Las estatinas podrían ayudar en la disfunción eréctil

Joan Tallada
Ver otras noticias

Sildenafilo no sirve en todos los casos

Uno de los efectos adversos de la terapia antirretroviral al que se ha prestado menos atención es la disfunción sexual. Además de la pérdida de la libido en ambos sexos, en el caso de los hombres puede aparecer también como disfunción eréctil, es decir, como la dificultad o incapacidad de mantener el pene erecto para mantener relaciones.

Los pocos estudios realizados en personas con VIH han asociado el uso de los inhibidores de la proteasa (IP) con esta disfunción en los varones. Al parecer, la impotencia estaría relacionada con una alteración de la función endotelial vascular, provocada a su vez por la elevación de grasas en sangre que provocan la mayoría de estos fármacos. De hecho, existen estudios en los que se comprueba que el único IP que no eleva los lípidos, atazanavir (Reyataz), mejora la calidad de vida sexual de los hombres que lo toman.

Un grupo de investigadores ha querido saber si añadir un medicamento para bajar los lípidos en personas con disfunción eréctil podría ser de utilidad. Aunque este estudio piloto se ha llevado a cabo en personas sin VIH, podría repetirse en esta población para verificar su conveniencia.

El Dr. Herman y su equipo de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia seleccionaron a 12 hombres sin VIH y con disfunción eréctil que no respondían al tratamiento con sildenafilo (Viagra), según un trabajo publicado en el Journal of Sexual Medicine. Estos varones siguieron tomando sildenafilo pero fueron repartidos de forma aleatoria a tomar también o bien 80mg de atorvastatina (un inhibidor de la reductasa de la HMG-CoA, de la familia de las estatinas) o bien placebo durante 12 semanas.

A las seis semanas, el tratamiento con atorvastatina se asoció con una mejora significativa de la respuesta eréctil a sildenafilo (8 de 8), lo que no sucedió con el grupo de placebo (1 de 4) (p=0,02). Además, como era de esperar, se produjo una reducción en los niveles de lípidos del 43%.

Estos resultados dan soporte a la idea de repetir el ejercicio en un grupo más grande de personas, y también entre los hombres con VIH que siguen sin poder disfrutar plenamente de su vida sexual.

Fuente: NATAP.
Referencia: Herman et al. J Sex Med 2006;3:303-308.
Joan Tallada

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD