Un número récord de personas accede a la atención del VIH en el Reino Unido

Roger Pebody

El número de personas que acceden a clínicas del VIH se ha triplicado en diez años, lo que refleja la cifra récord de población que vive con el virus en el Reino Unido, según datos hechos públicos recientemente por la Agencia para la Protección de la Salud (HPA, en sus siglas en inglés). En su informe, también se destaca los problemas continuos que suponen el diagnóstico tardío y el tratamiento del VIH, así como el aumento de los casos de transmisión del virus por vía heterosexual en el Reino Unido.

La cantidad de diagnósticos nuevos de VIH sigue siendo alta, pero ha permanecido estable a lo largo de los últimos cuatro años. En 2007, siete mil setecientas treinta y cuatro personas dieron positivo en la prueba del virus de la inmunodeficiencia humana.

No obstante, se han detectado aumentos mucho mayores en el número de personas que acceden a los servicios de tratamiento y atención sanitaria. En 2007, un total de 56.556  acudió a clínicas del VIH, lo que supone un aumento del 9% en un solo año; por otra parte, esto supone multiplicar por tres el número de personas que recibían atención en 1998 (17.911 pacientes).

A lo largo de la última década, en algunas regiones se han observado unos aumentos especialmente importantes de la población que accede a la atención sanitaria. La autoridad sanitaria estratégica del Este de Inglaterra ha observado cómo el número de pacientes se multiplicó por siete, mientras que en la zona de Midlands del Este (‘East Midlands’), el aumento fue de seis veces. Por su parte, la proporción total de pacientes tratados en Londres ha disminuido de un 63 a un 48%.

El informe también refleja el modo en que la población con VIH ha envejecido a lo largo de la última década. En comparación con 1998, en 2007 el número de personas de 50 años o más de edad que estaba accediendo a los servicios de atención sanitaria fue cinco veces superior; actualmente, esto supone el 15% de los pacientes que acuden a clínicas del VIH.

Aunque al 70% de las personas que acuden a clínicas del VIH se les prescribió una terapia antirretroviral (TARV), no fue el caso de casi una de cada cinco de las que tenían un recuento de CD4 inferior a 200 células/mm3. En consecuencia, la Agencia para la Protección de la Salud recomienda: “Debería trabajarse para desarrollar nuevas vías de atención que fomenten un inicio más temprano de la TARV”.

Además, el 31% de la población recibe un diagnóstico tardío (cuando su recuento de linfocitos CD4 es inferior a 200 células/mm3 en los tres meses del diagnóstico). Esta proporción varía, en gran medida, atendiendo a distintos grupos poblacionales (al 42% de hombres heterosexuales y al 36% de mujeres heterosexuales se les da un diagnóstico tardío, en comparación con el 19% de los hombres gays y bisexuales).

En consecuencia, en el informe se pone de relieve que, en las nuevas directrices británicas para la realización de pruebas del VIH, se recomienda que, en las zonas del país donde la prevalencia del virus es alta, los profesionales sanitarios ofrezcan la posibilidad de hacer el test a todas las personas adultas que acudan para consultas de medicina general o que son ingresadas para recibir atención médica.

En cuanto a la proporción de nuevos diagnósticos por grupo de prevención, el 55% se produjo en personas que adquirieron la infección por un contacto heterosexual (1.690 hombres y 2.570 mujeres). Los hombres que practican sexo con hombres (HSH) supusieron el 41% de los nuevos diagnósticos (más de 3.000 hombres diagnosticados en el año 2007 frente a unos 2.000 en el 2002). Por su parte, el número de nuevas infecciones relacionadas con el uso de drogas inyectables (180 personas) y la transmisión de madre a hijo (110 bebés) sigue siendo bajo.

Mientras que el número de nuevos diagnósticos entre HSH ha aumentado de nuevo, el total de población que ha adquirido el VIH por vía heterosexual ha disminuido en casi un 15% desde que alcanzó su valor máximo en 2004. De cualquier modo, esto puede deberse a cambios en los patrones de migración, ya que la reducción, en gran parte, se produjo en las infecciones por vía heterosexual contraídas en el extranjero.

De hecho, existen signos evidentes de un aumento constante en la transmisión heterosexual del VIH en el Reino Unido:

  • El número de nuevos diagnósticos adquiridos por transmisión heterosexual del virus en el Reino Unido ha aumentado de 540 a 960 casos en los últimos cinco años. Se cree que casi la cuarta parte de las infecciones se producen por vía heterosexual en el país.
  • La prevalencia de VIH entre las mujeres nacidas en el Reino Unido que dan a luz en Londres ha aumentado del 0,03% en el año 2000 al 0,07% en el 2007.
  • La prevalencia del virus sin diagnosticar entre las personas heterosexuales nacidas en el Reino Unido que acuden a los centros de salud sexual de Londres ha pasado del 0,25% en el año 2000 al 0,41% en el 2007.

Por consiguiente, la HPA recomienda que las intervenciones sobre salud sexual “sean reforzadas y ampliadas para satisfacer mejor las necesidades de la población que vive en situación de alto riesgo de adquirir el VIH en el Reino Unido, especialmente las personas heterosexuales de origen negro africano y los hombres que practican sexo con hombres”.

Referencia: Health Protection Agency. HIV in the United Kingdom: 2008 Report.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD