La forma de notificar las cargas virales bajas a personas con el VIH puede generar confusión en torno al riesgo de transmisión del virus

Jordi Piqué
Ver otras noticias

En un estudio se proponen estrategias de comunicación de los resultados de carga viral (como aclarar “sin riesgo de transmisión sexual”) cuando la carga viral sea inferior a 200 copias/mL, para evitar malas interpretaciones en relación con el mensaje de “I = I”

Un estudio estadounidense ha concluido que cuando las personas con el VIH reciben resultados de pruebas de carga viral y contienen niveles mesurables, pero inferiores a 200 copias/mL, pueden surgir malas interpretaciones y considerar que no se aplica el concepto Indetectable es igual a Intransmisible “I = I”. En consecuencia, se recomienda explorar nuevas formas de informar y comentar los resultados de carga viral, por ejemplo, incluyendo en el informe del laboratorio “sin riesgo de transmisión sexual” cuando la carga viral sea inferior a 200 copias/mL. Los hallazgos del estudio se han publicado en la revista Open Forum Infectious Diseases.

A lo largo de la última década, varios estudios, entre los que se incluyen el PARTNER 1 y 2 (véanse La Noticia del Día 15/07/2016 y La Noticia del Día 24/07/2018), han confirmado de forma definitiva que cuando una persona con el VIH tiene carga viral indetectable gracias al tratamiento antirretroviral no es posible que se transmita el virus durante las relaciones sexuales. Esto es lo que se conoce como “indetectable es igual a intransmisible” o “I=I”, y ha supuesto un verdadero cambio de paradigma tanto en la prevención como en el tratamiento de las personas con el VIH. Este mensaje positivo de salud pública ha permitido empoderar a las personas con el VIH y también les ha brindado la oportunidad de reducir su estigma, al tiempo que se favorecía su adherencia al tratamiento antirretroviral.

Los principales estudios que demostraron la relación entre la carga viral y la transmisión sexual del VIH no registraron ningún caso de transmisión del VIH cuando la carga viral estaba por debajo del umbral de 200 copias/mL. Sin embargo, las pruebas de laboratorio modernas son capaces de detectar cantidades más pequeñas de virus, a pesar de lo cual los mensajes utilizados para comunicar esto se han centrado en la palabra “indetectable”, algo que puede crear confusión para algunas personas.

En relación con este tema, un equipo de investigadores de EE UU realizó un estudio para analizar cómo se comunican los resultados de carga viral en pruebas de diferentes laboratorios a las personas con el VIH en tratamiento antirretroviral.

Las pruebas de carga viral que se usan frecuentemente tienen unos límites inferiores de detección que pueden ir desde las 10 a las 50 copias/mL. De este modo, la carga viral de una persona puede aparecer como “no detectada”, lo que indica que la prueba no ha podido detectar ningún virus en la muestra de sangre analizada. Otra posibilidad es que el resultado sea “menor al límite inferior de detección (en copias/mL)”, lo que indica que la prueba ha detectado un rastro de VIH, pero demasiado pequeño para poder ofrecer una estimación precisa del número de copias. Los resultados de las pruebas se pueden notificar de forma similar, a menudo con la frase “ARN del VIH-1 detectado” si se indica un valor específico.

Sin embargo, los autores del estudio afirman que proporcionar los resultados de este modo puede resultar confuso para las personas con el VIH ya que, en lo que respecta al riesgo de transmisión del VIH durante las relaciones sexuales, será nulo siempre que la carga viral sea igual o inferior a 200 copias/mL. Para ilustrar esto, presentaron el caso de una mujer joven que había recibido recientemente el diagnóstico del VIH y que había iniciado el tratamiento antirretroviral. Su médico le había indicado que, con el tiempo y una buena adherencia al tratamiento antirretroviral, conseguiría una carga viral indetectable y eso eliminaría el riesgo de que el virus se transmitiera a sus parejas sexuales.

Durante dos años, los resultados en las pruebas de carga viral de la mujer superaron sistemáticamente el límite inferior de detección de la prueba de análisis utilizada (que en su caso era de 20 copias/mL), pero se mantuvieron por debajo de 200 copias/mL. Aunque su médico le explicó que una carga viral por debajo de 200 copias/mL de forma continua significaba que el virus era intransmisible, la joven cada vez se sentía más frustrada por no poder alcanzar un “estado indetectable” basándose en sus resultados de laboratorio.

En consecuencia, la mujer se mostraba escéptica respecto a que eso realmente implicara una ausencia de infectividad, estaba insatisfecha con su tratamiento antirretroviral y se mostraba reticente a mantener relaciones sexuales, que había evitado desde su diagnóstico del VIH. Según los investigadores, este caso ejemplifica que el hecho de ver que a las personas se les informa de una carga viral detectable, pero al mismo tiempo se les dice que son intransmisibles, genera confusión y puede cuestionar las creencias en el mensaje I = I.

Los resultados de carga viral también son importantes para otros aspectos de la atención al paciente con el VIH, pero no hay datos claros que demuestren la relevancia clínica de los resultados de una prueba de carga viral por debajo de 200 copias/mL. Una excepción es que una carga viral entre 20 y 200 copias/mL en dos o más pruebas consecutivas puede incrementar el riesgo de un potencial fracaso virológico futuro (véase La Noticia del Día 23/01/2018), pero los autores sostienen que no está claro que la identificación de esta viremia de bajo nivel conduzca a acciones que sean eficaces para prevenir el fracaso virológico.

Dado que las cargas virales consideradas detectables pero inferiores a 200 copias/mL no han demostrado implicaciones clínicas significativas y tienen el potencial de sembrar la confusión y desconfianza entre pacientes y profesionales de la salud por igual, los autores del estudio consideran que informar de estos valores constituye una práctica médica perjudicial con un mensaje negativo para la salud pública.

En consecuencia, los autores abogan por explorar enfoques alternativos para informar y comentar los resultados de las pruebas de carga viral del VIH con las personas. Sugieren ajustar el asesoramiento a los pacientes para aclarar la definición de indetectable, y piden una investigación pragmática para determinar el valor -o el daño- de una notificación muy precisa de la carga viral.

Una de las opciones propuestas sería que el informe del laboratorio incluyera las palabras “sin riesgo de transmisión sexual” cuando la carga viral sea inferior a 200 copias/mL. Como alternativa, todas las cargas virales por debajo de este nivel podrían notificarse automáticamente como “indetectables”, con el valor exacto oculto, pero a disposición de los médicos para que lo revelen con más explicaciones si es necesario.

Como conclusión, los investigadores señalan que los profesionales sanitarios deberían dedicar más tiempo a garantizar que el término “indetectable” se equipare específicamente con una carga viral inferior a 200 copias/mL, en lugar de dejar que las personas busquen las palabras “no detectado” en los resultados de laboratorio. Se podría animar a las personas con el VIH a centrarse en el número 200, explicándoles que el objetivo del tratamiento del VIH es una carga viral inferior a 200 copias/mL y un recuento de CD4 superior a 200 células/mm3.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia: Rodriguez MG et al. The Perils of Overly Sensitive Viral Load Testing for Persons With Human Immunodeficiency Virus, Open Forum Infectious Diseases 10: ofad494, 2023 (open access). https://doi.org/10.1093/ofid/ofad494

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD