En San Francisco (EE UU), los servicios de notificación del VIH a la pareja funcionan bien en población principalmente gay

Michael Carter

La notificación profesional a la pareja constituye un método exitoso y aceptable de identificar nuevas infecciones por VIH, según un estudio realizado en San Francisco (EE UU) y publicado en la edición de 1 de diciembre del Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. La mayoría de los pacientes cuyas parejas fueron rastreadas eran hombres gay, una población donde, a menudo, es difícil la notificación a la pareja por terceras personas.

San Francisco cuenta con un Servicio a Parejas sobre el VIH, que proporciona unas exhaustivas intervenciones de prevención de la infección, incluyendo servicios de notificación por terceras personas. Estos servicios cuentan con personal muy formado que, de manera confidencial, comunica a las parejas identificadas por personas diagnosticadas con VIH que podrían haber estado expuestas al virus y les ofrecen counselling, la realización de la prueba del VIH y las derivan a los servicios de atención adecuados.

Pequeños estudios realizados anteriormente sugieren que la notificación por terceras personas tiene más éxito en informar a las parejas que la notificación por el propio paciente. Sin embargo, la notificación por terceras personas no se efectúa de forma rutinaria en EE UU. Además, la experiencia de notificación por terceras personas con hombres gay (que a menudo tienen encuentros sexuales anónimos) no ha sido muy alentadora.

Por consiguiente, un equipo de investigadores de San Francisco diseñó un estudio prospectivo para comprobar cuántos nuevos casos de VIH identificaron los servicios de notificación a parejas entre los contactos o redes sexuales de tres grupos de población:

  • Personas diagnosticadas de infección aguda por VIH.
  • Personas diagnosticadas de infección no aguda por VIH.
  • Personas con infección crónica por VIH previamente diagnosticadas que recibieron un diagnóstico de sífilis.

El equipo de investigadores planteó la hipótesis de que, dado que las personas con infección aguda por VIH tienen unas cargas virales muy altas, se encontraría a través de ellas una mayor proporción de parejas infectadas por VIH, que el segundo grupo con mayor proporción de parejas infectadas sería el de los pacientes diagnosticados de infección no aguda por VIH y, finalmente, que el tercer grupo estaría integrado por los pacientes que reciben cuidados por VIH diagnosticados de sífilis.

El coste por cada nueva infección por VIH detectada empleando los servicios de notificación de parejas se comparó con los costes que supone detectar una única nueva infección por VIH utilizando los servicios tradicionales de realización de prueba y counselling voluntarios. Posteriormente, el coste de ambos servicios fue comparado con la cifra de coste-beneficio de la realización rutinaria de la prueba del VIH en la práctica general.

Entre 2004 y 2006, un total de 763 personas con un nuevo diagnóstico de VIH, o de sífilis con VIH crónica, entró en contacto con algún servicio de notificación a parejas. La inmensa mayoría (89%) era gay, y el 54%, de etnia blanca.

Un total de 607 personas (80%) accedió a entrevistarse con el personal de notificación a parejas y estas personas proporcionaron información que permitió localizar a 907 parejas (media de 1,49 por paciente) con VIH. Estas parejas identificadas representaron el 11% de los contactos sexuales reconocidos.

Por grupos, esto supuso el 3% (15 parejas identificadas) de los contactos de los pacientes con infección aguda por VIH, el 11% (339 parejas identificadas) de los contactos de personas con VIH no aguda y el 19% (553 parejas identificadas) de los contactos de pacientes con un diagnóstico antiguo de VIH y sífilis.

Como se esperaba, los pacientes con infección aguda por VIH tuvieron la mayor proporción de parejas identificadas que también resultaron tener el VIH (7%, 1 de 15). Además, el 4% de las parejas identificadas de pacientes con infección no aguda por VIH (15 de 339 personas) resultó tener VIH, al igual que el 1% (7 de 553) de los contactos señalados por pacientes con un diagnóstico antiguo de VIH y sífilis.

El número de contactos que necesitó intervención para detectar un único caso de VIH fue de 25 para los contactos de pacientes con infección aguda por VIH, de 21 en el caso de los pacientes con infección no aguda por VIH y de 39 en el de pacientes con un diagnóstico antiguo de VIH y sífilis.

Todas las nuevas infecciones por VIH identificadas empleando los servicios de notificación a parejas excepto una se debieron a contactos sexuales. La otra persona infectada formaba parte de una red sexual.

El equipo de investigadores señaló que los servicios de realización de counselling y prueba voluntarios suponen un coste de 2.300 dólares por cada nueva infección por VIH detectada. El coste de identificar cada nueva infección entre las parejas nombradas por pacientes con infección por VIH aguda o no aguda fue de 7.081 dólares y sólo de 2.600 por cada nueva infección detectada entre las parejas identificadas por pacientes con infección por VIH conocida y sífilis. Sin embargo, el equipo de investigadores pone de relieve que todas estas cifras se sitúan muy por debajo de los 30.000 dólares de coste-beneficio que supone identificar cada nuevo caso de VIH empleando pruebas de VIH rutinarias en la práctica general.

“La notificación a parejas identificó con éxito nuevos casos de infección por VIH entre una población principalmente masculina gay y bisexual con VIH en San Francisco”, concluye el equipo de investigadores, el cual añade que “dada la cantidad de nuevas personas con VIH identificadas, el servicio de notificación por terceras personas sobre infección por VIH realizado por personal formado de manera adecuada debería recibir más evaluación y, de forma potencial, ampliarse tanto localmente como en otras jurisdicciones, incluyendo aquéllas con una alta proporción de casos entre hombres gay y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH)”.

Referencia: Ahrens K, et al. HIV partner notification outcomes for HIV-infected patients by duration of infection, San Francisco, 2004-2006. J Acquir Immune Defic Syndr 46: 479 -484, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD