Los inmigrantes se encuentran en situación de vulnerabilidad frente al VIH

Pedro Pérez y Xavier Franquet, desde Córdoba (España)
Ver otras noticias

Se clausura hoy en Córdoba el XI Congreso Nacional sobre el Sida

Después de tres intensos días de ponencias y debates, hoy se ha clausurado en Córdoba el XI Congreso Nacional sobre el Sida, un encuentro anual que organiza la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA) y en el que participan numerosos profesionales sanitarios, investigadores, trabajadores sociales y activistas implicados en el campo de la lucha contra el VIH/sida, así como representantes de la industria farmacéutica y la administración.

Bajo el lema "Inmigración y vulnerabilidad al VIH", la convocatoria de este año, que ha reunido a casi 1.000 personas, ha querido llamar la atención sobre la situación que vive la comunidad inmigrante frente a la infección por VIH.  

Aunque en la actualidad las personas inmigrantes en España representan algo más del 11% del total de la población, este colectivo ha sufrido, en los últimos años, un aumento desproporcionado tanto en el número de nuevas infecciones como en el de casos de sida.

Así, los diagnósticos de sida en personas nacidas fuera de España supusieron, en 2007, el 19% del total (el 35% de estos casos se dio en personas procedentes de Europa, el 30% de África y el 28% de Latinoamérica). Por otra parte, los sistemas de vigilancia epidemiológica de varias comunidades autónomas indican que más del 34% de las nuevas infecciones por VIH en 2007 tuvo lugar en personas inmigrantes.

En términos absolutos, aún no se trata de una cifra considerable, pero sí lo es en términos relativos, especialmente porque pone de manifiesto una tendencia preocupante (hasta 1997, la proporción de casos de sida en personas de origen extranjero no alcanzaba el 3%).

El Congreso de Córdoba ha resaltado la necesidad de involucrar en la lucha contra el sida a los propios inmigrantes y a las ONG que trabajan con esta población. A fin de lograr este objetivo, se ha señalado la importancia de la mediación cultural y del trabajo en red como herramientas efectivas en distintas experiencias de intervención sociosanitaria.

En este sentido, se subrayó la importancia de hacer frente a cualquier intento de estigmatización del inmigrante. Los datos indican, de forma inequívoca, que la infección por VIH en España es autóctona, no importada, y que tampoco el número de casos representa una sobrecarga para la sanidad pública. Por el contrario, es preciso corregir aquellos factores que, como las barreras lingüísticas, culturales y sociales, contribuyen a hacer de la población inmigrante un grupo más vulnerable, y más aún si hablamos de mujeres y de hombres que tienen sexo con hombres.

Los participantes en el Congreso coincidieron en reconocer que el hecho de que los servicios existan no garantiza que éstos sean utilizados por las personas que más los necesitan. Ante la situación de vulnerabilidad del colectivo inmigrante, hay que responder con una actitud proactiva, para que estas personas puedan recurrir de forma eficaz a los servicios de promoción, prevención y atención de la salud.

Mención aparte mereció la directiva del retorno de inmigrantes en situación ilegal (también conocida como “directiva de la vergüenza”), recientemente aprobada por el Parlamento Europeo. La nueva legislación de la UE en materia de inmigración permite la expatriación de las personas con VIH sin papeles, aunque en la práctica suponga una condena a muerte para quienes no tengan acceso a tratamiento médico en sus países de origen. Los participantes en el Congreso reclamaron que se modifique la directiva para que contemple la no repatriación por motivos humanitarios.

El Congreso no olvidó la importancia de la cooperación internacional en la lucha contra la enfermedad, apartado que fue objeto de diversas sesiones y de un premio especial, concedido a la ONG jerezana Siloé por un proyecto de acogida para huérfanos debido al sida en Mozambique.

El miércoles, el acto de inauguración del Congreso estuvo presidido por el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, y la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, y contó con la participación del presidente de SEISIDA, la secretaria general de Salud Pública y Participación de la Junta de Andalucía y la presidenta de la asociación sevillana de personas con VIH Adhara, cuyo alegato contra el estigma y la discriminación que sufren las personas que viven con el virus –otra de las constantes del Congreso– fue muy aplaudido. El ministro recordó también que la prevención entre el colectivo de inmigrantes constituye una prioridad de su ministerio, tal como consta en el Plan Multisectorial frente a la infección por VIH y el Sida (2008-2012).

Fuente: Elaboración Propia.
Referencia: Teresa Robledo de Dios. Secretaria del Plan Nacional sobre el Sida. Impacto de la inmigración en la infección por el VIH en España y Europa. XI Congreso Nacional sobre el Sida. Córdoba, 8-10 de octubre de 2008. Sesión Plenaria 2.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD