Los tatuajes podrían incrementar el riesgo de transmisión del virus de la hepatitis C

Francesc Martínez
Ver otras noticias

La esterilización incorrecta del material utilizado estaría detrás de las infecciones

Según un estudio canadiense –publicado en la edición del 31 de julio de International Journal of Infectious Diseases-, las personas que se realizan un tatuaje tienen una probabilidad casi 3 veces mayor de contraer el virus de la hepatitis C (VHC) que la población general. El análisis ha incluido los resultados de más de 100 estudios de 30 países.

Durante los últimos años, los tatuajes han ido ganando popularidad. En EE UU, se calcula que el 36% de las personas menores de 30 años tiene un tatuaje, mientras que en Canadá, aproximadamente, el 8% de los estudiantes de secundaria tiene como mínimo un tatuaje y el 21% de los que no tienen querrían hacerse uno. Entre la población reclusa, se calcula que entre el 25 y el 35% de las personas están tatuadas.

El proceso de tatuaje implica la inyección de pigmentos en la capa de piel conocida como dermis y se suele llevar a cabo con una máquina con múltiples agujas que atraviesan la piel entre 80 y 150 veces por segundo, aunque algunos tatuajes –como los llevados a cabo en las cárceles- pueden ser realizados a mano con una única aguja u otra herramienta afilada.

Dado que los instrumentos utilizados para realizar tatuajes entran en contacto con la sangre y diversos fluidos corporales, determinadas infecciones pueden ser transmitidas al utilizarse las mismas agujas en más de una persona si no se esteriliza el material adecuadamente.

Entre las infecciones potencialmente transmisibles por un mal proceso de tatuaje –sin cumplir las condiciones higiénicas adecuadas- destacan el VHC, el virus de la hepatitis B (VHB) y el VIH. En la actualidad, los tatuadores profesionales de EE UU usan agujas de un solo uso, depósitos de tinta esterilizados o de un único uso y tintas formuladas especialmente para tatuar, además de seguir unas normas de higiene básicas tales como el uso de guantes de látex. Por otro lado, otros tatuajes llevados a cabo por no profesionales, como los realizados en prisiones, no cumplen ninguna de las condiciones básicas de higiene y esterilidad del material utilizado.

Los investigadores analizaron literatura científica a partir de las bases de datos MEDLINE, PUBMED y EMBASE para identificar estudios de tipo caso-control, de cohortes y transversales publicados antes de noviembre del 2008 que evaluaran riesgos relacionados con los tatuajes o de transmisión de la hepatitis C.

Un total de 124 estudios –de más de 30 países- fueron incluidos en el análisis. De éstos, 83 se utilizaron en el metaanálisis (45 transversales, 30 de tipo caso-control y 8 de cohortes), lo que supuso un total de 132.145 participantes.

Los tatuajes estuvieron asociados a un riesgo casi 3 veces superior de padecer infección por VHC (cociente de probabilidad [CP]: 2,74). La mayor asociación entre los tatuajes y el riesgo de padecer infección por VHC se observó entre aquellas personas no usuarias de drogas de administración intravenosa (CP: 5,74).

El estudio también halló un riesgo elevado de infección por hepatitis C en diversos subgrupos de personas con tatuajes tales como donantes de sangre (CP: 3,73), pacientes hospitalarios (CP: 3,20), usuarios de drogas intravenosas (CP: 3,06), personas privadas de libertad (CP: 2,56) o usuarios de drogas de cualquier tipo (CP: 2,30). La asociación entre tatuajes y riesgo de hepatitis C se observó tanto en los realizados por profesionales como en aquéllos realizados por amigos o en entornos no profesionales.

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto la necesidad de unas condiciones higiénicas adecuadas para la realización de tatuajes. El uso de material de un solo uso minimizaría en gran medida los riesgos, ya que en los procedimientos de esterilización es necesario de un grado de precisión que podría verse fácilmente afectado por errores humanos. Las autoridades sanitarias deberían valorar estos resultados para establecer las normativas y controles adecuados para minimizar el riesgo de infección por VHC asociado a los tatuajes observado en el presente estudio.

Fuente: HIVandHepatitis
Referencia: S Jafari, R Copes, S Baharlou, and others. Tattooing and the risk of transmission of hepatitis C: a systematic review and meta-analysis. International Journal of Infectious Diseases. July 31, 2010 (Epub ahead of print).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD