Tras 5 años desde el ensayo de circuncisión: 9 de cada 10 participantes circuncidados e incidencia de VIH es dos tercios menor

Gus Cairns

Transcurridos cinco años desde la finalización de uno de los tres grandes ensayos de distribución aleatoria con control que probaron el uso de la circuncisión como medida preventiva del VIH, cuatro de cada cinco hombres que participaron en el brazo de control del estudio, y por tanto que no habían sido circuncidados, optaron por someterse a esta intervención, según ha revelado un estudio de seguimiento presentado en la XVIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI).

El estudio también evidenció que, si acaso, el efecto protector asociado a la circuncisión parece reforzarse con el tiempo.

El análisis posterior se llevó a cabo a partir del ensayo de distribución aleatoria con control sobre el empleo de la circuncisión como medida preventiva del VIH realizado en Rakai (Uganda) entre 2005 y 2006 (Gray, 2007). En dicho estudio, unos 4.996 hombres sin VIH de entre 15 y 49 años de edad fueron distribuidos de forma aleatoria para ser circuncidados de inmediato o para que se les ofreciera la posibilidad de someterse a dicha intervención al final del ensayo.

El estudio había sido diseñado para prolongarse durante dos años, pero se interrumpió a principios de diciembre de 2006 al comprobarse que las infecciones por VIH fueron menos de la mitad de frecuentes (eficacia: 51%) entres los hombres que habían sido asignados aleatoriamente al grupo de circuncisión que en los que participaron en el grupo de control.

Posteriores análisis mostraron que esa cifra infravaloraba la eficacia real de la circuncisión. La tasa de infecciones por VIH en hombres que habían sido circuncidados fue un 58-60% inferior que en los varones que no se sometieron a la intervención, y un 70% más pequeña en el caso de los hombres con un elevado número de parejas.

Durante la CROI 2011 celebrada en Boston, la doctora Xiangrong Kong, de la Universidad Johns Hopkins, afirmó que, al final del quinto año tras la conclusión del estudio, algo más del 80% de los hombres del grupo de control (que no habían sido circuncidados durante el ensayo) había decidido realizarse la intervención y, de los 2.916 hombres que no estaban circuncidados cuando tuvo lugar la última visita programada durante el ensayo, solo 372 seguían sin circuncidar en estos momentos. Al incluir el grupo de intervención y excluir a los hombres cuyo seguimiento se perdió, resultó que el 90% de los participantes en el estudio se había sometido a la circuncisión.

Al considerar a los varones que no fueron circuncidados durante el ensayo, la incidencia de VIH en el período posterior fue de una infección por cada 181 hombre-años entre los participantes que se circuncidaron al acabar el estudio (0,55%), frente a una infección por cada 60 hombre-años entre los no circuncidados (1,67%). En consecuencia, la circuncisión tuvo una eficacia del 68%. Al incluir en el análisis el período del ensayo, apenas hubo diferencias y la eficacia se situó en el 67%.

Al tener en cuenta también a los hombres circuncidados durante el estudio, la eficacia total de la circuncisión durante todo el período transcurrido desde el comienzo del ensayo fue del 73%.

Existen datos sobre el comportamiento sexual durante los 2,8 primeros años desde el final del estudio. Antes del mismo, había sido motivo de preocupación la posibilidad de que la intervención pudiera conducir a una desinhibición del comportamiento en los hombres y a un aumento de las relaciones sexuales de riesgo, especialmente una vez que los participantes supieran si la circuncisión funcionaba.

En el ensayo original, el 18% de los participantes declararon que, durante el mismo, utilizaron el preservativo de forma constante, mientras que el 52% no lo usaron en absoluto. Durante el período de seguimiento, el empleo del preservativo disminuyó en un 4,3% entre los usuarios habituales hasta quedarse en un 13,5%, y la proporción de los que no los utilizaban nunca aumentó en un 6% y se situó en el 58,2%.

Sin embargo, no se observaron diferencias en la disminución del uso del condón entre los hombres circuncidados y sin circuncidar. De hecho, los niveles actuales de empleo del preservativo son casi los mismos que se registraron antes del inicio del estudio. En consecuencia, la disminución en la utilización del condón probablemente sea un reflejo de la menor disponibilidad de los mismos y de los consejos sobre sexo seguro después del ensayo, más que a algún efecto desinhibidor de la circuncisión.

No se apreciaron cambios en el número de parejas sexuales fuera del matrimonio, y se registró un descenso del 9,4% en el número de hombres que declararon consumir alcohol durante las relaciones sexuales. Una vez más, no hubo diferencias entre los varones circuncidados y sin circuncidar.

Estos hallazgos se asemejan, en gran medida, a los procedentes de un análisis posterior efectuado 3,5 años después de concluir uno de los otros dos ensayos que probaron la eficacia de la circuncisión en Kisumu (Kenia) y que fueron presentados en la edición de 2008 de la Conferencia Internacional del Sida. Estos datos reflejaron una eficacia de la circuncisión a largo plazo del 65%, sin que se advirtiese un aumento en los comportamientos de riesgo.

Referencias: Kong XR, et al. Longer-term effects of male circumcision on HIV incidence and risk behaviors during post-trial surveillance in Rakai, Uganda. Eighteenth Conference on Retroviruses, Boston, abstract 36, 2011.

Gray RH, et al. Male circumcision for HIV prevention in men in Rakai, Uganda: a randomised trial. The Lancet 369(9562):657-666. 2007. Abstract original del estudio.

Abstract y webcast

Puedes consultar el abstract de este estudio en el sitio web oficial de la conferencia:

Abstract 36: www.retroconference.org/2011/Abstracts/41239.htm

También puedes ver los webcasts de las presentaciones realizadas en la CROI 2011.

El webcast de la sesión sobre Prevención del VIH: HIV Prevention: HSV2, Topical and Oral PrEP, and Circumcision incluye la presencia como oradora de Xiangrong Kong.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD