Nuevos datos arrojan luz sobre el estado de salud de las personas con el VIH en EE UU

Jordi Piqué
Ver otras noticias

A pesar de los avances en algunos ámbitos, es preciso seguir trabajando para mejorar la salud y calidad de vida de esta población.

Los nuevos datos publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) sobre el Proyecto de Seguimiento Médico (MMP, en sus siglas en inglés) del periodo 2021 -una encuesta anual representativa de personas adultas con un diagnóstico del VIH en el país norteamericano- revelan que si bien algunos indicadores experimentaron una mejora -incluyendo un descenso en el porcentaje de personas con el VIH en situación de sinhogarismo o de vivienda inestable-, menos de dos terceras partes de las personas encuestadas mantuvieron la carga viral indetectable durante el último año. Además, se registró una reducción de la autopercepción de buena salud y un aumento en la demanda de los servicios de atención a la salud metal.

Se estima que a finales de 2020 un total de 1.072.051 personas vivían con el VIH en EE UU, siendo el número de nuevos diagnósticos ese año de 30.692. Para esta última encuesta MMP, que abarcó de junio de 2021 a mayo de 2022, se seleccionó a un total de 9.700 personas de 16 Estados, de las que 3.995 optaron por participar.

Las características demográficas y los determinantes sociales de salud de la encuesta revelan que la mayor parte de los participantes (75%) eran hombres cisgénero, seguido de las mujeres cisgénero (23%) y las personas transgénero (2%). Más de la mitad (55%) tenían 50 años o más, el 20%, entre 40 y 49 años, el 18%, entre 30 y 39 años y el 7%, entre 18 y 29 años. El 43% de personas participantes se identificaban como gais o lesbianas, el 43% como heterosexuales, el 10% como bisexuales y el 4% como otra orientación sexual.

Alrededor del 41% de las personas se identificaron como de etnia negra o afroamericana, el 24%, hispanos o latinos, el 28%, de etnia blanca, el 5%, multirraciales y el 1% o menos como asiáticos, indios americanos o nativos de Alaska.

La encuesta MMP proporciona información clave para alcanzar los objetivos nacionales de poner fin a la epidemia de VIH en el país para 2030, incluyendo datos utilizados para el seguimiento de cinco indicadores de calidad de vida de la Estrategia Nacional contra el VIH/Sida de EE UU (NHAS, en sus siglas en inglés):

  • El 69% de personas con el VIH encuestadas percibía su salud general como buena, muy buena o excelente (frente a mala o regular) en 2021, por debajo del 72% en 2018 (objetivo de la NHAS para 2025: 95%).
  • Un 28% de los participantes tenían una necesidad no cubierta por los servicios de salud mental en 2021, frente al 24% en 2017 (objetivo de la NHAS para 2025: 12%).
  • La prevalencia de personas en situación de sinhogarismo o de vivienda inestable entre todas las personas diagnosticadas de VIH en 2021 fue del 17% (el 15% experimentó estar en situación de vivienda inestable y el 8% se quedó sin hogar en algún momento de los últimos 12 meses), frente al 21% en 2018 (objetivo de la NHAS para 2025: 11%).
  • El porcentaje de personas que declararon estar desempleadas se mantuvo estable en un 15% (objetivo de la NHAS para 2025: 8%).
  • El porcentaje de participantes que indicaron pasar hambre o tener inseguridad alimentaria fue del 16% en 2021, por debajo del 21% de 2017 (objetivo de la NHAS para 2025: 11%).

Aunque el 38% de las personas encuestadas tenían ingresos familiares por debajo del umbral federal de pobreza, casi todas (99%) tenían algún tipo de seguro médico o cobertura para cuidados o medicamentos, incluido el 42% con seguro privado, el 43% con Medicaid, el 29% con Medicare y el 47% con cobertura a través del Programa Ryan White contra el VIH/Sida (RWHAP, en sus siglas en inglés).

La mayoría de las personas (95%) recibieron algún tipo de atención relacionada con el VIH, y al 80% se le prescribió tratamiento antirretroviral, pero la proporción de las personas que siguieron recibiendo atención fue inferior, del 71%.

Un 66% de personas encuestadas registró una carga viral indetectable (menos de 200 copias/mL) en su última prueba de viremia del VIH, pero sólo el 62% habían mantenido la supresión viral durante el último año. La encuesta sólo incluyó a personas con un diagnóstico de VIH, por lo que la tasa de supresión viral para el total de la población con el VIH (diagnosticada o no) sería inferior.

La adherencia al tratamiento antirretroviral en los últimos 30 días fue del 63% entre los hombres cisgénero y del 64% entre las mujeres cisgénero. Se estima que el 56% de las personas bisexuales y el 63% de las lesbianas o gais eran adherentes a la terapia antirretroviral, en comparación con el 66% de las personas heterosexuales.

Aproximadamente el 60% de las personas negras o afroamericanas y el 62% de las hispanas o latinas eran adherentes a la terapia antirretroviral, en comparación con el 69% de las personas blancas.

La prevalencia estimada de consumo activo de tabaco en la encuesta era del 29% (el 23% de las personas fumaban a diario, el 3% semanalmente, el 1% mensualmente y el 2% menos de una vez al mes). En general, el 16% de las personas utilizaron cigarrillos electrónicos u otros dispositivos de vapeo en los últimos 30 días antes de la entrevista.

Por otra parte, la prevalencia estimada de consumo de alcohol en los últimos 12 meses fue del 65% (el 8% de las personas bebieron alcohol a diario, el 21% semanalmente, el 11% mensualmente y el 25% menos de una vez al mes). Se calcula que el 16% de las personas se emborracharon durante los últimos 30 días.

En los 12 meses previos a la entrevista, el consumo de drogas no inyectables e inyectables en personas adultas con un diagnóstico de VIH fue, respectivamente, de un 48% y un 3%.

Casi el 90% de los participantes declararon que utilizaban al menos una estrategia para prevenir la transmisión sexual del VIH, como mantener una carga viral indetectable, utilizar preservativos o mantener relaciones sexuales con parejas que estuvieran tomando profilaxis preexposición (PrEP) o que también tuvieran el VIH.

Se midió el estigma del VIH con una puntuación que iba de 0 (sin estigma) a 100 (alto estigma). La puntuación media del estigma asociado al VIH fue de 29 en 2021, por debajo de los 31 de 2018 (objetivo de la NHAS para 2025: 16).

En general, los resultados de la Encuesta MMP del periodo anual de 2021 revelan algunas mejoras prometedoras en los últimos 5 años, registrándose un descenso notable en los indicadores de vivienda inestable e inseguridad alimentaria. Pero el aumento de la necesidad de servicios de salud mental y la menor proporción de personas que declaran disfrutar de buena salud evidencian la necesidad de seguir avanzando para mejorar esta situación. Ninguno de los cinco indicadores de calidad de vida de la NHAS alcanzó los objetivos para 2025.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia: CDC. Behavioral and Clinical Characteristics of Persons with Diagnosed HIV Infection—Medical Monitoring Project, United States 2021 Cycle (June 2021–May 2022).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD