Más de la mitad de personas con diagnóstico de SIDA en 1996 siguen vivas

Gonzalo Mazuela
Ver otras noticias

Se trata de los datos de la cohorte Picasso que acaban de darse a conocer

Bastante más de la mitad de una cohorte de personas que recibieron tratamiento antirretroviral en 1996, cuando habían desarrollado SIDA en aquel momento aparentemente en fase terminal, continúan vivos. Durante la XI Conferencia Europea del SIDA (EACS) que se llevó a cabo en Madrid hace dos semanas atrás, se escuchó que el 70% de ellos tiene una carga viral indetectable y la mitad, unos recuentos de CD4 por encima de las 500 células/mm3.

Anne Libois, del Hospital Universitario Saint-Pierre de Bruselas (Bélgica), presentó los datos de 10 años de seguimiento de las personas inscritas en la cohorte Picasso. Esta cohorte fue diseñada originalmente como un estudio comparativo entre los inhibidores de la proteasa (IP) indinavir (sin potenciar) y ritonavir, ambos en sus antiguas dosis completas.

Originalmente se incluyeron unas 395 personas en el estudio y hasta ahora tienen 2.504 paciente-años de seguimiento. Se trataba de un grupo de personas que se encontraban muy enfermas: tres cuartas partes tenían alguna enfermedad definitoria de SIDA. El recuento máximo de CD4 en la cohorte fue de 100 células/mm3, y la mediana de CD4 fue de 26 células/mm3. La mediana de la carga viral fue de 160.000 copias/mL y el 97% de ellos tenía experiencia en tratamiento con análogos de nucleósido.

Tres cuartas partes eran blancos, y el resto era prácticamente de origen africano; un 72% eran hombres. En cuanto a las vías de infección: un 40% eran hombres gay, un 46% fue por contacto heterosexual y un 7% eran usuarios de drogas inyectables.

Diez años después (los datos fueron recogidos hasta finales de 2005), la fotografía muestra que de las 253 personas de las que se disponen todos los datos, un tercio (82) ha fallecido. Uno de cada seis se perdió durante el seguimiento. Esto significa que sólo un poco más de la mitad (51%) se sabe que continúan vivos y esta cifra sube a un 61% si excluimos aquellos que fueron perdidos durante el seguimiento, así que la verdadera cifra se encuentra en algún lugar entre medio de estos dos porcentajes. La mortalidad cayó precipitadamente después del primer año en tratamiento antirretroviral y después permaneció bastante igual en los años siguientes o sólo descendió ligeramente cada año durante la década de seguimiento: hubo 13 fallecimientos en 1996 pero nunca más allá de 5 en los años subsiguientes.

Un poco más de la mitad (52%) de todos estos decesos estaban relacionados con SIDA, el 33% no estaba relacionado y un 15% era de causa desconocida, pero el desarrollo de SIDA fue menos importante que otras causas después del primer año: mientras que en 1996 tres cuartas partes de los fallecimientos estaban relacionados con SIDA, en los años siguientes un 43% no lo estaba, un 40% sí y un 17% era de causa desconocida. De las causas de muerte no asociadas a SIDA, el 40% se debía a enfermedades infecciosas, la mitad de ellas a neumonía bacteriana, mientras que uno de cada seis se debió a algún tipo de cáncer.

Los detalles sobre qué régimen de tratamiento están tomando ahora estas personas están siendo aún analizados, pero Libois dijo que el 70% toma actualmente un tratamiento antirretroviral basado en IP, el 18% en un no análogo de nucleósido y el 12% al final de 2005 estaba tomando el inhibidor de la fusión T-20.

La mediana de CD4 en estas 201 personas que continúan en seguimiento con datos completos es de 364 células/mm3. El 70% tuvo una carga viral por debajo de 50 copias/mL. El 55% de este grupo tiene unos CD4 por encima de 500 células/mm3, y de ellos, el 80% tiene una carga viral por debajo de 50 copias/ml; el 25% tiene un recuento de células CD4 entre 200 y 350 células/mm3 y de éstos, el 61% presenta una carga viral indetectable. El 18% (39 personas) tiene unos CD4 por debajo de 200 células/mm3, de los que un 46% (17) estaba indetectable. Por lo que a cerca del 10% de las personas que seguían vivas, al final de 2005, continuaban faltándoles opciones efectivas de tratamiento.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Libois, A et ali. Ten Year Follow-up of Patients Starting Protease Inhibitor (PI) with CD4 below 100/_l: The PICASSO Cohort. PS1/1. 11th European AIDS Conference/EACS. October 24-27, 2007. Madrid Spain.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD