Se reduce la incidencia de la infección por el VIH en EE UU

Francesc Martínez
Ver otras noticias

No obstante, se observan aumentos preocupantes en determinadas zonas del país y entre ciertos colectivos vulnerables

La incidencia estimada de la infección por el VIH en EE UU ha descendido, según las conclusiones de un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU [CDC, en sus siglas en inglés], aunque este fenómeno no se registra en todo el país ni entre todos los colectivos. Por ejemplo, de forma paralela, se observa un aumento de dicha incidencia estimada en el estado de Arizona, así como en determinados grupos poblacionales en situación de mayor vulnerabilidad.

A nivel estadounidense, los CDC evidencian un descenso continuado a lo largo de los últimos años de la incidencia estimada de la infección por el VIH, con una caída del 12% entre 2017 y 2021 (el último año analizado). El descenso ha sido especialmente marcado entre la franja de población más joven (entre 13 y 24 años), en donde la reducción ha llegado al 34%.

Los nuevos diagnósticos del VIH también han ido a la baja, aunque se ha detectado un repunte entre 2020 y 2021 que los investigadores atribuyen a la caída en el número de pruebas realizadas en 2020 por causa de la pandemia por COVID-19.

En la ciudad de San Francisco se ha observado una tendencia similar a la global de EE UU. Un aumento de diagnósticos de 2020 a 2021 por causa de la COVID-19 en un contexto de caída continuada de la incidencia. El 84% de los nuevos diagnósticos de San Francisco se dieron en hombres cis. La etnia mayoritaria entre los nuevos diagnosticados fue la latinoamericana (43%, superando por primera vez a la etnia negra). Sin embargo, en mujeres, la etnia principal entre las nuevas diagnosticadas fue la etnia negra.

A nivel estadounidense, la etnia principal de los nuevos diagnosticados fue la negra (40%), seguida por la latinoamericana (29%), la etnia blanca (25%) y las etnias asiáticas o del Pacífico (3%).

En San Francisco, los nuevos diagnósticos se asociaron claramente a la vulnerabilidad. El 19% de los nuevos diagnósticos en 2022 se dieron en usuarios de drogas intravenosas y el 17% de los recién diagnosticados no tenían residencia fija.

En 2022, los investigadores hallaron que algo más del 75% de las personas que eran candidatas a la profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP, en sus siglas en inglés) en San Francisco la estaban recibiendo.

En Nueva York, la tendencia fue similar a la de San Francisco, con la bajada continuada de nuevos casos con el paréntesis asociado a la COVID-19.

La gran mayoría (el 79%) de los nuevos diagnósticos neoyorquinos se dieron en hombres. La etnia negra fue la principal (43%), seguida de cerca por la latinoamericana (40%) y ya a mayor distancia la blanca (12%),

En nueva York, la mayor parte de nuevos diagnósticos se dieron en los barrios con mayor grado de pobreza, por lo que, como en San Francisco, la incidencia de la infección por el VIH va asociada a la vulnerabilidad social. Por su parte, en los estados del sur de EE UU es donde se registró la mayoría de los nuevos diagnósticos (el 52%) y las tendencias fueron dispares.

En el estado de Georgia se registró el cuarto mayor número de nuevos diagnósticos, aunque la tendencia, como a nivel global estadounidense, fue descendente con el paréntesis de 2020. El 78% de los nuevos diagnósticos se dieron en hombres cis. De forma destacable, hasta un 71% de los nuevos diagnósticos se dieron en personas de etnia negra. Al contrario de lo observado en San Francisco, el porcentaje de usuarios de drogas intravenosas entre los nuevos diagnosticados en Georgia fue bajo.

En el estado de Arizona se identificaron los resultados más preocupantes. Así, en 2022 se registró un incremento del 19% de los nuevos casos desde el año 2020 llegando a números similares a los de finales de la década de 1980. En todo caso, parte del aumento sería atribuible a un aumento en el acceso a las pruebas diagnósticas, según los expertos.

El 86% de los nuevos diagnosticados en Arizona eran hombres cis y el 56% eran hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH). El 42% de los recién diagnosticados eran de etnia latinoamericana, seguidos por los de etnia blanca (30%) y los de etnia negra (17%). Entre las personas de etnia latinoamericana se ha observado un aumento en la incidencia de la infección por el VIH del 188% entre 1988 y 2022. En todo caso, la mayor tasa de incidencia se dio en personas de etnia negra.

Los resultados del presente informe de los CDC evidencian una tendencia descendente de la incidencia de la infección por el VIH en EE UU, pero con disparidad en función de las áreas geográficas y el grado de vulnerabilidad social de las personas. Ello apunta a que, en consonancia con lo que ocurre en el resto del mundo, para lograr los objetivos fijados por ONUSIDA para el año 2030 será necesario que EE UU focalice sus intervenciones del ámbito de la salud pública con relación al VIH en aquellas poblaciones más vulnerables.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Centers for Disease Control and Prevention. Estimated HIV incidence and prevalence in the United States, 2017–2021. HIV Surveillance Supplemental Report, 2023; 28 (No.3). https://www.cdc.gov/hiv/library/reports/hiv-surveillance.html.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD