Desarrollo de diabetes en mujeres con VIH que toman TARGA

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Un estudio asocia su aparición al uso de análogos de nucleósido

Muchos han sido los estudios que han evaluado la relación entre la terapia antirretroviral y el desarrollo de varias complicaciones metabólicas en personas con VIH. Existe la opinión generalizada de que las anomalías de la glucosa en sangre, tales como la resistencia a la insulina y la diabetes mellitus tipo 2, se asocian a los inhibidores de la proteasa (véase La Noticia del Día 04/07/07). No obstante, un estudio reciente ha puesto en tela de juicio esta afirmación.

Tal y como se informa en la edición de 20 agosto de AIDS, un equipo de investigadores evaluó la incidencia de diabetes mellitus tipo 2 en el Estudio Interagencias sobre el VIH en Mujeres (WIHS, en sus siglas en inglés), una cohorte representativa de mujeres con VIH en EE UU y un grupo de comparación de mujeres sin VIH pero en situación de riesgo de infección.

Este estudio prospectivo, llevado a cabo entre octubre de 2000 y marzo de 2006, incluyó a 2.088 participantes del estudio WIHS que no habían mostrado indicios de diabetes en el momento de la inscripción (1.524 con VIH y 564 sin VIH). En comparación con las mujeres sin VIH, las positivas eran mayores y tenían más probabilidades de estar coinfectadas con el virus de la hepatitis C (factores ambos asociados con la diabetes), pero tenían también un índice de masa corporal (un factor  de protección frente a la diabetes).

A todas las participantes se las evaluó en las visitas semestrales programadas en el estudio, y entre otros parámetros, se examinaron los niveles de glucosa en ayunas y se llevaron a cabo mediciones corporales. Se definió episodio de diabetes (es decir, diabetes de nueva aparición) como tener un nivel de glucosa en ayunas superior o igual a 1,26g/l, el uso de medicación antidiabética y/o un diagnóstico de diabetes informado por la propia paciente y confirmado posteriormente.

En el estudio, se desarrolló diabetes en 116 mujeres con VIH y 36 sin VIH durante un período de seguimiento de 6.802 persona-años. Las mujeres con VIH que informaron de un uso no reciente de terapia antirretroviral tuvieron una tasa de incidencia de diabetes de 1,53 por 100 persona-años. Aquellas que recibieron monoterapia o biterapia (en lugar de los regímenes estándar de terapia antirretroviral de gran actividad, TARGA) tuvieron la tasa de incidencia más alta, 3,40 por 100 persona-años.

Las mujeres que tomaron regímenes que contenían un inhibidor de la proteasa (IP) tuvieron una tasa de incidencia de 2,50 por 100 persona-años, mientras que aquellas que tomaron regímenes TARGA que no contenían IP tuvieron una tasa de incidencia de 2,89 por 100 persona-años.

Ninguna de estas tasas difirió “sustancialmente o sobrepasó los niveles esperados por casualidad” de aquellas observadas en mujeres sin VIH (1,96 por 100 persona-años).

Entre las mujeres con VIH, una exposición acumulativa más prolongada a los análogos de nucleósido (ITIN) se asoció con un aumento del riesgo de aparición de diabetes en comparación con una no exposición a ITIN (riesgo relativo de 1,81 [intervalo de confianza de 95%, 0,83-3,93] por 0-3 años de exposición, y 2,64 [intervalo de confianza de 95%, 1,11-6,32] por > 3 años de exposición).

Al examinar el papel específico de los ITIN, el grupo de investigadores observó que únicamente el uso de 3TC se asoció con episodios de diabetes (riesgo relativo de 2,81 [intervalo de confianza de 95%, 1,33-5,95] por > 1 año de exposición).

Ni los IP ni los ITINN se asociaron con una tasa más elevada de diabetes.

En sus conclusiones, los investigadores señalan que “una exposición acumulativa más prolongada a los ITIN se asoció con un aumento en la incidencia de diabetes mellitus en mujeres con VIH”. Y añaden: “El control regular de la diabetes mellitus es aconsejable dado que los ITIN constituyen el régimen de base de la terapia antirretroviral eficaz”.

Los investigadores sugieren que el aumento en la incidencia de diabetes en mujeres con una exposición prolongada a los ITIN podría relacionarse con la toxicidad mitocondrial. Sin embargo, conviene señalar que este tipo de toxicidad se ha asociado más claramente a AZT, d4T, ddI y ddC que a 3TC.

Fuente: Hivandhepatitis.com
Referencia: PC Tien, MF Schneider, SR Cole, and others. Antiretroviral therapy exposure and incidence of diabetes mellitus in the Women’s Interagency HIV Study. AIDS 21(13): 1739-1745. August 20, 2007.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD