Los estados miembros de la Commonwealth deben derogar las leyes discriminatorias contra los hombres gays

Roger Pebody

Con motivo del encuentro bienal de los jefes de gobierno de la Commonwealth (que tiene lugar hoy, 27 de noviembre), grupos de la sociedad civil han hecho un llamamiento a los estados miembros para que deroguen la legislación discriminatoria procedente de la era colonial.

En particular, se refieren a las leyes que criminalizan las prácticas sexuales entre hombres.

La Declaración de Puerto España de la Sociedad Civil, acordada el pasado miércoles, instó a los países de la Commonwealth a “que trabajaran de forma activa para eliminar y prevenir la creación de una legislación que menoscabe la prevención eficaz del VIH basada en pruebas, el tratamiento y la atención médica de los grupos marginados y vulnerables, como las minorías sexuales, las personas trabajadoras del sexo y también las usuarias de drogas”. Además, los grupos de la sociedad civil pidieron que los estados miembros “dictaran leyes antidiscriminatorias en apoyo de las personas con VIH para el año 2011”.

Sólo seis de las 53 naciones que componen la Commonwealth han revocado las leyes que criminalizan a los hombres gays y a otras minorías sexuales. Además, el parlamento ugandés está estudiando un proyecto de ley contra la homosexualidad, que prevé la pena de muerte para los hombres gays con VIH que sigan practicando sexo, al tiempo que criminaliza la conducta homosexual y cualquier reconocimiento público relativo a la existencia de esta orientación sexual.

Stephen Lewis, anterior enviado especial de las Naciones Unidas sobre VIH/sida en África afirmó: “Si la Commonwealth no aborda este problema de la ley ugandesa y la creciente legislación homofóbica en la zona del Caribe, los nobles principios de dicha organización quedan hechos trizas”.

También destacó que la criminalización de la homosexualidad desalienta el acceso a los servicios preventivos y de tratamiento. Sin embargo, señaló que el cambio legislativo es posible, dado que, por ejemplo, todos los países de Latinoamérica han eliminado ya la legislación contra los hombres gays, facilitando así la prevención del VIH. El Tribunal Supremo de la India derogó, en julio de 2009, un estatuto que databa de la época colonial en el cual se criminalizaba el sexo entre hombres.

El periódico The Guardian de hoy (27 de noviembre) recoge la opinión del activista británico en derechos humanos Peter Tatchell: “Durante dos décadas, los líderes sucesivos de la Commonwealth han evidenciado su fracaso sistemático y persistente a la hora de hacer frente a la violencia y discriminación homofóbicas, sin importar lo extremas que sean”.

Asimismo subraya las penas relacionadas con la práctica consentida de relaciones entre hombres en algunos países de la Commonwealth. “Las relaciones entre miembros del mismo sexo comportan penas máximas de cadena perpetua en Uganda, Bangladesh, Guyana y Sierra Leona. Suponen 20 años y azotes en Malasia y 14 años de prisión en Nigeria, Kenia, Malaui y Papúa Nueva Guinea. Doce estados de Nigeria aplican la sharia y la pena de muerte”.

La mayor parte de los países miembros de la Commonwealth se encuentran en África y el Caribe, las dos zonas con las prevalencias de VIH más elevadas del mundo.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD