EE UU actualiza las directrices de tratamiento en niños con VIH

Xavier Franquet
Ver otras noticias

Ahora se recomienda empezar la terapia lo antes posible tras el nacimiento

El 29 de febrero de 2008, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU (DHHS, en sus siglas en inglés) ha publicado una actualización de las Directrices para el Uso de Agentes Antirretrovirales en la Infección por VIH Pediátrica.

Quizá la revisión más importante que se incluye en esta actualización es la recomendación de que todos los bebés con VIH (hasta 12 meses de edad) reciban tratamiento antirretroviral, independientemente de su recuento de células CD4 o de los síntomas que manifiesten. Esta nueva recomendación se basa en los resultados del estudio CHER, que ponen de manifiesto que el inicio inmediato del tratamiento del VIH tras el nacimiento, en vez de esperar a que el sistema inmunitario muestre signos de deterioro, se asocia a un descenso del 75% del riesgo de muerte.

Siguiendo con el apartado dedicado a cuándo empezar el tratamiento, se ha reducido la clasificación por edades, pasando de 4 a 3 categorías: menores de 12 meses, de uno a cinco años y de cinco años en adelante.

Para los niños de uno a cinco años de edad se recomienda el inicio del tratamiento con porcentajes de CD4 inferiores al 25%, independientemente de si presentan o no síntomas y del resultado de la carga viral. En el caso de los niños de cinco años y mayores, el umbral de CD4 se expresa en números absolutos y se establece en 350 células/mm3.

Si la carga viral es alta (por encima de 100.000 copias/mL) puede considerarse el inicio del tratamiento en ambas franjas de edad, aunque no haya síntomas ni se cumplan los criterios en cuanto a CD4.

Respecto a los tiempos para la realización de las pruebas diagnósticas a niños expuestos al VIH, el grupo de expertos que elabora esta guía recomienda efectuar pruebas de detección del virus entre los días 14 y 21 de vida, entre el primer y segundo mes de vida, y entre el cuarto y sexto mes de vida.

Asimismo, el grupo de investigadores deja la puerta abierta a que se lleve a cabo esta prueba en el mismo instante del nacimiento, puesto que, según los datos ahora disponibles, en las primeras 48 horas de vida puede llegarse a diagnosticar un 30-40% de bebés con VIH. Las pruebas preferidas son la de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) de ADN del VIH y la de ARN del VIH (prueba de carga viral).

El documento añade que algunos médicos confirman la ausencia de infección por VIH en aquellos bebés cuyas pruebas virológicas dieron resultados negativos, haciéndoles pruebas de anticuerpos entre los meses 12 y 18 para documentar la pérdida de los anticuerpos maternos. En niños a partir de los 18 meses, recomiendan usar la prueba de anticuerpos para el diagnóstico de la infección por VIH, al igual que ocurre con los adultos.

Asimismo, se ha incorporado un nuevo apéndice sobre fármacos pediátricos con enlaces a preparaciones, nuevas formulaciones de dosificación y estudios pediátricos, además de información respecto al uso en niños de agentes antirretrovirales recientemente aprobados, como maraviroc (incluye una sección sobre prueba de tropismo del correceptor), raltegravir y etravirina.

También hay enlaces a nuevas tablas sobre toxicidad de los antirretrovirales y su manejo en niños.

La actualización de estas directrices está disponible en: http://www.aidsinfo.nih.gov/Guidelines/GuidelineDetail.aspx?MenuItem=Guidelines&Search=Off&GuidelineID=8&ClassID=1

Fuentes: hivandhepatitis.com / Elaboración propia.
Referencia: Klein R and Struble K (U.S. Food and Drug Administration). Updated Pediatric Treatment Guidelines available. February 29, 2008.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD