IAS 2013: Biterapia con etravirina y raltegravir en personas con problemas de toxicidad

Francesc Martínez
Ver otras noticias

La tasa de fracaso virológico a un año no superó el 5%, aunque casi un 20% de personas abandonaron el tratamiento por otras causas

Un estudio francés presentado en la VII Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida (IAS), celebrada la semana pasada en Kuala Lumpur (Malasia), ha mostrado que el uso de la terapia de mantenimiento formada por raltegravir (Isentress®) y etravirina (Intelence®) podría ser considerado una alternativa a tener en cuenta en personas con largo historial de tratamiento antirretroviral, con viremia indetectable y dificultades para tolerar tratamientos basados en inhibidores de la proteasa (IP) e inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN). Solo el 5% de quienes tomaron dicha terapia doble en el estudio experimentaron fracaso virológico tras un año de tratamiento.

La combinación constituida por el inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN) etravirina y el inhibidor de la integrasa raltegravir presenta toxicidad baja y riesgo reducido de interacciones con otros medicamentos, lo que hace que dicha combinación constituya una buena candidata como terapia de mantenimiento para personas que llevan muchos años en tratamiento anti-VIH y que, tras acumular resistencias a otras familias de fármacos o toxicidades, no pueden tomar una terapia antirretroviral convencional. Sin embargo, un punto en contra de raltegravir y etravirina es que se trata de dos fármacos con barrera genética baja, por lo que cabría esperar un desarrollo de resistencias relativamente rápido y, en consecuencia, el fracaso del tratamiento.

Para comprobar la eficacia y seguridad de la terapia de mantenimiento basada en raltegravir y etravirina, los investigadores diseñaron el presente estudio, de tipo observacional, en el cual incluyeron a 91 personas con amplia experiencia en tratamientos, carga viral indetectable y sin historial de fracasos virológicos asociados a ITINN, que habían sido atendidas en el Hospital Pitie Salpetriere de París (Francia) y habían cambiado a raltegravir/etravirina. El estudio fijó enero de 2008 como fecha de inicio de la biterapia a partir de la cual poder incluir participantes. El objetivo principal del estudio era saber el porcentaje de personas con carga viral indetectable tras un año de terapia doble. Los investigadores consideraron fracaso virológico obtener dos resultados de carga viral detectable de forma consecutiva.

La mediana de la edad de los participantes era de 53,6 años (rango intercuartil [RIC]: 48-57,8) y la del tiempo bajo tratamiento antirretroviral, de 17,1 años (RIC: 13-20,6). Hasta llegar a la biterapia, los participantes habían tomado una mediana de diez tratamientos antirretrovirales diferentes (RIC: 6-13) y la mediana del tiempo con viremia inferior a 200 copias/mL antes del cambio a la terapia doble fue de cuatro años (RIC: 2-7).

La principal causa de cambio a la biterapia fue la lipodistrofia y/o dislipemia (21%), seguida por la simplificación del tratamiento (10%), la toxicidad renal (9%),la toxicidad digestiva (9%), los problemas óseos (7%), la toxicidad hepática (6%) y los problemas neurológicos (6%).

Entre los 91 participantes, un total de 21 (23%) interrumpieron el tratamiento, tres de los cuales por fracaso virológico y los 18 restantes por otros motivos. En cinco personas (5,5%) la causa fueron los efectos secundarios. Sesenta y cinco personas tomaron biterapia durante, al menos, seis meses, y 48 durante, como mínimo, doce meses.

Al excluir a aquellas personas que interrumpieron la terapia doble por razones diferentes al fracaso virológico, el 98% de los participantes tenían carga viral indetectable a los seis meses y el 92% a los 12 meses. No obstante, estos aparentes buenos resultados de eficacia deben interpretarse con cautela, ya que este análisis excluyó a 18 personas de 91 (cerca del 20%) que habían interrumpido el tratamiento por causas diferentes al fracaso virológico.

Al analizar los tres casos de fracaso virológico (4,6% de los participantes que tomaron, al menos, seis meses de biterapia), en dos de ellos el tratamiento se suspendió debido a dos resultados de carga viral detectable consecutivos inferiores a 100 copias/mL. En el tercero, la carga viral en el sexto mes ya superaba las 2.000 copias/mL, alcanzando las 7.679 copias/mL en el momento de la interrupción. En dos de los tres casos, los participantes tenían VIH con mutaciones de resistencia a ITINN antes de cambiar a la terapia doble (en concreto, V179I en un caso y K103N y Y181C en el otro, que, precisamente, fue aquel con mayores niveles de viremia en el momento del fracaso virológico), aunque ninguno de los dos presentaba historial de fracaso al tratamiento antirretroviral basado en no análogos de nucleósido. Durante la biterapia, en el participante con las dos mutaciones a ITINN previas al cambio emergieron las mutaciones P225H (a ITINN) y N155H (a inhibidores de la integrasa). En la persona con fracaso virológico sin mutaciones de resistencia previas surgió la mutación V72I (a ITINN).

A la luz de los resultados del presente estudio, la terapia doble formada por raltegravir y etravirina puede ser una alternativa útil para algunas personas con muchos años de tratamiento antirretroviral a sus espaldas y problemas de toxicidad relacionados con IP e ITIN. De cualquier modo, es importante tener en cuenta que la baja barrera genética de la combinación y el hecho de que cerca del 20% de participantes interrumpieran el tratamiento en este estudio por causas distintas al fracaso virológico son factores que deberían llevar a los médicos a una selección y monitorización estrictas de las personas con las cuales se opte por esta estrategia terapéutica.

Fuente: NATAP.
Referencia: Calin R, Valantin MA, Simon A, et al. Raltegravir/etravirine dual therapy as a virologically safe treatment option in suppressed HIV-1-infected patients without previous NNRTI failure. 7th IAS Conference on HIV Pathogenesis, Treatment and Prevention, June 30-July 3, 2013, Kuala Lumpur. Abstract WEPE516.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD