Los niños podrían contar al nacer con una resistencia natural al VIH mayor que las niñas

Juli Amadeu Àrias
Ver otras noticias

Los fetos masculinos tienen recuentos más bajos de células CD4, las preferidas por el VIH para reproducirse

Las niñas son más propensas a adquirir el VIH de sus madres durante el embarazo, el parto o la lactancia (transmisión perinatal o vertical) que los niños. Un estudio realizado en Sudáfrica y publicado en la revista Nature Medicine ha concluido que los niños podrían contar al nacer con una mayor resistencia natural al VIH que las niñas. Para el equipo investigador, la ampliación de las investigaciones, así como la recopilación de los distintos estudios facilitará la identificación de factores genéticos, virológicos y autoinmunes que contribuyan al control infantil del VIH postratamiento.

Se estima que 1,3 millones de mujeres y niñas que viven con el VIH quedan embarazadas cada año. En este sentido, la tasa de transmisión perinatal en ausencia de intervención se sitúa entre el 15% y el 45%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cuando la mujer toma tratamiento antirretroviral y recibe una buena atención, ese riesgo se sitúa por debajo del 1%.

En la última Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2024), celebrada en Denver (EE UU), se dio a conocer los resultados de cuatro casos de niños expuestos al VIH perinatalmente que consiguieron mantener el VIH bajo control durante 48 semanas o más tras interrumpir el tratamiento antirretroviral que habían iniciado muy precozmente (véase La Noticia del Día 12/03/2024). Los resultados de estos estudios destacaron la necesidad de realizar pruebas neonatales e iniciar el tratamiento de forma inmediata para los bebés potencialmente expuestos al VIH, algo que no siempre puede garantizarse en entornos con pocos recursos.

Este nuevo estudio ha evaluado a 284 bebés de KwaZulu-Natal (provincia de Sudáfrica con una de las mayores tasas de prevalencia del VIH del mundo) que iniciaron al nacer el tratamiento antirretroviral. El 84% de los niños consiguió una carga viral indetectable con el tratamiento y el 32% de ellos la mantuvo persistente durante 36 o más meses. Si bien se ha observado que en general los bebés niños con el VIH tienen cargas virales más bajas que las niñas, se han registrado cinco casos de niños que se mantuvieron como controladores de élite a pesar de la interrupción completa no programada del tratamiento antirretroviral (cuatro casos) o de adherencia intermitente durante 17 meses de ausencia de seguimiento (un caso).

Estos casos sugieren que el control virémico puede producirse en algunos bebés con el VIH después de la iniciación temprana del tratamiento antirretroviral y puede estar asociado con diferencias innatas de inmunidad por cuestión de género. Los bebés niños tienen niveles más bajos células CD4, las preferidas por el VIH para reproducirse, por lo que el virus lucha más para mantener la infección.

Los linfocitos-T CD4 son un tipo de células que constituyen una parte esencial del sistema inmunitario. Su función principal es la de activar al propio sistema alertándole de la presencia de patógenos o de una replicación errónea de células humanas, para que pueda hacerles frente y corregir la situación. Tras introducirse en ellas, el virus inserta su material genético en el genoma de las células y lo manipula para que las células CD4 modifiquen su comportamiento habitual y se dediquen a hacer más copias del VIH. El recuento de linfocitos CD4 nos indica el número de células CD4 que hay en sangre, razón por la que es un buen indicador del estado de las defensas y del progreso de la enfermedad.

El estudio en curso comenzó en 2015 y recibe 30 bebés al año, con 315 inscritos hasta la fecha. Se trata de la cohorte pediátrica más grande a nivel mundial (el 60% de la cual está constituida por niñas). El estudio y seguimiento, además de los bebés, también incluye a sus madres. El acceso a la madre y al niño en el momento del nacimiento, cuando se puede diagnosticar el VIH, ha permitido al equipo investigador estudiar el virus particular que se transmitió.

Los casos de control virémico postratamiento tras la infección pediátrica son raros, pero han proporcionado evidencia importante de que la cura o remisión funcional puede ser alcanzable en este contexto. Sin embargo, las conclusiones que se pueden extraer de estos casos y del estudio actual están limitadas por el pequeño número de individuos descritos. Los factores identificados en esta cohorte que se asocian con el control viral incluyen el género masculino y la transmisión de virus de baja capacidad de replicación. Son necesarios más estudios para determinar el impacto del género y otros factores genéticos, virales y autoinmunes en el control postratamiento a diferentes edades. Del mismo modo, la tendencia investigadora apunta a un mayor número de intervenciones adicionales que acelerarán la cura funcional en niños con tratamiento antirretroviral temprano e identificarán los subconjuntos de niños que tienen más probabilidades de lograrlo.

Cabe destacar la participación española en este estudio, a través de investigadores adscritos a la Fundación de Investigación Biomédica Hospital 12 de Octubre (Madrid), a la Fundación para la Investigación e Innovación Biomédica del Hospital Universitario Infanta Sofía y Hospital Universitario del Henares (Madrid), a la Universidad Europea de Madrid, al Consorcio Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Infecciosas (CIBERINFEC) del Instituto de Salud Carlos III (Madrid) o al Instituto de Investigación sobre el Sida de IrsiCaixa (Barcelona).

Fuente: SciDevNet/Elaboración propia (gTt-VIH)

Referencia: Bengu N, Cromhout G, Adland E, et al. Sustained aviremia despite anti-retroviral therapy non-adherence in male children after in utero HIV transmission. Nature Medicine (06 June 2024). https://doi.org/10.1038/s41591-024-03105-4

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD