Un parche cutáneo para determinar la hipersensibilidad a abacavir

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Se presentan resultados prometedores para su diagnóstico y prevención

El síndrome de hipersensibilidad a abacavir (SHA) es un efecto secundario o alergia potencialmente mortal, que limita el tratamiento en el futuro, y que se produce en un 5-9% de aquellas personas que inician la terapia con el antirretroviral abacavir (Ziagen® / Trizivir® / Kivexa®). En la edición del 10 de junio de la revista AIDS se informa de una prueba de parche cutáneo que se ha mostrado prometedora a la hora de caracterizar a las personas que desarrollarán claramente el SHA.

Factores genéticos como HLA-B*5701 y alelos asociados seguidos del haplotipo ancestral 57.1 se han identificado como factores de riesgo importante para desarrollar SHA en personas de raza caucásica.

El alto número de células CD8 que se hallaron en la piel de pacientes con exantema cutáneo y un prueba del parche positiva asociados con el SHA, así como también estudios epidemiológicos que han relacionado un recuento elevado de CD8 como un factor de riesgo para el SHA, confirman el papel de las células CD8 en la patogénesis de esta enfermedad.

Los niveles de TNF-a (factor de necrosis tumoral alfa en sus siglas en inglés) se incrementaron en respuesta a abacavir en toda la sangre de los casos de SHA in vitro, y se atenuaron por la depleción de células T CD8, lo que sugiere un papel inmunopatogénico de las células T CD8 en el SHA.

Se llevó a cabo un examen más para explorar la durabilidad de la prueba del parche, la asociación de la prueba del parche con la prueba genética y las respuestas de linfocitos específicas para abacavir.

Siete de siete casos que dieron previamente positivo a la prueba del parche continuaron dando positivo a las 24 horas y todos informaron de prurito local, pero no de síntomas sistémicos.

La producción de IFN-? específico de abacavir se observó en dos de los siete casos (29%), pero no en los controles (p=0,04). Las prueba del parche positivas y los controles que toleraron abacavir no difieron en cuanto a la proliferación de células de CD4 específicas de abacavir, pero la proliferación de células T CD8 se observó en cinco de siete casos positivos a la prueba de parche (71%), y sólo en uno de 11 de los controles que toleraron abacavir (9%; p=0,005).

En conclusión, los autores escriben: “La prueba del parche para abacavir muestra durabilidad en el tiempo, lo que sugiere que podría ser útil cuando la historia de SHA es remota. La proliferación de células CD8 en respuesta a abacavir es un nuevo hallazgo que combinado con los hallazgo genéticos implica al papel de las células CD8 limitadas a HLA-B*5701 en la patogénesis del SHA”.

“Una buena correlación entre la prueba genética, inmunológica y del parche sugiere que estos tests podrían complementarse los unos a los otros en el contexto clínico y mejorar la capacidad para diagnosticar y prevenir la aparación del SHA.”

Fuente: http://www.hivandhepatitis.com/

Referencia: E J Phillips and others. Clinical and immunogenetic correlates of abacavir hypersensitivity. AIDS 19(9): 979-981. June 10, 2005.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD