Activistas urgen a facilitar el acceso al fármaco antirretroviral lenacapavir en países de rentas medias y bajas

Miguel Vázquez
Ver otras noticias

Este fármaco, de administración semestral, puede tener un gran impacto tanto en el tratamiento como en la prevención del VIH en las poblaciones clave contribuyendo a poner fin a la pandemia del VIH

Recientemente, un grupo de científicos, líderes mundiales y celebridades han instado a la compañía farmacéutica Gilead Sciences a que haga accesible su medicamento antirretroviral lenacapavir (Sulenca®) en países de ingresos bajos y medianos, ya que actualmente solo está disponible en países de rentas elevadas, a un precio alto. En una carta dirigida a dicha compañía, 300 firmantes solicitan que se autoricen licencias para elaborar versiones genéricas del medicamento. Se trata de un fármaco que puede administrarse mediante únicamente dos inyecciones anuales y que tiene el potencial de revolucionar la prevención y el tratamiento del VIH, ayudando a acabar con esta infección como una amenaza para la salud pública para el año 2030.

Lenacapavir es el primer antirretroviral de la familia de los inhibidores de la cápside. Está formulado para ser administrado como una inyección de liberación prolongada y actúa sobre distintas etapas del ciclo de replicación del VIH. Así, inhibe el ensamblaje y desensamblaje de la cápside viral, lo que impide la maduración de nuevas partículas virales y el transporte del material genético del VIH al núcleo celular, posicionándolo como un candidato prometedor como parte de terapias antirretrovirales no diarias, así como para su uso en la profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) [véase La Noticia del Día 13/10/2023]. También se está investigando una formulación oral de administración semanal (véase La Noticia del Día 08/03/2024).

No obstante, en la actualidad, este antirretroviral está disponible únicamente en un puñado de países con recursos como tratamiento del VIH multirresistente, entre los que se incluye España (véase La Noticia del Día 07/09/2022). En EE UU, este fármaco tiene un precio de lista de 42.250 dólares para el primer año de tratamiento, y de 39.000 dólares para los años siguientes. La patente de Gilead Sciences no expirará hasta dentro de casi dos décadas.

Sin embargo, hay que recordar que la mayoría de las personas que podrían beneficiarse de lenacapavir viven en países con pocos recursos. Así, alrededor de un millón de personas adquieren el VIH cada año en Asia, África y América Latina.

Por este motivo, la People’s Medicines Alliance ha puesto en marcha esta petición a través de una carta en la que se insta a la empresa a que garantice el acceso al medicamento a las personas con el VIH (o que corren el riesgo de adquirirlo) que viven en los países de ingresos bajos y medios. Esto podría lograrse concediendo licencias para la fabricación de versiones genéricas a través del mecanismos denominado Medicines Patent Pool, algo que la empresa ya ha hecho en el pasado para tratamientos frente al VIH y la hepatitis C. No obstante, en esas ocasiones lo hizo únicamente para países de rentas bajas y no se incluyeron también los de ingresos medios, como se solicita ahora.

Entre las 300 personas firmantes del documento se encuentran personas del mundo del espectáculo, políticos, científicos y personas con el VIH. En su alegato, apuntan a que su propuesta ayudará a evitar infecciones y, de este modo, cambiar las vidas de todas estas personas en dichos entornos. La opción de una inyección semestral podría ser especialmente útil para determinados grupos clave y vulnerables en la respuesta frente al VIH, como las mujeres jóvenes, los hombres GBHSH, las personas transexuales, las personas trabajadoras del sexo, las personas privadas de libertad o las personas usuarias de drogas inyectables.

En su carta, los activistas afirman que el medicamento podría suponer un gran cambio positivo para las personas más excluidas en todo el mundo y también ayudaría a acabar con la infección por el VIH como amenaza para la salud pública de aquí a 2030. Pero para ello, es necesario que todas las personas que se puedan beneficiar de este fármaco puedan acceder al mismo.

En un recordatorio de lo que ha sido la historia del VIH, destacan que tuvieron que pasar 10 años y perderse 12 millones de vidas antes de que hubiera versiones genéricas disponibles de los antirretrovirales en todo el mundo y, por tanto, el tratamiento del VIH a gran escala fuera posible en los países que más sufrían el golpe de esta infección.

Argumentan que el objetivo de acabar con la pandemia del VIH es posible, pero es preciso un compromiso por parte de empresas como Gilead, que tienen la oportunidad de pasar página a la negligencia de la industria farmacéutica hacia las personas con el VIH que viven en África.

Por su parte, la empresa afirma que mantienen conversaciones regulares con activistas del VIH, así como gobiernos y ONG y afirman su compromiso con el desarrollo de un modelo de acceso que garantice que la PrEP basada en lenacapavir llegue al mayor número posible de personas que puedan beneficiarse de ella. Esto significa que será necesario suministrar el fármaco de forma rápida, sostenible y en volúmenes suficientes en los países de renta baja y media.

Fuente: The Guardian/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Kat Lay, Global health correspondent: Celebrities join campaigners in call for cheaper version of ‘gamechanger’ HIV drug for poorer countries.- The Guardian Thu 30 May 2024

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD