Alternar vacunas terapéuticas y TARGA con interrupciones de tratamiento

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Un estudio francés combina antirretrovirales con IL-2 e inmunógenos

Dos vacunas terapéuticas contra el VIH, que se administraron junto con TARGA, prolongaron significativamente el tiempo en que pacientes infectados con VIH podían interrumpir su tratamiento antirretroviral. Ésta es la conclusión a la que llega un equipo de investigadores franceses en un artículo publicado en la edición del 22 de julio de la revista AIDS. Los hallazgos a las 100 semanas de este ensayo 093 de la Agencia Nacional Francesa para la Investigación en SIDA (ARNS, en su siglas en francés) ya se habían presentado en la XII Conferencia sobre Retrovirus y Enfermedades Oportunistas (CROI) que se celebró en Boston, EE UU, el pasado mes de febrero (abstract 133LB).

Las vacunas terapéuticas para el VIH tienen como objetivo estimular la respuesta inmunitaria del propio cuerpo ante el virus. Por otro lado, la interrupción estructurada del tratamiento (IET), es decir, la interrupción temporal de la toma de los fármacos antirretrovirales siguiendo una cuidadosa planificación, puede ofrecer a los pacientes una tregua de sus caros y tóxicos fármacos. El ensayo de la ANRS está diseñado para observar si complementar TARGA con un combinado de vacunas en experimentación más interleuquina 2 contribuye a suprimir el nivel de virus en sangre durante períodos más largos de tiempo, una vez que las personas con infección crónica por VIH interrumpen TARGA.

La primera fase del estudio mostró que la inmunización terapéutica aumentó en efecto las respuestas inmunitarias específicas para el VIH y prolongó la supresión viral en 70 participantes del ensayo. Durante las 40 primeras semanas de su desarrollo, los 70 participantes recibieron o TARGA sola o TARGA más una inyección de las vacunas del VIH ALVAC-HIV y Lipo-6T cada mes durante 4 meses y a continuación ciclos de tres semanas de interleuquina 2 a las semanas 16, 24 y 32.

A la semana 40, se interrumpió TARGA y no se reanudó mientras la carga viral permanecía baja. Después de 12 semanas, ocho de los 33 (25%) participantes inmunizados permanecieron sin tomar fármacos antirretrovirales en comparación con dos de los 37 (5%) participantes sin vacunar.

La tendencia continuó a lo largo de la segunda fase, que realizó un seguimiento de los pacientes durante otras 48 semanas. A la semana 100 del ensayo, el 38% de las personas vacunadas y el 19% de los no vacunados continuaban sin tomar TARGA. La mediana de tiempo sin tratamiento fue de 177 días y 89 días, respectivamente.

Como promedio, las personas inmunizadas permanecieron sin tomar TARGA un 42,8% del tiempo en comparación con el 26,5% para las personas sin inmunizar. Los pacientes vacunados también tuvieron cargas virales significativamente más bajas cuatro semanas después de la primera, segunda y tercera interrupción del tratamiento. Además, cinco personas no inmunizadas, pero ninguna de las vacunadas, desarrollaron una enfermedad definitoria de SIDA durante la interrupción del tratamiento.

Los pacientes que recibieron el preparado de vacunas estuvieron aproximadamente un 45% del tiempo sin antirretrovirales, ha declarado el director del ensayo, el Dr. Yves Levy. No obstante, advierte de que los resultados están todavía en el ámbito de la investigación, e indica que se necesitará un ensayo clínico más grande que demuestre ampliamente si la vacuna terapéutica reduce la cantidad de fármacos antirretrovirales que se han de tomar y por consiguiente, sus efectos potencialmente indeseables.

Fuente: www.hivandhepatitis.com

Referencia: C Crabb. French Therapeutic Vaccine Strategy shows promise. AIDS 19(11): N2-N3. July 22, 2005.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD