y alternativas, sólo un 54% lo había valorado con su proveedor de salud.

“Un elevado porcentaje de las personas de nuestra cohorte estaba comprometiendo gravemente el manejo del VIH por estar tomando medicinas complementarias y alternativas”, enfatizaron los investigadores. Y añaden que este estudio subraya la importancia de que los médicos sepan si sus pacientes toman medicinas alternativas, así como la necesidad de que los pacientes hablen sobre el uso de estos productos a sus médicos. Los investigadores concluyen que los farmacéuticos desempeñan un importante papel en la tarea de poner al día a médicos y pacientes sobre los potenciales riesgos provenientes del uso de hierbas y medicinas complementarias.

Fuente: AIDSMAP.
Referencia: Ladenheim D et al., Potential health risks of complementary alternative therapies in HIV-positive patients. Sixteenth International AIDS Conference, Toronto, abstract MOPE0219, 2006.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD