La respuesta al VIH en Europa deja atrás a las personas migrantes

Jordi Piqué
Ver otras noticias

Aunque la mitad de los nuevos diagnósticos de VIH se producen en personas nacidas en otro país, la población migrante tiene menos acceso a los servicios de prevención, pruebas y tratamiento del VIH en toda Europa

Muchos países europeos carecen de datos sobre la participación de las personas migrantes en la cascada de atención del VIH, lo que probablemente impida abordar cualquier barrera de acceso a dicha atención en esta población. Por otra parte, los nuevos diagnósticos de VIH están aumentando en la población de hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) nacidos en el extranjero, en vez de disminuir. Asimismo, en muchos países las personas migrantes tienen un acceso limitado a la profilaxis preexposición frente al VIH. Estas son las principales conclusiones de un informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) de 2023.

Las personas migrantes constituyen una población clave afectada por el VIH en Europa y Asia Central. La población migrante con el VIH en el Espacio Económico Europeo (EEE; que incluye a todos los países miembros de la Unión Europea, más Noruega, Islandia y Liechtenstein, pero no Suiza ni el Reino Unido), en particular las que se hallan en situación irregular, pueden experimentar estigmas intersectoriales relacionados con el hecho de tener el VIH y ser inmigrantes, así como una discriminación racial y cultural más importante. Aunque estos prejuicios pueden no ser uniformes en toda Europa y Asia Central, en general, establecen el contexto para las decisiones sobre la disponibilidad y el acceso a los servicios de tratamiento y prevención del VIH para la población migrante.

Con el objetivo de evaluar la situación de las personas migrantes con el VIH o en riesgo de adquirirlo, así como de identificar los esfuerzos que se están realizando en toda la región en materia de prevención del VIH en población migrante, el ECDC realizó un informe de los resultados de una encuesta efectuada entre febrero y marzo de 2022.

La encuesta incluía preguntas sobre la epidemia de VIH entre las personas migrantes, las actuales intervenciones nacionales de prevención, las políticas y los obstáculos a la respuesta de salud pública.

En el EEE, el 42% de los nuevos diagnósticos de VIH en 2021 correspondieron a personas nacidas en otro país, incluyendo un 14% de nacidas en el África subsahariana, un 11% en América Latina y el Caribe, un 8% en otros países de Europa central y oriental y un 3% en otros países de Europa occidental. Tras la invasión rusa de Ucrania en 2022, el porcentaje de nuevos diagnósticos de VIH en personas migrantes ascendió al 52%. Las proporciones de diagnósticos de VIH en personas procedentes de otras partes del mundo apenas variaron de 2021 a 2022, pero la proporción en nacidos en Europa Central y Oriental aumentó del 8% al 23%.

La mayor parte de este incremento, aunque no todo, corresponde a personas nacidas en Ucrania. En 2021, sólo el 1,2% de los nuevos diagnósticos de VIH en el EEE correspondían a personas nacidas en Ucrania, porcentaje que ascendió al 10,2% (o sea, 2.338 personas) en 2022. Esto ha afectado especialmente a países como Polonia, Estonia y Eslovaquia.

Pero las necesidades de prevención del VIH de las personas migrantes ya no estaban cubiertas desde mucho antes de la crisis de refugiados ucraniana, y en todo el continente. Si se observan los datos de 2012 a 2021, los nuevos diagnósticos de VIH en hombres GBHSH que viven en su país de nacimiento se redujeron en un 34%. En el mismo periodo de tiempo, los diagnósticos aumentaron en un 36% en los hombres migrantes GBHSH nacidos en el extranjero. Esta divergencia según el país de nacimiento no se observó en hombres y mujeres heterosexuales.

En la última década, numerosos estudios han demostrado que una proporción significativa de las personas migrantes recién diagnosticadas probablemente adquirieron el VIH en su país de acogida, y no en su país de nacimiento. Las fechas de infección se han estimado a partir de los recuentos de CD4 en el momento del diagnóstico, los historiales médicos y lo que dicen las personas sobre su conducta sexual antes y después de la migración.

Más recientemente, un estudio sobre hombres GBHSH nacidos en el extranjero con el VIH en Francia concluyó que el 62% adquirió el VIH después de trasladarse al país. Los hombres procedentes del norte de África y Asia tenían más probabilidades que los del resto del mundo de adquirir el VIH en Francia.

Esto subraya la necesidad de que los servicios de prevención del VIH sean accesibles a los migrantes en los países europeos, especialmente a los recién llegados, por hallarse en un periodo de mayor vulnerabilidad. Además, en vez de limitarse a analizar a las personas recién llegadas, los programas también deben proporcionar un acceso continuo a la prevención del VIH. Sin embargo, el ECDC informa de que de los 22 países de toda Europa que proporcionaron o financiaron la profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) a través de su sistema sanitario en 2022, sólo ocho pudieron compartir datos sobre el consumo específico por parte de los migrantes.

Reino Unido tenía el mayor número de usuarios de PrEP nacidos en el extranjero (4.641), pero esto representaba sólo el 7,6% de los usuarios del tratamiento preventivo en el país. A los Países Bajos les fue mucho mejor, con 3.306 usuarios de PrEP nacidos en el extranjero, lo que representa una tercera parte de los que toman las pastillas preventivas. Las cifras fueron mucho menores en Portugal (168), Chequia (89) y Chipre (4). Kirguistán, Moldavia y Ucrania no registraron ningún usuario de la PrEP nacido fuera del país, mientras que los programas de PrEP relativamente grandes de Francia, Alemania, España y Bélgica no realizaron un seguimiento del consumo por parte de las personas migrantes.

Del mismo modo, los expertos de sólo diez países pudieron indicar al ECDC que creían que más del 30% de las personas nacidas en el extranjero habían tenido acceso a los programas de distribución de preservativos, y 18 países informaron de ese nivel de cobertura para las pruebas de cribado de infecciones de transmisión sexual. Había más países de los que no se disponía de datos.

Casi ningún país realiza un seguimiento del progreso a través de la cascada de atención del VIH en función de la situación migratoria. De los 55 países que informaron al ECDC, sólo cuatro tenían datos sobre toda la cascada de atención del VIH, y otros siete países tenían datos sobre algunas etapas.

Reino Unido es uno de los países que dispone de datos y parece cumplir los objetivos de 95-95-95 de ONUSIDA (véase La Noticia del Día 10/12/2020) para las personas migrantes. Se calcula que el 96% de los migrantes con el VIH han sido diagnosticados, el 99% de los diagnosticados están en tratamiento y el 97% de los que están en tratamiento tienen carga viral indetectable.Por el contrario, Chequia tiene un verdadero problema con la infección no diagnosticada, pero obtiene mejores resultados en el acceso al tratamiento: sus resultados son 65-91-98. La vecina Austria parece tener dificultades para mantener la supresión viral, con unos resultados de 94-90-67.

El ECDC concluye que el acceso universal a los servicios de prevención, pruebas y tratamiento del VIH es fundamental para acabar con las nuevas transmisiones de aquí a 2030. Recomienda mejorar los datos y el seguimiento, la prevención y los servicios médicos accesibles a las personas migrantes recién llegadas, a las que llevan tiempo en el país y a las que se encuentran indocumentadas; realizar campañas específicas y reflexionar sobre cómo las actitudes generales y la legislación en torno a la población migrante pueden influir en su disposición a buscar atención médica.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencias: European Centre for Disease Prevention and Control. HIV and migrants: Monitoring implementation of the Dublin Declaration on partnership to fight HIV/AIDS in Europe and Central Asia: 2022 progress report, 2023 (open access).

Noori T. Migration and HIV in Europe. British HIV Association autumn conference, 24 November 2023.

Reyes-Urueña J et al. HIV diagnoses among people born in Ukraine reported by EU/EEA countries in 2022: impact on regional HIV trends and implications for healthcare planning. Eurosurveillance 28(48): pii=2300642, 2023 (open access). https://doi.org/10.2807/1560-7917.ES.2023.28.48.2300642

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD