Más indicios de que los pacientes coinfectados por VIH/VHC tienen una peor respuesta inmunológica a la terapia del VIH

Michael Carter

La coinfección por hepatitis C está relacionada con menores recuentos y porcentajes de células CD4 en pacientes con VIH que mantienen una adhesión completa a sus regímenes de tratamiento antirretroviral, según un estudio estadounidense publicado en la edición de mayo de Alcoholism: Clinical and Experimental Research. El equipo de investigadores cree que sus hallazgos tienen importantes implicaciones clínicas para la programación tanto del tratamiento anti-VHC como de la terapia antirretroviral en pacientes coinfectados.

Un número significativo de personas con VIH está coinfectado por el virus de la hepatitis C, yendo las estimaciones en EE UU desde el 15% al 30%. El impacto del virus de la hepatitis C sobre la progresión de infección por VIH es un tema controvertido. Aunque los datos de la gran Cohorte Suiza del VIH indicaron que las personas coinfectadas experimentaron una progresión más rápida de la infección por VIH, este hallazgo no se vio corroborado por un gran estudio estadounidense.

Por tanto, el equipo de investigadores quiso probar la hipótesis de que la infección por hepatitis C tenía un efecto adverso sobre el recuento de células CD4, porcentaje de células CD4 y carga viral del VIH en una cohorte de personas con VIH que tomaban terapia antirretroviral y con problemas con el uso de alcohol. El estudio contó con 396 pacientes que fueron evaluados al inicio y después a intervalos de seis meses durante 42 meses.

Se reunieron datos sobre aspectos demográficos, comportamientos de riesgo del VIH y consumo de alcohol y drogas. A los pacientes también se les preguntó sobre su adhesión a la terapia antirretroviral. Aquellos que no declararon una adhesión del 100% a su tratamiento en los últimos tres días fueron considerados no adherentes. Se obtuvieron muestras sanguíneas para medir el recuento y porcentaje de células CD4 y carga viral del VIH.

Al inicio, las personas también realizaron la prueba del virus de la hepatitis C, presentando algo más del 50% (199 personas) indicios de infección por el virus de la hepatitis C mediante pruebas de carga viral del ARN.

La media de edad fue de 43 años, el 75% fueron hombres, el 41% fueron de origen afroamericano, la mediana del recuento de células CD4 fue de 403 células/mm3 y la mediana de carga viral del VIH fue algo inferior a 1.000 copias/ml, presentando el 31% de los pacientes una carga viral indetectable. La media del periodo de tiempo desde el diagnóstico de VIH fue de nueve años y las personas habían estado tomando terapia antirretroviral durante una media de siete años.

Respecto a los pacientes que se valoraron como completamente adherentes a la terapia antirretroviral (185 en total, de los que 99 estaban coinfectados), los recuentos de células CD4 fueron una media de 46 células/mm3 menores en pacientes coinfectados, una diferencia estadísticamente significativa (p=0,03). En pacientes que no mantenían la adhesión, no se observaron diferencias significativas en los recuentos de células CD4 entre los pacientes coinfectados y no coinfectados.

El equipo de investigadores también descubrió que los pacientes coinfectados adherentes tuvieron porcentajes de células CD4 significativamente menores que los pacientes que sólo tenían VIH y que también mantuvieron una adhesión completa (diferencia media: 2%, p<0,01). De nuevo, no hubo diferencias entre pacientes no adherentes en función de su estado de coinfección.

La carga viral del VIH no varió significativamente entre pacientes coinfectados y pacientes infectados sólo por VIH, independientemente de su adhesión.

El consumo de alcohol no afectó a los hallazgos de los investigadores, ni tampoco cambiaron sus hallazgos después de realizar control por tiempo desde inicio de terapia antirretroviral.

“Determinar si la coinfección por VHC afecta a la progresión de la infección por VIH es importante para comprender el momento óptimo y la secuencia de terapias para estas infecciones”, escriben los autores.

Éstos añaden que “la observación de un menor recuento de células CD4 en pacientes con infección por VHC que estaban recibiendo una terapia antirretroviral a la que se mantenían adherentes es especialmente interesante” ya que concuerda con los hallazgos de la Cohorte Suiza del VIH que descubrió que las personas con infección por hepatitis C tenían una recuperación menos destacada del recuento de células CD4 tras iniciar la terapia para el VIH en comparación con las que no tenían hepatitis C. El equipo de investigadores especula que la hepatitis C podría tener un efecto directo sobre las células CD4.

“Los hallazgos de este estudio tienen implicaciones importantes para comprender la gestión óptima… de pacientes coinfectados” y los autores creen que “dan fuerza al argumento de iniciar terapia del VHC pronto en el curso de la infección por VIH. Estos hallazgos podrían también apoyar la introducción más temprana de la terapia antirretroviral en pacientes coinfectados tanto para compensar el impacto negativo del VIH sobre la progresión de la infección por VHC y el impacto potencialmente negativo del VHC sobre la recuperación de células CD4”.

Referencia: Cheng DM. Impact of hepatitis C on HIV progression in adults with alcohol problems. Alcohol Clin Exp Res 31: 829 – 836, 2007.

Greub et al. Clinical progression, survival and immune recovery during antiretroviral therapy in patients with HIV-1 and hepatitis C virus coinfection: the Swiss HIV cohort study. The Lancet 356: 1800 – 1805, 2000.

Sulkowski MS et al. Hepatitis C and progression of HIV disease. JAMA 288: 199 – 206, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD