Una terapia contra la hepatitis C se muestra segura y eficaz en personas en terapia de sustitución con opioides

Francesc Martínez
Ver otras noticias

No sería necesario ajustar la dosis de ninguno de los fármacos

Un estudio publicado en Journal of Hepatology ha concluido que la combinación formada por ombitasvir, dasabuvir, paritaprevir/ritonavir y ribavirina es segura y eficaz en el tratamiento de la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) de genotipo 1 en aquellas personas con historial de uso de drogas intravenosas que siguen una terapia de sustitución con buprenorfina o metadona.

El VHC se transmite fácilmente a través del uso de material de inyección no estéril. Por ello, una elevada proporción de las personas  con historial de uso de drogas intravenosas viven con VHC. Como en todos los subgrupos de personas infectadas por VHC, la llegada de los nuevos fármacos de acción directa supone una posibilidad real de curación para usuarios o exusuarios de drogas intravenosas, especialmente para aquellos que han alcanzado la estabilidad ya sea por medio del uso de medicamentos (buprenorfina, metadona, etc.) u otras aproximaciones terapéuticas.

Para evaluar el uso de las nuevas combinaciones de antivirales en este colectivo, un equipo de investigadores de San Francisco (EE UU) llevó a cabo un estudio en el que se midieron la eficacia y la seguridad de un tratamiento de 12 semanas de duración formado por ombitasvir, dasabuvir, paritaprevir/ritonavir y ribavirina en 38 participantes con VHC de genotipo 1 que se encontraban bajo terapia de sustitución formada por metadona (19 personas) o buprenorfina con o sin naloxona (los 19 participantes restantes).

Dos tercios de los participantes eran hombres, el 95% de etnia blanca. La mediana de la edad era de 48 años. La prevalencia del genotipo 1a (con peor respuesta al tratamiento) era superior al 80%. Alrededor del 95% de los participantes nunca habían recibido tratamientos frente al VHC. El 20% de los participantes tenían fibrosis hepática moderada o avanzada (estadios F2 o F3 según la escala Metavir). No se incluyó ni a personas con cirrosis hepática ni a aquellas coinfectadas por VIH o el virus de la hepatitis B (VHB).

El 97% de los participantes (todos excepto uno) alcanzaron respuesta virológica sostenida a las 12 semanas de finalizar el tratamiento (RVS12, considerado en la práctica clínica sinónimo de curación) y permanecían indetectables a los 6 meses de terminar la terapia (respuesta virológica sostenida a las 24 semanas de finalizar el tratamiento [RVS24]).

El único participante que no se curó tuvo que interrumpir el tratamiento de forma prematura por causa de los efectos adversos.

El tratamiento fue, en general, bien tolerado. La mayoría de los participantes experimentó, al menos, un efecto adverso, aunque la mayoría de ellos fueron de intensidad leve o moderada.

Dos participantes (el 5% del total) sufrieron efectos adversos graves, aunque fueron considerados como no relacionados con el tratamiento (un infarto cerebral, un caso de sarcoma y uno de leucemia). Uno de estos dos participantes es el que tuvo que interrumpir el tratamiento sin poder obtener la curación.

Los efectos secundarios más frecuentes fueron náuseas, fatiga y dolor de cabeza. Ocho participantes experimentaron anemia, un efecto secundario típico de ribavirina. Seis de ellos tuvieron que reducir la dosis de ribavirina por esa causa. Los 6 alcanzaron RVS12 y RVS24.

Los análisis farmacocinéticos no mostraron interacciones significativas entre los antivirales administrados y metadona, buprenorfina o buprenorfina/naloxona. Por ello, ambos tipos de fármacos pueden ser administrados conjuntamente sin necesidad de ajustar las dosis.

Los resultados del presente estudio muestran, una vez más, que, al contrario de las terapias frente al VHC anteriores, los antivirales de acción directa obtienen elevadísimas tasas de curación en todos los subgrupos de personas infectadas, incluso en aquellos –como las personas con historial de uso de drogas intravenosas– a los que se solía negar el acceso por prejuicios relativos al riesgo de reinfección o a su capacidad para seguir adecuadamente el tratamiento.

Fuente: HIVandHepatitis / Elaboración propia (gTt).
Referencia: Lalezari J, Sullivan JG, Varunok P, et al. Ombitasvir/paritaprevir/r and dasabuvir plus ribavirin in HCV genotype 1-infected patients on methadone or buprenorphine. Journal of Hepatology 63(2):364-369. August 2015.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD