Mayor riesgo de asma en niños con VIH que toman TARGA

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Su desarrollo podría asociarse a la reconstitución inmunitaria

El asma es una enfermedad inflamatoria del aparato respiratorio. Generalmente se cree que esta afección no es más prevalente en personas con VIH que en personas sin VIH. La posibilidad del descenso en el número y en la función de las células CD4 en personas con VIH parece apoyar esta suposición. De hecho, en modelos animales de asma, la pérdida de CD4 protege contra el desarrollo de esta enfermedad. De forma similar, en personas con VIH, el autoinforme de asma se ha asociado con recuentos más elevados de CD4.

Según una carta al director publicada en la edición de marzo del Journal of Allergy and Clinical Immunology, el asma parece ser más común en niños con VIH que toman terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) que en niños sin VIH.

Aunque el equipo de investigadores de la Facultad de Medicina Baylor y del Hospital Infantil de Texas (EE UU) piensa que se necesitan más  estudios que confirmen sus resultados, consideran que los médicos que atienden a niños con VIH deberían explorarlos atentamente con el fin de detectar la presencia de esta enfermedad inflamatoria del aparato respiratorio. Manejar sus síntomas y los mecanismos que producen este trastorno podría reducir la necesidad de prescribir medicamentos para el asma de los que se sabe suprimen el sistema inmunitario en personas que ya están inmunitariamente comprometidas.

El Dr. Samuel B. Foster, de la Facultad de Medicina Baylor y el Hospital Infantil de Texas (Houston), señala en la carta al editor que él y su equipo fueron conscientes del problema cuando estaban llevando a cabo un estudio sobre sueño y problemas mentales en niños con VIH. Dicho estudio requería la exclusión de niños con asma.

Al revisar los historiales para determinar cuántos niños con VIH tratados en el Hospital Infantil de Texas tenían asma, hallaron que a 28 de 83 niños con VIH ya se les había diagnosticado asma previamente; de los 83 niños, 35 estaban utilizando inhaladores diseñados para ayudar a respirar en un ataque agudo y 16 tomaban diariamente medicinas para prevenir el asma.

Los porcentajes –un 34% para los niños con un diagnóstico de asma y un 19% para aquellos que tomaban medicamentos para prevenirla– están significativamente por encima de la tasa de asma del 6% observada en la población general.

“Se ha producido un aumento de asma en EE UU y en el mundo entero”, señala Foster. “Lo que nosotros estamos informando es una prevalencia más alta en niños con VIH de la que se está observando en la población general.”

Según Foster, los problemas asmáticos no se observaron antes de la aparición de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA). Sin embargo, estos medicamentos reactivan el sistema inmunitario. Una respuesta inmunitaria hiperactiva a mecanismos tales como el moho, el polen y el epitelio de animales se considera uno de los principales factores de asma.

Foster desconoce por qué los niños con VIH que están tomando tratamiento activo parecen estar en riesgo de desarrollar asma. Aunque una hipótesis podría ser que la interacción entre el mismo VIH y un sistema inmunitario más potente podría producir una respuesta inflamatoria más fuerte, como es el asma, se necesitan más estudios para determinar la causa y confirmar los datos de sus hallazgos.

Fuente: Baylor Collage of Medicine.
Referencia: Foster, S. B. et alii, “Prevalence of asthma in children and young adults with HIV infection”,  Journal of Allergy and Clinical Immunology, March 2007, Volume 119, Issue 3, Pages 750-752.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD