Las estrategias de “reducción de riesgo” no siempre previenen la infección por VIH en hombres gay

Michael Carter

Más de una tercera parte de los hombres gay con infección reciente por VIH debido a relaciones anales sin protección contrajo el virus después de emplear una estrategia "de reducción de riesgo", según un estudio australiano publicado en la edición del 1 de octubre de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

Alguno de los métodos de reducción de riesgo percibido mencionados por los hombres fueron el serosorting, relaciones sexuales anales insertivas sin protección y relaciones sexuales anales receptivas sin protección con una pareja seropositiva que declaró una carga viral indetectable. El grupo de investigadores cree que su estudio muestra que la reducción de riesgo no es un sustituto del uso continuo del condón.

El número de hombres gay que declara practicar sexo anal sin protección con parejas casuales ha aumentado en muchos países desde mediados de los años 90. No está claro en qué medida esto representa un aumento real del riesgo de infección por VIH, ya que los hombres a menudo emplean estrategias personales para minimizar sus riesgos de infección por VIH a pesar de practicar sexo anal sin protección.

Se han registrado tres estrategias principales. La primera es el serosorting. Esto implica la selección de parejas para la práctica de sexo anal sin protección que tengan, o que se crea que tengan, el mismo estado serológico al VIH. La segunda es el posicionamiento estratégico. Esto implica adoptar el papel con menos riesgo en una relación sexual sin protección. Por ejemplo, que una pareja sin VIH practique sexo insertivo con un hombre receptivo con VIH o con un estado al VIH desconocido. La tercera implica la negociación respecto a la carga viral, donde la pareja sin VIH acepta practicar sexo anal insertivo o receptivo cuando su pareja con VIH tiene una carga viral en plasma indetectable.

Como no está claro con qué frecuencia los hombres gay se infectan por VIH después de emplear estas estrategias, un grupo de investigadores australianos realizó un estudio que contó con 158 hombres recientemente diagnosticados de infección primaria por VIH.

Los hombres, que fueron inscritos en Sydney y Melbourne entre 2003 y 2006, fueron entrevistados en las ocho semanas posteriores a su diagnóstico y se les preguntó por la actividad sexual de riesgo que creían que había conducido a la infección por VIH.

De los 158 hombres en el estudio, 102 declararon practicar sexo anal sin protección y el grupo de investigadores restringió su análisis a esos hombres. La mayoría de ellos (63) creía que la fuente de su infección por VIH fue una pareja casual.

Serosorting

La práctica de serosorting pareció estar generalizada. Veintiún hombres (21%) declararon que estaban seguros de que su pareja no tenía VIH y el 18% afirmó que sospechaba que su pareja no tenía el virus. De los 21 hombres que afirmaron que estaban seguros de que su pareja no tenía VIH, diez afirmaron que era su pareja habitual. La duración de la relación estuvo por debajo de los doce meses en la mayoría de estos casos.

Posicionamiento estratégico

Diez hombres (10%) declararon que su comportamiento de mayor riesgo fue la práctica de sexo anal sin protección. De los veintiún hombres que dijeron que estaban seguros de que su pareja no tenía VIH, 20 (95%) declararon practicar sexo anal receptivo sin protección.

Carga viral

Veintiún hombres afirmaron que sabían la carga viral de su pareja con VIH, y nueve de ellos afirmaron que la carga viral de su pareja era indetectable. Los nueve declararon practicar sexo anal receptivo sin protección.

"Atendiendo a los relatos retrospectivos de los hombres con infección reciente, el serosorting estuvo implicado en 21 infecciones por VIH, el posicionamiento estratégico en 10 y la confianza en la carga viral indetectable de una pareja con VIH en nueve. Estas 40 atribuciones de seroconversiones a estrategias de reducción de riesgo… representan el 38% de todas la seroconversiones en las cuales se declararon prácticas de sexo anal sin protección", comentan los autores.

Éstos creen que sus hallazgos tienen implicaciones para el diseño de las campañas de prevención del VIH dirigidas a hombres gay: "Nuestros datos demuestran que, no de forma esporádica, las estrategias de reducción de riesgo parecen fallar a la hora de prevenir la infección por VIH individualmente. Este hallazgo debería ser comunicado a las poblaciones de hombres gay que pudieran contemplar estas estrategias de reducción de riesgo como una alternativa a la más eficaz estrategia de uso continuo de condón."

Referencia: Jin F et al. How homosexual men believe they became infected with HIV: the role of risk-reduction behaviors. J Acquir Immune Defic Syndr 46: 245 – 247, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD