Los inhibidores de la proteasa podrían incrementar el grosor de las paredes de la arteria carótida

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Un estudio muestra que las mujeres con VIH que toman IP tienen un riesgo mayor de arteroesclerosis

Varios son los estudios que en los últimos tiempos han evaluado los efectos del tratamiento anti-VIH sobre el grosor de las paredes arteriales. El grosor de las paredes o íntima-media de la arteria carótida del cuello puede medirse mediante escáneres de ultrasonidos y esta medición ha demostrado ser un factor pronóstico de accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares. La investigación en este campo ha mostrado que un mayor grosor de las paredes arteriales se relaciona con un mayor riesgo de ataque al corazón.

Si bien el estudio ACTG 5078 ya había mostrado con anterioridad una tendencia hacia un incremento más rápido en el grosor de la pared arterial en la población VIH general cuyos regímenes antirretrovirales contenían un inhibidor de la proteasa (IP), poco se sabe respecto al desarrollo de este fenómeno en mujeres con VIH y los factores de riesgo de ateroesclerosis, entre los que se incluyen la terapia antirretroviral y el síndrome metabólico. Ahora, un informe publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism asocia los IP con un incremento del grosor de la íntima-media de la carótida en mujeres infectadas con VIH.

“Las terapias para el VIH pueden asociarse con un aumento del riesgo cardiovascular que debería controlarse mientras los pacientes estén tomando tales medicamentos”, ha señalado el Dr. Steve Grinspoon, del Hospital General de Massachussets y de la Facultad de Medicina de Harvard.

El Dr. Grinspoon y sus colegas investigaron el grosor de la íntima-media de la carótida en 97 mujeres con VIH en comparación con un grupo control de 86 mujeres sin VIH y evaluaron los factores de riesgo individual por edad y aumento del índice de masa corporal.

En general, las mujeres con VIH no experimentaron un aumento del grosor de la íntima-media de la carótida en comparación con las mujeres del grupo control, informan los autores. Las mujeres tratadas con IP, sin embargo, tuvieron un grosor de la íntima-media de la carótida significativamente más alto que las mujeres no tratadas con IP.

En las mujeres sin VIH, la edad y la ratio cintura/cadera se relacionaron significativamente con el grosor de la íntima-media de la carótida. En mujeres con VIH, la edad y la circunferencia de la cintura se relacionaron significativamente con el grosor de la íntima-media de la carótida. El uso de los IP actualmente disponibles también se aproximó a la significación estadística.

El síndrome metabólico fue más común en las mujeres con VIH (31%) que en los controles sin VIH (4%), apuntan los investigadores, y más común en las mujeres tratadas con IP (45%) que en aquéllas no tratadas con esta familia de medicamentos (19%).

“Los fármacos antirretrovirales salvan vidas, de manera que son cruciales tanto para hombres como mujeres con VIH, pero nuestros datos sugieren que el uso de estos fármacos, especialmente los inhibidores de la proteasa, en mujeres podría asociarse con ateroesclerosis acelerada”, comenta el Dr. Grinsponn. “Así pues, a las personas que toman estos medicamentos se les debería controlar de forma cuidadosa el desarrollo de factores de riesgo de enfermedad arterial coronaria y realizar una evaluación del grosor de la íntima-media.”

Y añade: “Tenemos planes de estudiar otros criterios de valoración cardiovascular, entre los que se incluyen el nivel de calcio en la arteria coronaria, para confirmar los efectos secundarios de las terapias antirretrovirales sobre los criterios de valoración cardiovascular”.

Fuente: Elaboración propia / Medscape
Referencia: Johnsen, S., “Carotid Intimal Medial Thicness in Human Immunodeficiency Virus-Infected Women: Effects of Protease Inhibitor Use, Cardiac Risk Factors, and the Metabolic Syndrome”, The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 2006;91:4916-4924.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD