Aumenta la incidencia del VIH entre hombres gays de Ámsterdam

Michael Carter

La tasa de nuevas infecciones por VIH se ha incrementado de forma constante entre la población de hombres gays de Ámsterdam (Holanda) desde la introducción de la terapia antirretroviral efectiva, según afirma un equipo de investigadores en la edición digital de AIDS.

Practicar sexo anal receptivo sin protección, tener un gran número de parejas sexuales y haber sufrido recientemente infección por gonorrea son factores relacionados con un mayor riesgo de infección por VIH. La mayoría de infecciones se produjeron en relaciones con parejas esporádicas, aunque los autores también hallaron pruebas de transmisiones dentro de parejas que mantenían una relación estable.

Se ha realizado un seguimiento de las tendencias en las nuevas infecciones por VIH en la cohorte de Ámsterdam a lo largo de 25 años. Los investigadores afirmaron: “Según los datos de que disponemos, este es el primer estudio en los últimos años que documenta la tasa de incidencia de la infección por VIH-1 y los factores de riesgo de transmisión entre hombres que practican sexo con hombres (HSH) en una cohorte observacional”.

Así, creen que sus resultados proporcionan “indicios de una transmisión sustancial del VIH entre HSH” y que la realización de un mayor número de pruebas diagnósticas no explica por qué la prevalencia de la infección se ha incrementado sensiblemente entre los hombres gays durante los últimos años.

En países industrializados, como es el caso de Holanda, los varones homosexuales continúan siendo un foco de la epidemia de VIH. Varios países han registrado un incremento en el número de nuevas infecciones entre esta población y algunos estudios también han evidenciado que ha aumentado la proporción de hombres gays que declaran practicar sexo anal sin protección -la actividad sexual más relacionada con la transmisión del VIH-.

Los investigadores del Estudio de la Cohorte de Ámsterdam decidieron estudiar más a fondo la incidencia del VIH y los comportamientos de riesgo entre los hombres gays. En consecuencia, analizaron los datos recogidos durante los 25 años comprendidos entre 1984 y 2009.

El análisis contó con un total de 1.642 hombres gays que no tenían VIH en el momento de la inclusión en la cohorte. Cada periodo de entre 3 y 6 meses, los participantes fueron sometidos a pruebas diagnósticas del VIH y cumplimentaron cuestionarios sobre su comportamiento sexual reciente y su historial de infecciones de transmisión sexual.

La edad mediana en el momento de la inclusión en el ensayo fue de 29 años, el 81% de los hombres eran holandeses y el 55% tenían estudios superiores. Los participantes recibieron un seguimiento a lo largo de 6,2 años.

Durante el transcurso del estudio, se produjeron 217 infecciones por VIH y la mediana de la edad en el momento de la seroconversión fue de 34 años.

La incidencia de la infección por VIH fue de 8,6 casos por cada 100 persona-años en 1985, pero descendió de forma abrupta hasta 1,3 casos por 100 persona-años en 1992. La incidencia permaneció relativamente estable hasta 1996 (año en que fue de 1,4 casos por cada 100 persona-años), cuando se introdujo la terapia anti-VIH eficaz. Posteriormente tuvo lugar un modesto, aunque constante, incremento en la incidencia, alcanzando los 2,0 casos por cada 100 persona-años en 2009.

Sin embargo, los investigadores hicieron notar que la incidencia incrementada observada durante los últimos años no fue significativa.

Junto a estas tendencias relativas a la incidencia, se apreciaron cambios en el comportamiento de riesgo de adquirir la infección por VIH.

En el año 1984, más de tres cuartas partes de los hombres afirmaron haber practicado sexo anal sin protección de forma reciente, porcentaje que descendió hasta el 33% en el año 1988, aunque más adelante se incrementó hasta el 38%, a finales de 1995. Al acabar 2009, el porcentaje de hombres que indicaban haber practicado sexo anal sin protección en los últimos 6 meses fue del 55%. Este incremento alcanzó valores significativos (p <0,01).

Los factores de riesgo de infección por VIH fueron no tener un título universitario (cociente de riesgo [CR]: 2,00; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,24 – 3,21), haber tenido 5 o más parejas sexuales recientemente (CR: 2,54; IC95%: 1,58 – 4,08), la práctica de sexo anal receptivo sin protección (CR: 4,06; IC95%: 2,37 – 6,96) y presentar un historial reciente de gonorrea (CR: 5,84; IC95%: 2,49 – 13,71).

En tres cuartas partes de los casos, la infección aconteció durante una relación con una pareja esporádica.

Sin embargo, las parejas estables fueron una fuente cada vez más importante de nuevas infecciones, sobre todo entre hombres de mayor edad.

“Podría ser que (…) los hombres de mayor edad tengan una mayor probabilidad de tener una pareja también de edad avanzada, la cual, por lo tanto, también tiene una mayor probabilidad de estar infectada por VIH”, sugieren los investigadores. Asimismo, plantean la hipótesis de que los hombres mayores y aquellos en relaciones más largas “rompen con frecuencia normas de seguridad negociadas (…) debido a cambios en las preferencias sexuales, al contexto de la relación y por otras razones”.

“Tras los incrementos en el comportamiento de riesgo de transmisión sexual desde el año 1996 en adelante, el VIH continúa propagándose entre los HSH”, concluyeron los autores. Y añaden: “Las relaciones de sexo anal receptivo sin protección con parejas esporádicas siguen siendo el mayor factor de riesgo de adquirir la infección por VIH”.

Los investigadores recomiendan que los hombres con parejas sexuales esporádicas constituyan una prioridad para las actividades preventivas. Sin embargo, destacaron: “Nuestros hallazgos también sugieren que existe la necesidad de prestar una atención específica a medidas preventivas relativas al comportamiento sexual dentro de las parejas estables”.

Referencia: Jansen IAV, et al. Ongoing HIV-1 transmission among men who have sex with men in Amsterdam: a 25-year prospective cohort study. AIDS, 25, online edition (DOI:10. 1097/QAD.0b013e328342fbe9), 2011 (Aquí podrás encontrar el abstract del estudio de forma gratuita).

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD