Nuevo fármaco en desarrollo para personas con tuberculosis multirresistente y extremadamente resistente a fármacos

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Un estudio de fase II muestra la eficacia de TMC207 en combinación con la terapia estándar

Existen pocas alternativas terapéuticas para personas con tuberculosis multirresistente o extremadamente resistente a fármacos [MDR y XDR, de manera respectiva, en sus siglas en inglés]. Por otra parte, las pocas terapias disponibles tienen una incidencia de efectos adversos considerable tras una administración prolongada.

El desarrollo de nuevos fármacos para tratar a estos pacientes tampoco es fácil, ya que las personas con tuberculosis MDR y XDR constituyen grupos muy heterogéneos -porque, anteriormente, no todas ellas siguieron el mismo tratamiento-. Además, en investigación, sólo se experimenta con Mycobacterium tuberculosis, el agente causal de la enfermedad, dado que otras aproximaciones, como trabajar con bacterias de la misma familia o a partir de la observación de posibles dianas terapéuticas, no habían funcionado hasta la fecha.

De este modo, el reciente estudio de fase II llevado a cabo por el doctor Diacon y su equipo de colaboradores con el nuevo fármaco en investigación, TMC207, representa un gran avance en el campo de la tuberculosis, ya que su desarrollo ha seguido métodos innovadores.

Un ejemplo de ello es que la evaluación inicial de TMC207 se realizó con Mycobacterium smegmatis, un pariente lejano del agente causal de la tuberculosis. Además, la diana terapéutica de TMC207 es la ATP sintasa, frente a la que todavía no existía ningún fármaco antituberculoso. Ésta, de hecho, podría ser una de las causas de la eficacia mostrada por el fármaco, puesto que la combinación de fármacos con diferentes dianas terapéuticas puede producir la tan deseada sinergia.

El estudio de fase II realizado con TMC207, del que se han presentado datos de la primera de las dos partes, es de distribución aleatoria y controlado con placebo. En dicha primera parte, un total de 47 personas con tuberculosis MDR recién diagnosticada fueron distribuidas aleatoriamente para recibir TMC207 (400mg diarios durante dos semanas, tras las cuales pasaron a tomar 200mg tres veces por semana durante seis semanas) o bien placebo, en ambos casos en combinación con cinco medicamentos antituberculosos de terapia estándar de segunda línea. Este aspecto del diseño es importante, dado que estudios anteriores sustituían uno de los fármacos de segunda línea por el fármaco en estudio, lo que complicaba la obtención de resultados, debido a la ya comentada heterogeneidad de las personas con tuberculosis MDR ó XDR.

El objetivo principal del ensayo fue la negativización de los resultados en las pruebas de detección del patógeno en los cultivos de esputo de los participantes.

La adición de TMC207 a la terapia estándar para el tratamiento de la tuberculosis MDR redujo el tiempo hasta la negativización de los resultados en las pruebas realizadas en los cultivos de esputo, en comparación con placebo (cociente de riesgo [CR]: 11,8; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 2,3-61,3; p= 0,003), además de incrementar la proporción de personas que lograron dicha negativización (48 y 9%, respectivamente). El recuento de unidades formadoras de colonias en los cultivos de esputo se redujo con mayor rapidez en el grupo con TMC207 que en el de placebo. No se observaron diferencias en las concentraciones plasmáticas medias de TMC207 de las personas que alcanzaron o no la negativización en las pruebas de esputo.

La mayoría de efectos adversos fueron leves o moderados, y sólo las náuseas se dieron con una frecuencia significativamente mayor en el grupo con TMC207 que en el de placebo (26 y 4%, de manera respectiva).

Así pues, los resultados presentados son esperanzadores y de elevada importancia, debido a la necesidad de nuevos fármacos más eficaces y tolerables para el tratamiento de la tuberculosis MDR y XDR. Aun así, es necesario ser prudentes, porque en la fase III de desarrollo -realizada con un mayor número de participantes- pueden detectarse efectos secundarios de baja incidencia o puede relativizarse la eficacia del fármaco, hechos que podrían ralentizar, e incluso detener, el camino hacia la comercialización de TMC207. En relación con su posible uso en primera línea de tratamiento, además, cabe tener en cuenta que el fármaco se metaboliza por la vía del citocromo P450, la misma que induce rifampicina, el antituberculoso de referencia, hecho que dificultaría o impediría su administración conjunta.

Fuente: NATAP.
Referencia: Diacon AH, Pym A, Grobusch M, et al. The diarylquinoline TMC207 for multidrug-resistant tuberculosis. N Engl J Med.  2009; 360: 2.397-2.405.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD