La carga viral del virus C apenas se reduce con IL-2

Xavier Franquet
Ver otras noticias

Sin embargo, sí produce aumentos de CD4 en personas coinfectadas

El papel de la interleucina-2 (IL-2) en la carga viral del virus de la hepatitis C (VHC) ha sido poco estudiado y los datos en personas con VIH y VHC, escasos. La teoría que alienta estas invetigaciones se basa en el posible papel de la interleucina-2 en los mecanismos inmunológicos que participan en la eliminación del virus de la hepatitis C (VHC). Se sabe que IL-2 puede aumentar el número de linfocitos T, preservar el repertorio inmunológico, potenciar la actividad de los linfocitos T y de las células asesinas naturales (NK, en sus siglas en inglés) y promover la síntesis de la inmunoglobina. 

Los datos hasta la fecha publicados no han mostrado, en general, mejoras en la carga viral de VHC con el tratamiento con IL-2; aunque sí reducciones de los niveles de alanina aminotransferasa (ALT). No obstante, la mayor parte de estudios no contaba con grupo control. Además se probaron distintas dosis, frecuencias y modos de administración de IL-2. 

Ahora se han dado a conocer los resultados de un amplio estudio multicéntrico y abierto de Fase III, con reparto aleatorio y grupo control que ha comparado los efectos en los niveles de ARN de VIH y en el recuento de CD4 del tratamiento antirretroviral con la estrategia de añadir IL-2 al tratamiento antirretroviral. Los participantes fueron repartidos para tomar una, dos o ninguna dosis de IL-2 (distribución 1:1:2). Las dosis de IL-2 fueron de 4,5 o 7,5 MUI y se administraron subcutáneamente (cinco días consecutivos cada 8 horas) cumpliendo al menos tres ciclos. Al subgrupo de participantes coinfectados se les midió, además del ARN de VIH al inicio el estudio y cada mes y los CD4 al inicio y cada cuatro meses, el ARN de VHC al inicio y en los meses 1, 2, 3, 6 y 12. 

Un total de 63 participantes (12,3%) dio positivo a la prueba de anticuerpos al VHC. En 9 casos (14%) de los 63 el ARN de VHC era indetectable. De los 54 restantes con carga viral de VHC detectable en plasma, un total de 26 pasó a recibir IL-2 (10 en el grupo de dosis alta y 16 en el grupo de dosis baja) y 28 fueron asignados al brazo con sólo tratamiento antirretroviral. Entre los 26 participantes que recibieron IL-2, fueron 20 los que finalizaron al menos tres ciclos de tratamiento con IL-2 y otras tres personas terminaron al menos dos ciclos. 

Entre los 54 participantes con cargas virales de VHC detectables, las características basales eran similares entre los grupos con IL-2 y el grupo con sólo antirretrovirales. La edad media era de 42 años, el 48% eran de raza no blanca, y el 57% tenía una historia de uso de drogas inyectables. Estas personas habían estado en tratamiento antirretroviral durante una media de 47 meses. El recuento medio de CD4 era de 570 células/mm3, la media de ARN de VIH era de 2,3 log10 copias/ml y la media de ARN de VHC era de 6,7 log10 copias/ml. No hubo diferencias en cuanto a AST, bilirrubina o niveles de creatinina

Al mes de empezar con IL-2, los niveles de ARN de VHC descendieron 0,22 log10 copias/ml en el grupo con IL-2 y se incrementaron en 0,1 log10 en el grupo con sólo antirretrovirales. Aunque esta diferencia fue estadísticamente significativa (IC95%: 0,06-0,53; p=0,02), la diferencia en los niveles de ARN de VHC entre los dos brazos de tratamiento a los 12 meses no lo fue (p=0,18). Sin embargo, los resultados de un análisis longitudinal de regresión mostraron que el promedio de carga viral de VHC en el grupo con IL-2 fue 0,26 log menor que el promedio alcanzado en el grupo con sólo antirretrovirales (IC95%: 0,04-0,48, p=0,02). 

Entre las 26 personas que tomaron IL-2, los recuentos de CD4 habían aumentado una media de 300 células/mm3 en el mes 4 de seguimiento; mientras que entre los 28 participantes del grupo con antirretrovirales se registró un aumento medio de 21 células/mm3 en el mismo periodo de tiempo. En las mediciones realizadas los meses 8 y 12 se registraron aumentos también significativamente mayores en el grupo con IL-2 (p<0,001 en ambas mediciones). Por ello, los autores aseguran que la infección por VHC no pareció comprometer la respuesta de los CD4 al tratamiento con IL-2. 

En cuanto a la carga viral del VIH, los cambios observados no fueron muy distintos entre los grupos. Al mes 12 el cambio fue de -0,15 log10 en el grupo de IL-2 y de 0,19, respectivamente (p=0,21). 

Así, los autores concluyen que en consonancia con resultados anteriores, encontraron que el tratamiento con ciclos de IL-2 no tiene efecto en la carga viral del VHC ni en la erradicación de dicho virus. Y sugieren que se realicen más estudios diseñados para determinar si IL-2 beneficia a pacientes con VHC, en concreto que se explore el papel de IL-2 junto a la terapia anti-VHC. 

Fuente: NATAP (http://www.natap.org/)

Referencia: E. M. Tedaldi et al. and the CPCRA Hepatitis Working Group. Effect of IL-2 on hepatitis C virus RNA levels in patients co-infected with human immunodeficiency virus receiving HAART Journal of Viral Hepatitis. July 2005

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD