Tasas elevadas de adhesión al tratamiento contra el VHC en usuarios de drogas inyectables

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Este factor se considera esencial para el éxito de la terapia en esta población de pacientes

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Sydney, Australia) ha mostrado unos niveles similares de adhesión al tratamiento contra la hepatitis C entre personas usuarias de drogas inyectables y aquellas no consumidoras de este tipo de sustancias, en ambos casos con infección reciente por el virus de la hepatitis C (VHC). Los resultados de este ensayo fueron publicados en la edición de noviembre de 2010 de Journal of Hepatology.

El tratamiento de la infección crónica por VHC, basado en interferón pegilado y ribavirina, se mueve en unos niveles de eficacia de entre el 54 y el 56% en personas monoinfectadas y de entre el 27 y el 40% en aquellas coinfectadas por VIH.

En el caso de las personas infectadas recientemente, entre aquellas que solo tienen infección por VHC y que toman una monoterapia con interferón pegilado entre 12 y 24 semanas se calcula que las tasas de respuesta al tratamiento oscilan entre el 57 y el 88%, mientras que en los pacientes coinfectados que siguen la terapia estándar (interferón pegilado y ribavirina) durante el mismo período de tiempo, estas tasas se sitúan entre el 59 y el 74%.

Aunque en algunos estudios se ha evidenciado que las tasas de respuesta entre los usuarios de drogas inyectables son semejantes a las de quienes no utilizan estas sustancias, los profesionales sanitarios dudan de la eficacia del tratamiento anti-VHC en estas personas por su supuesta falta de adhesión, poca motivación, presencia de problemas psicológicos, existencia de comorbilidades, riesgo de reinfectarse y la necesidad de una buena infraestructura que asegure su correcto seguimiento.

Con el objetivo de evaluar la adhesión al tratamiento anti-VHC de personas con infección aguda por hepatitis C -coinfectadas o no por VIH-, los investigadores diseñaron un estudio en el que se efectuó un seguimiento de la adhesión a la terapia con interferón pegilado individualizado sobre la base de los datos aportados por el personal de enfermería encargado de administrar el fármaco.

Las personas monoinfectadas -un total de 74- recibieron durante 24 semanas monoterapia con interferón pegilado alfa-2a (Pegasys®), mientras a los pacientes coinfectados -un total de 35- se les administró durante el mismo período de tiempo un tratamiento basado en interferón pegilado alfa-2a y ribavirina. Dado que no todos los participantes tomaban ribavirina, el estudio solo midió la adhesión al tratamiento con interferón pegilado.

Uno de los parámetros medidos fue la proporción de participantes con adhesión 80/80 (definida como la toma de un mínimo del 80% de las dosis durante un mínimo del 80% del período de tratamiento), alcanzada por el 82% de los integrantes del estudio.

Durante el tratamiento, el 14% de los pacientes no tomó más de una dosis. El 10% de los participantes siguió el tratamiento entre 0 y 4 semanas (con una tasa de respuesta virológica sostenida [RVS] del 9%), el 14%, entre 5 y 19 (RVS del 33%), el 6%, entre 20 y 23 semanas (RVS del 43%), y el 70% llegó a las 24 semanas preestablecidas (RVS del 76%). Las diferencias entre las tasas de RVS alcanzaron valores significativos.

Los participantes sin estudios superiores presentaron una menor probabilidad de lograr una adhesión 80/80 (cociente de probabilidades ajustado: 0,29; p= 0,045).

El consumo de drogas inyectables previo o simultáneo al tratamiento no condicionó la tasa de adhesión 80/80.

La tasa de respuesta virológica sostenida fue superior en aquellas personas con adhesión 80/80 (del 67%) que la de aquellas que no consiguieron dichos niveles de adhesión (en las que fue del 35%; p= 0,007).

En el estudio se observó una elevada adhesión al tratamiento con interferón pegilado -que condicionó de manera notable la tasa de RVS- con independencia del empleo de drogas por vía intravenosa previo o simultáneo al ensayo.

Los resultados de este estudio deberían hacer replantear ciertas ideas preestablecidas en relación con la idoneidad del tratamiento anti-VHC en personas usuarias o ex usuarias de drogas inyectables.

Fuente: Elaboración propia.
Referencia: Grebely J, Matthews GV, Hellard M, Shaw D, van Beek I, et al. Adherence to treatment for recently acquired hepatitis C virus (HCV) infection among injecting drug users.J Hepatol. 2010 Nov 23. [Epub ahead of print].

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD