Más sobre prueba de resistencia genotípica en pacientes naive

Gonzalo Mazuela
Ver otras noticias

Alto índice de transmisión de cepas mutadas en un estudio de EE UU

Un reciente estudio llevado a cabo en San Diego, California (EEUU), ha hallado una alta prevalencia de resistencia al Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA) en pacientes naive que desconocen el período en el que se infectaron por VIH. Esto probablemente represente la adquisición y transmisión de resistencia a los fármacos sin ser consciente de ello, pero que tendría implicaciones significativas en la elección y supervisión clínica de una combinación de medicamentos eficaz.

Nueve clínicas de San Diego participaron en el estudio, en el que 103 individuos que desconocían el momento en el que adquirieron el VIH recibieron una prueba de resistencia de genotipo. Veintiséis de ellos (25%) tuvieron una cepa resistente al menos a una familia de tratamiento antiviral, seis mostraron una cepa resistente a dos clases de fármacos, y en uno, la cepa era resistente a tres tipos. La mutación de resistencia de fármaco más común asociada fue la K103N, que apareció en secuencias obtenidas de doce pacientes.

Cuatro de los seis pacientes en los que se observó la mutación M184V -asociada a la resistencia de los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido- albergaron también resistencia a otras familias de fármacos: tres de ellos tuvieron resistencia a los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido. Dos de estas secuencias que tuvieron similares patrones de resistencia a los tratamientos se hallaron en la misma clínica, pero procedían de diferentes pacientes. Cuando el médico se interrogó si estos dos particulares genotipos fueron recogidos por error, la respuesta vino de los pacientes, quienes reportaron al especialista que compartían vivienda y que alguna vez tomaron intermitentemente los medicamentos de un amigo VIH positivo cuando se sentían “mal”. Estos datos clínicos no están disponibles para otras secuencias, advierte el estudio.

La mutación M184V reduce la sensibilidad de antiretrovirales de uso frecuente como lamivudina y emtricitabina. Aunque esta mutación es común en pacientes pretratados, es muy raro que se dé en pacientes naive, probablemente porque reduce la capacidad de replicación del virus en ausencia de la presión de los fármacos antirretrovirales. Esto les hace sospechar a los investigadores que varios de estos pacientes naive se habían, de facto, tratado con antirretrovirales.

Una de las probabilidades no evaluadas en este estudio es que la resistencia a los fármacos se deba a la administración de estos medicamentos durante períodos de tiempo cortos, como en los casos de la profilaxis pre- o post-exposición.

Este estudio muestra un alto índice de resistencia a los fármacos antirretrovirales en pacientes naive que desconocen el período en el que contrajeron la infección. Smith y sus colegas aseguran que su investigación se diferencia de otros estudios recientes por las siguientes razones: su investigación incluye una alta prevalencia de infección entre hombres que practican sexo con hombres (84% del total), a los que se ha asociado un alto índice de resistencia a los fármacos; sus pacientes puede que hayan tomado medicamentos antivirales de manera informal y no declarada.

La investigación concluye sugiriendo la aplicación de una prueba de resistencia rutinaria a aquellas personas que declaran ser naive al tratamiento antiviral, como práctica clínica eficaz tanto si el período de infección del VIH es conocido como desconocido. Igualmente, recomiendan más información a los pacientes sobre los mecanismos de resistencia de fármacos y la pregunta rutinaria por parte de los especialistas sobre el uso informal de fármacos antivirales, ya que en EE UU el acceso a la medicación es restringido para amplios grupos poblacionales.

La práctica de pruebas de resistencia genotípica ha sido incluida recientemente dentro de las recomendaciones españolas de Gesida y el Plan Nacional sobre el SIDA (véase La Noticia del Día 08/01/2007) también para los naive. La aplicación de este tipo de medidas tendría un beneficio para la comunidad, ya que una mejor utilización del TARGA disminuiría la aparición de resistencias potencialmente transmisibles y reduciría el número y el tiempo de fracaso de la primera terapia.

Fuente: NATAP / Elaboración propia

Referencia: Davey Smith et al. Utility of Standard Genotyping among ART-Naive Individuals with Unknown Duration of Infection; 25% with Drug Resistance in San Diego study.Clinical Infectious Diseases Feb 1, 2007;44:456-458 Brief Report.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD