Los diagnósticos tardíos del VIH están relacionados con unos costes económicos elevados a largo plazo

Michael Carter

La demora en el diagnóstico del VIH se relaciona con unos mayores costes sanitarios tanto a corto como a largo plazo, según informa un equipo de investigadores canadienses en la edición digital de AIDS.

A lo largo del primer año posterior al diagnóstico, los costes sanitarios totales fueron de casi 20.000 dólares canadienses (unos 14.200 euros al cambio actual) por paciente en el caso de los que tenían un recuento de CD4 inferior a 350 células/mm3, en comparación con cerca de 8.000 dólares canadienses (unos 5.700 euros) al año en personas con mayores recuentos de estos linfocitos. Aunque posteriormente los niveles de CD4 aumentaron de forma significativa entre los pacientes que recibieron un diagnóstico tardío, sus gastos sanitarios a largo plazo siguieron siendo más caros.

“Las recientes recomendaciones sobre la realización de una prueba del VIH de forma más generalizada y de comenzar antes la terapia antirretroviral con recuentos de CD4 mayores no sólo pueden tener implicaciones clínicas y de salud pública, sino que también pueden tener un impacto económico”, escriben los autores.

Las actuales directrices de tratamiento del VIH aconsejan el inicio de la terapia antirretroviral cuando el paciente tiene un recuento de CD4 en torno a las 350 células/mm3. Sin embargo, muchas personas reciben el diagnóstico cuando su nivel de CD4 está por debajo de este nivel. El diagnóstico tardío del virus es el motivo que subyace detrás de gran parte de las enfermedades y muertes relacionadas con el VIH que tienen lugar en los países más ricos.

La investigación sugiere que el retraso en el diagnóstico del VIH puede suponer unos costes sanitarios más elevados. Este estudio necesita actualizarse, ya que se centra en pacientes con un recuento de CD4 inferior a las 200 células/mm3, muy por debajo del umbral fijado en la actualidad para empezar el tratamiento anti-VIH. Además, no se dispone de información acerca de las implicaciones a más largo plazo que tiene el diagnóstico tardío.

En consecuencia, un equipo de investigadores de Alberta (Canadá) reunió información sobre los costes totales de la atención y tratamiento de 134 pacientes diagnosticados de VIH entre 1998 y 2003. En el momento del diagnóstico, 79 (59%) de ellos tenían un recuento de CD4 por debajo de 350 células/mm3 y los expertos consideraron que se ‘presentaron tarde’ (a hacer la prueba).

La mediana en el recuento de CD4 en el momento del diagnóstico fue de 134 células/mm3 en el caso de los que se presentaron tarde y de 507 células/mm3 en el del resto de los pacientes.

Los costes sanitarios en el primer año tras el diagnóstico supusieron una media de 19.917 dólares canadienses (14.140 euros) cuando se trató de pacientes que fueron diagnosticados tarde, frente a 7.840 dólares canadienses (5.560 euros) en los que tenían un mayor recuento de CD4.

En el caso de los pacientes diagnosticados de forma tardía, el 57% de los costes fueron atribuibles a los antirretrovirales y otros fármacos, el 21%, a la atención ambulatoria y el 22%, a la atención durante ingresos hospitalarios.

Cinco años después del diagnóstico, los costes sanitarios anuales se habían reducido a 15.715 dólares canadienses (11.160 euros) en los pacientes diagnosticados de forma tardía e incrementado hasta 8.863 dólares canadienses (unos 6.300 euros) por cada paciente diagnosticado cuando tenía un recuento de CD4 superior. La mayor parte de este aumento se debió a que los pacientes empezaron a tomar el tratamiento anti-VIH, pasando la proporción de un 44% en el primer año tras el diagnóstico a un 71% en el quinto año.

Los recuentos de CD4 fueron similares entre los dos grupos de pacientes al quinto año (458 frente a 463 células/mm3). De todos modos, los costes sanitarios de las personas diagnosticadas tarde siguieron siendo superiores en un 76%.

“Los programas para promover de forma muy activa las pruebas tempranas pueden comportar un ahorro para toda la población, tanto a corto como a largo plazo, si se logra que una mayor proporción de pacientes reciban el diagnóstico y accedan a la atención médica cuando su recuento de CD4 es más alto”, concluyen los autores.

Referencia: Krentz HB and Gill J. Despite CD4 cell rebound the higher initials costs of medical care for HIV-infected patients persist for 5 years after presentation with CD4 counts less than 350. AIDS, advance online publication, September 16 2010. DOI: 10.1097/QAD.0b013e32833f9e1d, 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD