Evalúan el uso de Truvada® para la profilaxis pre-exposición

Marion Zibelli
Ver otras noticias

El posible desarrollo de resistencias continúa siendo motivo de preocupación

La profilaxis pre-exposición (PrEP) es una estrategia en investigación desde hace ya varios años para prevenir la transmisión del VIH en personas que no viven con el virus, y que se basa en el uso regular de fármacos antirretrovirales antes de una posible exposición al VIH.

Si bien hasta la fecha la mayoría de los estudios se ha llevado a cabo con un único antirretroviral, el análogo de nucleótido, tenofovir, existe un interés cada vez más grande en evaluar la posible eficacia del uso de varios fármacos a la vez para la PrEP. La combinación que se considera es Truvada®, que contiene tenofovir y otro análogo de nucleósido, emtricitabina, en una sola pastilla de una única toma diaria.

Los primeros estudios realizados en animales con esta combinación mostraron que era capaz de reducir el riesgo de infección en macacos expuestos al virus de la inmunodeficiencia simia (VIS), un virus muy parecido al VIH y que afecta a los primates.

En la última edición de la Conferencia sobre Infecciones Oportunistas y Retrovirus (CROI), se presentaron nuevos resultados que apuntan hacia las mismas conclusiones. Para esta nueva investigación, un equipo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU utilizó a 18 macacos y les administró uno de los tres regímenes siguientes: 20mg/kg de emtricitabina, por inyección subcutánea; 20mg/kg de emtricitabina y 22mg/kg de tenofovir, por inyección; 20mg/kg de emtricitabina y 22 mg/kg de tenofovir, por vía oral. Los investigadores observaron que, aunque las dosis de tenofovir eran iguales en los dos grupos que recibieron este fármaco, el uso de la solución inyectable llevaba a niveles de concentración en sangre superiores a los conseguidos con la formulación oral.

Tras la administración de los regímenes de profilaxis, los macacos fueron expuestos una vez por semana durante 14 semanas al VIHS, un virus modificado para llevar parte del contenido genético del VIH y del VIS con el fin de mejorar el estudio del VIH en los modelos animales. Compararon los resultados con los observados en un grupo control con 18 macacos que no recibieron ningún régimen de profilaxis, pero sí fueron expuestos al VIHS de la misma forma que el otro grupo.

De los 18 macacos que no recibieron PrEP, 17 se infectaron al cabo de una mediana de 2 exposiciones al VIHS. En total, 4 de los 6 animales que recibieron emtricitabina sola se infectaron, 2 de los 6 que recibieron la combinación oral de tenofovir y emtricitabina se infectaron al cabo de 9 y 12 exposiciones, respectivamente, y ninguno de los 6 animales a los que se les inyectaron la combinación de los dos fármacos se infectaron tras 14 exposiciones al VIHS.

Según los autores de este estudio, estos datos sugieren que “la profilaxis con una combinación potente de fármacos [antirretrovirales] puede ser más eficaz que el uso de un solo fármaco para prevenir la transmisión sexual del VIH en humanos”. Por supuesto, es necesario evaluar cuál podría ser la toxicidad de tal combinación en las personas que no viven con VIH antes de probar su eficacia. También es necesario saber más sobre durante cuánto tiempo este efecto preventivo podría durar y cuál es el posible impacto sobre la evolución de la infección en el caso de que las personas se infecten pese a la PrEP.

Sobre este aspecto, los mismos investigadores presentaron los resultados de otro estudio en el que 6 monos que se infectaron pese a la PrEP presentaron niveles de carga viral del VIHS inferiores a los animales que no recibieron el régimen profiláctico (de una mediana de 80.000 copias/ml hasta 300 copias/ml tras 8 semanas después de la infección en el primer grupo, y de una mediana de 8.000.000 copias/ml a 80.000 copias/ml a la semana 8 en el segundo). Los virus observados eran de tipo salvaje y aunque ninguno de los monos que se infectaron pese a la PrEp mostró la mutación de resistencia K65R asociada con tenofovir, dos desarrollaron la M184V que se relaciona con emtricitabina.

Siempre según los investigadores, esto sugiere que si la PrEP no consigue prevenir la transmisión del VIH podría permitir retrasar la progresión de la infección, aunque la cuestión de la emergencia de resistencias sigue siendo preocupante.

Fuente: www.hivandhepatitis.com / Elaboración propia
Referencia: 14th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI). Los Ángeles, 25-28 de febrero de 2007. Abstract 986 (póster) y abstract 985 (póster).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD