CROI 2009: Transmisión sexual de la hepatitis C

Pedro Pérez
Ver otras noticias

Los hombres con VIH que tienen sexo con hombres presentan un mayor riesgo de contraer el VHC por vía sexual, según varios estudios

Desde hace tiempo, abundan los informes que señalan a la transmisión sexual como responsable de algunos casos de hepatitis C entre hombres con VIH que practican sexo con hombres (HSH); sin embargo, aún es mucho lo que se ignora al respecto (véanse La Noticia del Día 23/06/08 y Actualización en Tratamientos 25/09/08).

De acuerdo con tres estudios presentados en la XVI Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), celebrada recientemente en Montreal (Canadá), los HSH con VIH se encuentran en situación de mayor riesgo de adquirir el virus de la hepatitis C (VHC) por vía sexual en EE UU y Europa. Además, otros dos estudios advirtieron que no se están realizando suficientes pruebas para detectar la hepatitis a los HSH con VIH, y que cuando la infección se produce, éstos experimentan un deterioro hepático más rápido que las personas no infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana.

Tendencias en la transmisión del VHC

Virus de la Hepatitis C (VHC)

La doctora Jade Ghosn (del Hospital Bicêtre, cerca de París, Francia) y su equipo de colaboradores realizaron una encuesta nacional en 2006 y 2007 entre HSH con VIH. En ella encontraron 94 pacientes con VIH que habían sido diagnosticados de infección aguda por VHC. Para 32 de los 94 se disponía de la historia completa de pruebas de la función hepática, anticuerpos y genotipo del VHC. La edad media de los hombres en el momento del diagnóstico del VHC fue de 40 años, y el tiempo medio transcurrido entre la infección por VIH y la infección por el virus de la hepatitis C fue de 10 años.

Por su parte, Sarah Fishman y su equipo de colaboradores (de la Facultad de Medicina de Mount Sinai, Nueva York, EE UU) compararon los brotes de VHC entre HSH con VIH en Nueva York y en el Reino Unido. Hallaron 81 casos de infección por VHC: 21 en Nueva York y 60 en el Reino Unido. En la ciudad norteamericana, la edad media de los hombres fue de 40 años, y el tiempo medio que llevaban viviendo con VIH era de 8 años. En Gran Bretaña, los hombres eran más jóvenes (36 años de media) y sólo habían vivido con VIH durante una media de 4 años antes de infectarse por VHC.

El equipo de Fishman evidenció que los factores de riesgo diferían de forma significativa entre los dos grupos. En comparación con los británicos, los neoyorquinos eran siete veces más propensos a usar drogas inyectables; en cambio, presentaban la mitad de probabilidad de practicar fisting (penetración anal con el puño), así como de tener tatuajes o perforaciones corporales [piercings]. En el grupo de Nueva York, el 76% de los hombres afirmó practicar sexo anal receptivo en grupo sin protección, en comparación con el 94% de los hombres del grupo del Reino Unido.

En un tercer estudio holandés, Guido van den Berk y su equipo de colaboradores (del Hospital Onze Lieve Vrouwe Gasthuis de Ámsterdam, Holanda) comunicaron que la tasa de infección aguda por VHC entre HSH con VIH había aumentado desde cero casos entre 2000 y 2002 a 14 casos en 2008 (en 2003, se dieron las primeras infecciones). Ninguno de los pacientes presentaba factores de riesgo de tipo no sexual, como antecedentes de uso de drogas inyectables o transfusión de sangre.

El daño hepático avanza con mayor rapidez tras la infección por VHC

Otro póster del grupo de Mount Sinai, esta vez de Daniel Fierer, describió la evolución de una serie de HSH con VIH que se infectaron por VHC. De los 31 participantes en el estudio, cuatro aclararon el virus de la hepatitis C de forma espontánea, veintiuno iniciaron el tratamiento para el VHC, y de los diez que lo comenzaron durante la fase de infección aguda, ocho continuaron con niveles indetectables de VHC tras completar la terapia. Veinte participantes aceptaron someterse a una biopsia de hígado hacia el cuarto mes de la infección por el virus de la hepatitis C.

El equipo de Fierer encontró que el 85% de los hombres a quienes se les practicó una biopsia hepática ya presentaba un grado moderado de daño hepático, una situación que tanto por su velocidad como por su gravedad no tiene parangón con lo que suele ocurrir en personas sin VIH que se infectan por VHC.

Debido a que el estudio halló una gran correlación entre la infección por VHC y la práctica de sexo anal sin protección, las relaciones sexuales bajo el efecto de las drogas y el compartir juguetes sexuales, Fierer aconsejó que los profesionales de la salud trabajen en estrategias de reducción de riesgo con sus pacientes HSH.

La frecuencia de pruebas de detección de hepatitis es alarmantemente baja

Las directrices de tratamiento del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU (DHHS, en sus siglas en inglés) recomiendan que los HSH se hagan la prueba del VHC en la primera visita al médico después del diagnóstico de VIH. Asimismo, dada la creciente tasa de transmisión del VHC entre HSH con VIH, se aconseja que a estos pacientes se les realicen pruebas de detección rutinarias.

A fin de determinar si se están cumpliendo estas recomendaciones, Karen Hoover, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) en Atlanta [EE UU], y su equipo de colaboradores examinaron las historias médicas de 1.607 HSH con VIH en ocho hospitales estadounidenses.

El estudio evidenció que sólo se había efectuado la prueba de la hepatitis A, B y C al 43, 33 y 48% de los hombres, respectivamente. Los autores recomiendan intervenciones para mejorar las tasas de realización de pruebas para detectar hepatitis entre esta población.

Aunque en España no hay datos precisos, se sabe que se están produciendo nuevos casos de hepatitis C en HSH con VIH no asociados al uso de drogas inyectables. De ahí que sea necesario adoptar intervenciones para minimizar el riesgo en función de las diferentes situaciones de vulnerabilidad y prácticas de riesgo.

Fuente: Aidsmeds / Elaboración propia.

Referencias:

  • Ghosn J, Larsen C, Pirota L, et al. Evidence for Ongoing Epidemic Sexual Transmission of HCV (2006 to 2007) among HIV-1-infected Men who Have Sex with Men: France. 16th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2009). Montreal, Canada. February 8-11, 2009. Poster 800.
  • Fishman S, Childs K, Dieterich D, et al. Age and Risky Behaviors of HIV-infected Men with Acute HCV Infection in New York City Are Similar, but Not Identical, to Those in a European Outbreak. 16th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2009). Montreal, Canada. February 8-11, 2009. Poster 801.
  • Fierer D, Fishman S, Uriel A, et al. Characterization of an Outbreak of Acute HCV Infection in HIV-infected Men in New York City. 16th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2009). Montreal, Canada. February 8-11, 2009. Poster 802.
  • Hoover K, Workowski K, Follansbee S, et al. Hepatitis Screening of HIV-infected Men Who Have Sex with Men: 8 US Clinics. 16th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2009). Montreal, Canada. February 8-11, 2009. Poster 803.
  • Van Den Berk* G, W Blok W, Barends H, et al. Rapid Rise of Acute HCV Cases among HIV-1-infected Men Who Have Sex with Men, Amsterdam. 16th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2009). Montreal, Canada. February 8-11, 2009. Poster 804.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD